Entrevista a Julius K. (“Karl”) Anderssen (reemplazo de la marina en el ejército)


Julius K. (“Karl”) Anderssen
(reemplazo de la marina en el ejército)

Entrevista realizada por Eric Tobey
Publicada en el Die Neue Feldpost y subida a la web “Der Erste Zug”
http://www.dererstezug.com/VetAnderssen.htm
Traducción realizada por Schuller

INTRODUCCIÓN
La entrevista que sigue se llevó a cabo en la noche del 2 de abril de 1992 en un restaurante en Stamford, Connecticut, EEUU. Julius K. (“Karl”) Anderssen era uno de los miembros de la Kriegsmarine, que fue transferido al Ejército en los últimos meses de la guerra. Mientras que parecía ser una persona más bien reservada, su trato se abrió considerablemente cuando habló de su servicio naval, y estaba dispuesto a ir a grandes detalles para describir sus experiencias en la Kriegsmarine. Cuando llegó a sus recuerdos de la vida en la infantería (a la que había sido transferido) se evidenció que sus sentimientos eran menos agradables y sus recuerdos menos vívidos. Sin embargo, aportó unas cuantas anécdotas interesantes como se verá.

Nació en Segeburg que es una pequeña comunidad en las regiones del norte de Alemania, en 1917, y en su juventud fue miembro de la Juventud Hitleriana Marina. Esta organización, que era una versión naval de las HJ, era obviamente una de las experiencias más agradables de la juventud de Julius. Describió viajes breves sobre el mar Báltico, en pequeñas embarcaciones de vela y visitas de buques de guerra alemanes. En 1938 se ofreció como voluntario para la marina de guerra alemana, la Kriegsmarine.

Su especialidad fue la artillería e hizo una breve temporada a bordo del famoso Scharnhorst antes de ser asignado al servicio de los destructores y otras pequeñas embarcaciones. Mientras servía en mantenimiento costero durante el invierno de 1940-1941, se resbaló en un soporte de un cañón helado y se fracturó el cráneo. Los problemas resultantes le dejaron incapacitado para el servicio de mar, muy a su pesar.

Él realizó varias tareas costeras en Noruega hasta el verano de 1944, cuando empezamos la historia en sus propias palabras:

ENTREVISTA

¿Cómo le transfirieron fuera de Noruega?
A mi comandante no le gustaba yo y ordenó mi traslado. Después de conseguir servicio en tierra creo que me frustré y me metí en algunos problemas. Me despojaron de mi Dienstgrad (rango). Me convertí en “la arena de la bota” de mi comandante, por lo que se deshizo de mí. Se suponía que debía ir a la base naval en Wilhelmshafen para la reasignación, pero esto en realidad me gustaba porque quería ir al mar y la única manera que se podía hacer era ser transferido a Alemania.

En ese momento, se estaban moviendo tropas de Noruega a Francia. Me pusieron en un barco con un grupo de estos soldados. Al principio, yo estaba preocupado porque tenía que hacer el viaje en barco, pero el viaje me hizo muy feliz porque no he sufrido de mi conmoción tras el accidente en Noruega como solía hacerlo antes. Estaba seguro de que estaba listo de nuevo para el servicio en el mar.

¿Dónde desembarcó? ¿Cómo volvió a Alemania?
Llegué a Amberes en junio de 1944, y casi tan pronto como me bajé del barco, mi licencia fue cancelada. Me pusieron temporalmente en un Marine-Flak Abteilung. Luego, en agosto el frente se derrumbó y todos corrieron para Alemania. Había 4 o 5 de nosotros sentados en la barandilla de un puente en las afueras de un pueblo llamado Geel cuando escuchamos un sonido de disparo. Algún terrorista estaba disparando contra nosotros con un revólver, estábamos bastante lejos para la distancia efectiva del arma, tal vez 200 metros. No saltamos al suelo de inmediato, ni nada, supongo que no estábamos muy preocupados. A continuación, una bala me impactó aquí (señala a su lado izquierdo, cerca de 15 centímetros por debajo de la axila). Un golpe de suerte para él, y una mala suerte para mí. Pech, diríamos en alemán. Pero por suerte era una bala de revólver, si hubiera sido una bala de fusil me habría matado. A continuación, una media docena de terroristas aparecieron, por lo que mis compañeros me recogieron y nos fuimos.

Mis compañeros encontraron un convoy médico de la Luftwaffe que me acogió y me llevó a Alemania, donde me pusieron en un hospital cerca de Hamburgo. Una noche de septiembre el hospital fue alcanzado por una bomba perdida y se desmoronó. Era peor que recibir un disparo, los heridos no habían sido trasladados y gritaban, era terrible.

¿Cuándo fue transferido al Ejército?
No me acuerdo exactamente, quizás en octubre o noviembre del 44. Me dejaron salir del hospital y fui a un Genesenden Abteilung (unidad de recuperación) donde otros hombres heridos o enfermos fueron reunidos antes de volver al mar. A continuación, cada uno de nosotros recibió la noticia de que íbamos al Heer, o el Ejército. Recuerdo algunos de los hombres estaban contentos porque pensaban que en ese momento de la guerra no tendrían una posibilidad muy buena de sobrevivir si se quedasen en la Armada y fuesen a la mar. Pensaron que las probabilidades eran más favorables en tierra. Yo no, hubiera preferido tomar el riesgo y hacerme a la mar.

¿Tuvieron que entregar a su vez todos sus uniformes de la Marina y el equipo?
Fuimos al “Kammer” devolvimos todos nuestros uniformes azules. Ya sabe, la Marina le suministraba material azul para el mar y el trabajo portuario, y material verde para trabajar en tierra. Le dí al tipo en el mostrador toda la ropa azul, que era lo mismo que me habían suministrado la semana anterior! No conservamos mucho, sólo una camisa, un jersey, calcetines, chaqueta, pantalón verde, y ciertas cosas que se suponía que eran imprescindibles, como el cinturón, máscara de gas, y el casco.

Después fuimos al Kaserne (cuartel) del ejército en la Lüneburger Heide, primero en tren, pero luego marchamos a pie pues una sección de la vía fue bombardeada.

En el Kammer (depósito de vestuario) del Ejército nos entregaron uniformes del Ejército y equipos. Afuera había un camión de la Kriegsmarine, y salimos fuera y tiramos el resto de nuestras cosas de la Marina en el camión.

¿Recibió una reequipación completa? El Ejército le dio un equipo completo? Incluso el casco y el cinturón? (aunque ya los tenía de la marina)
(Se ríe) Ya lo creo que sí! Los alemanes son muy eficientes! Pero conservamos unos pocos artículos. Hemos mantenido nuestras botas de la Marina, calcetines, ropa interior, y así sucesivamente. Estas eran las cosas que la Marina no quiso dar a otra persona. Esto fue bueno para nosotros porque teníamos un montón de extras entonces, y el material de la marina era superior al del Ejército.

Al igual que las botas. En Bremen la marina nos dio las botas con Beschlag (tachuelas), en la parte inferior. Los chicos del Ejército estaban recibiendo botines que se calaban. Los soldados del Ejército estaban siempre tratando de conseguir las botas altas porque eran mejores. Yo perdí las mías a un soldado en una apuesta.

Pero para responder a su pregunta, todo lo demás lo tiramos al tipo en la parte trasera del camión de la Marina.

¿Usted sabe cómo distinguir a un camión de la Marina?

Por el número de placa. Los de la Armada ponen “WM” de “Wehrmacht Marine”. Y los camiones de la Marina están siempre limpios y funcionan mejor que los camiones del Ejército. ¿Sabes por qué? Porque los mecánicos de la Marina fueron educados para trabajar en buques de guerra, que eran mucho más complicados que los camiones!

¿Qué pasó con su documentación, al igual que su Soldbuch. ¿El Ejército le dió un nuevo conjunto de documentos?
No me acuerdo. Pero sí, siempre había un montón de papeles, los alemanes son muy aficionados a los documentos. Además, las guerras son realmente luchadas con papeles, no con las balas, así que tuvimos un montón de papeles.

¿Qué División le asignaron? ¿Cuál era su trabajo?
No recuerdo el número de la división, nunca se utilizaba el número. Si se tratase de un barco, probablemente me acordase del nombre y el número de cañones que tenía también, pero no el número de alguna unidad del ejército en la que llevaba sólo unos pocos meses. Además, si se quería que todos los hombres de la unidad acudiesen, gritaban, “Grupo de Schonheim, venid aquí!” Ellos utilizan el nombre del comandante. Yo era el hombre número 1 en el PAK (cañón antitanque). Esto significaba que yo era el que cargaba el arma. El Richtschütze (apuntador del cañon) apuntaba el arma, él se ponía a la izquierda del cañón detrás del escudo protector. Yo estaba en la derecha con el gatillo de disparo y una ranura de casquillos y era quien cargaba y disparaba el arma cuando el apuntador daba la orden de Feuer!. Era común poner hombres de la Marina en los cañones grandes porque tenían experiencia con el Schießwesen (artillería?). Todo el mundo en nuestro equipo venía de la Marina, excepto el conductor del tractor que era del Ejército. La nuestra era la segunda batería. El apuntador del cañón había estado en un U-Boat (submarino). Y no estoy siendo orgulloso cuando le digo que los artilleros Marina conseguían siempre mejores disparos que los artilleros del Ejército. Esto fue bueno en el campo, ya que se pondría a los mejores equipos en los puestos que tenían mayor distancia de tiro. Si usted fuera de un equipo malo, puede ser que te pusieran en una posición en la que se va a disparar de cerca, como en la curva de una carretera. Y esto era malo, porque entonces no siempre tienen la oportunidad de escapar.

¿Qué tipo de cañones antitanque tenía su unidad, y qué se utiliza para remolcarlos?
Los cañones fueron llamados PAK que es acrónimo para Panzerabwehrkanone. No recuerdo exactamente su tipo, disparaban una Granate (cartucho), que debía ser de unos 7 centímetros, era un cañon muy común (nota: probablemente un 75mm PAK 40). Tuvimos tractores para tirar de ellos.

¿Semiorugas?
No, de oruga completa, como un bulldozer ligero (probablemente un RSO?). Nos pasamos un montón de nuestro tiempo tratando de esconderlos de la Fuerza Aérea estadounidense. Nosotros siempre tratamos de tener más de una posición lista para el arma. Cuando los tanques americanos llegaban, se disparaban, y luego se llevaba el tractor cuando los Amis (argot alemán para los americanos) se retiraban. A continuación, se trasladaban a otra posición, para que pudieran sorprender en otra dirección y para que no pudiesen alcanzarte con su artillería pesada. La artillería norteamericana era muy, muy buena. Zerstorungsfeuer (ráfagas destructivas) que venían rápido, precisas y muy pesadas. Montábamos en el tractor cuando toda la unidad estaba en movimiento, pero en un combate era más seguro seguirles a pie desde más lejos. Se suponía que debíamos estar cerca del tractor, pero los tractores eran buenos objetivos, así que estuvimos en la mayor medida posible lejos de ellos en combate. No podían dejarte atrás porque eran muy lentos.

Describa su formación en el Ejército.
No recuerdo mucho, no podría haber sido muy interesante. Nos enseñó a manejar el PAK y la forma de cavar hoyos y ocultarse, cosas así. Nos dieron nuestra formación detrás de las líneas del frente en Württemberg.

¿Estuvo usted en combate en varias ocasiones, se acuerda de alguna de las batallas?
Fue una batalla para solo hacer tu trabajo, fue MISERABLE. Frío y húmedo, con hambre, con miedo. Así es la vida en el Ejército, PODRIDA. Yo estuve en un par de luchas, ese era mi trabajo. Pero había que vivir como un animal, no civilizado, como en un barco. Nuestro tractor fue volado en pedazos, así que no podíamos mover nuestro cañón. Los norteamericanos vinieron desde nuestro flanco, así que se escapamos y abandonamos el cañón y lo dejamos allí. A continuación, los oficiales nos pusieron en una Alarmzug, o unidad de emergencia. Se suponía que íbamos a ser ahora infantería. Nuestro oficial era un hombre que ya había perdido a todos sus hombres, pero todavía tenía ansias de batalla. Podríamos decir que tenía un “dolor de garganta”, en otras palabras, que sólo quería un Ritterkreuz (Cruz del Caballero) para ponerse en su cuello. ¡Qué montón de mierda!, esto era demasiado. Estábamos tan cansados, la primera vez que nos sacaron a nosotros decidimos rendirnos, por lo que corrimos hasta este pequeño barranco para escapar del oficial, luego salimos y nos entregamos. Esto fue en febrero de 1945, creo que fue hacia el comienzo del mes, no puedo recordar. Nos metieron en la parte de atrás de un camión, y nuestro apuntador del cañón estaba tan cansado que se cayó. Los americanos lo dejaron allí tirado. No sé qué pasó con él. Creo que su nombre era Hauser. Unteroffizier Hauser. Volví a Alemania de Francia en 1946. Me mudé a Newark en 1954 y a California en 1960.

La mayor parte de los combates en los que estuve se llevaron a cabo en la región de Alsacia-Lorena, o como las llamábamos Elsaß y Lothringen (eran consideradas parte de Alemania entonces). Estábamos luchando por un pueblo llamado Bitche que finalmente perdimos. Ja, ja. Finalmente lo perdimos TODO, incluyendo partes de la Patria! En ese momento, cualquier persona con un cerebro sabía que la guerra estaba perdida, con los rusos rodando sobre nuestros hombres en el este y los otros aliados en el oeste. Luchar duramente contra los aliados occidentales no tenía mucho sentido. Cada día que deteníamos el avance de tus compatriotas (el interlocutor es americano) significaba un día más para que los rusos capturasen más de nuestra tierra alemana en el Este. Lo que deberíamos haber hecho era correr como locos del oeste a defender el este en el momento en que parecía que la guerra estaba perdida. Pero hay que entender que tuvimos un muy fuerte sentido del deber, y así fue como seguimos luchando.

¿Cómo le trataron los GI’s (soldados americanos) cuando fueron capturados?
Bien, no estuvo mal. Pero no estábamos luchando. Mire, si fuese a tratar de entregarse durante el curso de una batalla o después de una, entonces usted podría morir. Ellos no sabían que estábamos allí, acabábamos de salir del bosque con una toalla blanca en un palo. Era diferente si estuviera luchando contra ellos. Uno de ellos me preguntó en alemán si tenía un reloj. Cuando le dije que no, se fue al prisionero de al lado y le preguntó lo mismo. Muy educado, ja, ja. De hecho, el único incidente que ocurrió fue cuando llegamos a Francia prisioneros, que marchábamos a través de esta ciudad francesa, cuando un civil se acercó y me golpeó la gorra de la cabeza, así que perdí mi gorra, no me dejaban detenerme a recogerla.

¿Realmente tiene un reloj?
No me acuerdo. Pero yo tenía uno muy bonito cuando me fui de Noruega – Era un reloj que la Armada utiliza para la sincronización del tiempo de vuelo de los proyectiles de artillería o algo así. Fue un buen reloj realmente, pero lo perdí después de haber sido herido en Holanda.

¿Así que estar en el ejército no se compara con estar en la Marina?
Dios mío, no! En el Ejército se vive como un animal. Cavando en la tierra, el barro en los oídos. La vida en el barco no siempre es tan limpia como debería ser, pero no como vivir en el campo. Si usted está en el mar en una tormenta, te mojas y tienes frío. Entonces en algún momento sale el sol y te seca y te hace sentirte bien. En el Ejército, te sientas en el lodo y el agua helada. Al día siguiente sale el sol, pero aún así todavía estás mojado y sucio. Te mantienes sucio.

La Marina tenía una sensación diferente a él, también. La marina de guerra era más serio, más orientado a la tecnología. Así que supongo que tenía una concepción más moderna, más clase. En la Luftwaffe había un sentimiento similar, creo.

Pero el Ejército era triste y crudo. Que me pareció que todo ello se basaba solo en el sacrificio, en lugar de hacer lo que tiene más sentido. No sé, es difícil de describir.

Recuerdo una vez, estábamos todos sentados en el frío y la suciedad, pero entonces recibimos comida caliente y correo, al mismo tiempo. Los chicos del ejército estaban sentados con una gran sonrisa diciendo: No es esta genial!?, ¡Qué risa pasé!

La marina de guerra estadounidense se supone que tienen una mejor alimentación que vuestro Ejército. Fue este pensamientocierto en el Ejército alemán?
(Risas) En comparación con lo que se come aquí en los EE.UU., era del todo malo. No recuerdo mucho, excepto que era malo. Y nunca es suficiente, teníamos hambre la mayor parte del tiempo. Una cosa que recuerdo era la salchicha con vitaminas. Se veía como una Leberswurst (paté de hígado) lleno de una pasta gris repugnante. Se suponía que iba a estar lleno de vitaminas y bueno para tí, pero era un asco. También nos gustaría conseguir el alimento de la población civil, pero no fueron mucho mejor de lo que recibíamos la mayoría del tiempo. Cuando estábamos en la Marina, se podían conseguir paquetes de casa. En el Ejército, ni siquiera recibíamos muchas cartas, y eso sin mencionar paquetes. Si mal no recuerdo, sin embargo, algunas de mis cartas les llegaron a ellos, pero yo no recibí las suyas.

¿Qué rango tenía en el Ejército?
Gefreiter. Yo estaba en la Marina de “Maat”, que habría sido un sargento en el ejército, pero fuí degradado en rango después de tener algunos problemas en Noruega. Estaba frustrado por haber quedado en tierra y creo que me volví un poco salvaje. Fui degradado a “Matrosen”, entonces ascendido en el Ejército a Gefreiter.

¿Qué decoraciones logró?
Verdienstkreuz mit Schwerten (cruz al mérito con espadas), placa de campaña de Narvik , Verwundetenabzeichen (insignia de herida), medalla de destructor. El único que llevaba encima era la Verwundetenabzeichen que me dieron en el hospital cerca de Hamburgo. Los otros los perdí cuando me trajeron de Holanda, que no era malo, porque el Ejército dio a los marineros un momento difícil cuando les pillaban luciendo sus medallas de la Marina. Estaba en las reglas, pero ellos pensaron que era realmente malo para la moral y podía dar información embarazosa para el enemigo.

¿Cuál fue tu mejor experiencia en el Ejército?
La primera vez que salí del puerto en el Scharnhorst.

Quiero decir en el Heer, en el ejército de tierra.
No había ninguna buena experiencia, todas eran malas. Si hubiera alguna buena realmente, las demás malas las bloquearían de mi mente.

De acuerdo, ¿cuál fue su peor experiencia, entonces?
Cuando me pusieron en el ejército de tierra, y me di cuenta de que no iba a ir de nuevo al mar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales, Biografías, Entrevistas a veteranos alemanes, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s