Entrevista a Karl Wegner, 352 ID, Grenadier regiment 914


Expresar mis agradecimientos a “Der Erste Zug”, que me ha concedido permiso para traducir estas entrevistas

Karl Wegner
(352 división de infantería, regimiento de granaderos 914)

FUENTE:
Entrevista realizada por Eric Tobey, del boletín de noticias “Die Neue Feldpost”, en junio de 1993, y publicada en la fantástica web de recreación histórica del heer alemán: “Der Erste Zug”
http://www.dererstezug.com/VetWegner.htm

Traducción hecha por Schuller
Nota: las palabras entre paréntesis son aclaraciones que he incluido para facilitar la comprensión de la terminología militar alemana a aquellos que no estén familiarizados, o se refieran a un detalle histórico concreto que sea desconocido por muchos.

INTRODUCCIÓN
El veterano, un caballero llamado Karl Wegner, es un ex miembro del Regimiento de Granaderos 914 de la División 352 de infantería.

El señor Wegner es uno de los pocos veteranos que ha sabido responder a todas las infames “102 preguntas para los veteranos alemanes”, y sus respuestas constituyen una verdadera mina de oro de información para poder entender mejor el funcionamiento del ejército alemán de la época.

ENTREVISTA
¿Alguna vez usó su uniforme HBT en el combate?
En Normandía se llevaba todo el tiempo, aunque por la noche era muy fría hasta el final de junio. Tuve un par de pantalones holgados HBT que eran bastante cómodos y una túnica que tenía el mismo patrón de corte que la de servicio normal, con la misma insignia en ella.

¿Por qué en algunas chapas de identificación falta la letra del tipo de sangre? Se tatuaba?
No estoy seguro, pero mi tipo de sangre se había impreso en mi chapa cuando me llamaron, yo me acuerdo. Nunca he tenido un tatuaje como el SS pero sí conocí a un tipo que llegó un año después de mí, que tenía su tipo de sangre estampado en su chapa y tatuado en su pie. Dijo que le dieron el tatuaje en la formación y no se podía caminar por un par de días y las infecciones fueron numerosas. Podría haber sido un experimento, pero si te vuelan el pie era inútil.

¿Llevaba su Soldbuch en el frente?
Cuando se puso en alerta la primera semana de junio se los llevaron lejos de nosotros y nos dieron pequeñas KennKarten (tarjetas de identificación), pero al cabo de 2 días después de que comenzaron los enfrentamientos los tuvimos de vuelta porque los empleados de retaguardia simplemente no tenían el tiempo o gasolina para transportarlos y muchos de ellos estaban siendo presionados en la infantería.

¿Qué canciones cantaban?
Bueno, cantamos Lili Marlene, Westerwald, Argonnerwald, Der Jäger aus Kurplatz, y muchos otros. Mi favorito era el del Erika. Aprendimos muchas canciones sucias en alemán y francés.

Describa cómo su pelotón fue organizado.
Nuestro Gruppe eran siempre de 9 hombres, Unteroffizier o Obergefreiter al mando, un equipo de MG, y el resto de los hombres. En el combate que se redujo a alrededor de 4 o 5 en torno a la MG. Si perdías la MG del Gruppe, eras más utilizado en los ataques y contraataques, mientras que aquellos con las ametralladoras estaban de apoyo. Nunca perdimos la nuestra, lo sé porque yo era el número 1!

Describa el Marketenderwäre.
Bueno, podiamos comprar cosas de la Kantine o Krammer (cantina y mercadillo militar), pero opté por comprar cosas de la gente del lugar en Normandía ya que nos permitió comerciar u obtener mejores ofertas y alimentos. Como yo no fumo envié mi tabaco suministrado reglamentariamente y lo que podía comprar barato a casa de mi padre, pero yo conservé algunos para su uso como dinero con los franceses y he vivido muy bien por casi nada.

Describir el uso de Fußlappen frente a calcetines
Nunca me dieron Fußlappen, sólo calcetines. Algunos de los hombres mayores los tenían, pero nunca tuve que preocuparme por el tiempo que se tardaba en poner en un par de botas cuando los llevaba puestos.

¿Qué es lo que tenía: Mochila, Tornister, o un A de combate?
Yo tenía tanto una mochila y un A de combate. La mochila era de gran capacidad y muy agradable para poder encajar todo. El A de combate que llevaba a lo largo de los combates, era cómodo y llevaba justo lo que necesitaba atado a él o en la bolsa que se enganchaba al mismo.

¿Ha puesto su nombre en cualquier elemento de uniforme o equipo?
Sí, lo hice. Tuvimos que hacerlo de acuerdo a la normativa, con la pluma o el lápiz y la pintura marqué todo lo que me suministraron.

  ¿Se deshizo usted de la máscara de gas?
No hasta el 7 de junio 1944. Nadie nos revisó el equipo en todo el tiempo de los combates. (Nota: el entrevistado a pesar de no haber llevado la máscara en la campaña seguramente ha conservado el bote para otros usos, como era costumbre, aunque no se menciona directamente)

Describa las actividades diarias de formación.
Bueno, eso fue hace mucho tiempo y se ha desvanecido un poco en mi memoria, a diferencia de los recuerdos de la época. Me parece recordar que se despertaba a las 5 am y luego nos mantenían ocupados durante todo el día, con las inspecciones de la formación y la limpieza de esto o aquello. Y en Slany CSSR todavía tenía que hacer tareas de ocupación como de patrullaje y de guardia en la ciudad.

¿Cómo se llevaba con las otras ramas: la Marina, Luftwaffe, SS?
Nunca tuvimos un problema con cualquiera de las ramas de servicios, excepto los de las SS. Ellos actuaban al margen, incluso los soldados rasos, absolutamente seguro de que habían sido mejor entrenados y equipados y todo, pero eso no es excusa para empujar a otros soldados a un lado debido a su actitud arrogante.

Describa sus raciones de campaña.
Esto es simple: todo lo que podría gorronear o lo que sea que los cocineros hubieran encontrado muerto en el camino para alimentarnos, ja ja ja. Pero la comida era mala, que es una de las razones por las que se comía por la noche, así no hay que mirarlo!

¿Qué condecoraciones recibió?
Me dijeron que me clasifiqué para la Placa de Asalto de Infantería y el distintivo de combate cuerpo a cuerpo. Nunca los recibí, pero el señor Milano, que ha hecho posible esta entrevista me ha puesto en contacto con las autoridades competentes para obtenerlos ahora.

¿Dónde dejaba la gorra cuando no la llevaba puesta?
Metida en el cinturón, los bolsillos inferiores de la chaqueta, bolsa de pan, y en cualquier otro lugar que era conveniente en ese momento.

¿Qué era el “Putz und Flickstunde”?
Hacer limpieza de los barracones. Tuve el honor de la limpieza de las letrinas.

¿Qué es lo que comprueban en una Appell (inspección)?
Por supuesto que todo el mundo estaba presente y listado. Además, nuestros uniformes tenían que estar en forma adecuada, sin botones sueltos o suciedad, que nuestro equipo fuera alineado correctamente, al igual que el centro de la hebilla del cinturón en línea con la línea de los botones de la túnica, etc ..

¿Hubo diferencias entre las tropas de las diversas regiones de Alemania?
Bueno, el dialecto de hecho. A veces no podía entender a esos tipos de Hunsruck y no me entendían ellos a mí. Los berlineses estaban al margen, los bávaros eran ruidosos y amantes de la diversión, los hombres de la ciudad no eran tan simpáticos como la gente del campo y así sucesivamente. Pero más o menos, nos llevábamos.

¿Cómo le pagaban? ¿Qué tipo de moneda?
Aproximadamente cada 14 días tenemos la Gestalt, que consistía en gastar el salario pagado en dinero de ocupación y no solo dinero francés, también de Bélgica, Holanda, Noruega, y así sucesivamente. Todo era bueno para las tropas, pero la gente sólo aceptaba dinero francés o belga. El resto se iba a casa a las personas dependientes o en una cuenta del gobierno para los hombres solteros.

¿Qué tipo de camuflaje utilizaba en campaña?
Nuestros Zeltbahns solamente, junto a las bandas de goma y correas de cuero para mantener las redes y el follaje en los cascos. Algunos hombres pintaban sus cascos en patrones bonitos, esto era efectivo también.

Describa como se pasaba lista normalmente.
Todo esto depende de dónde se encontraba. Mientras estábamos en las posiciones costeras, solo nos revisaba nuestro Zugfeldwebel. Mientras que cuando estábamos de guarnición estábamos sujetos una inspección (Appell) de la compañía por el Spieß, que estaba bastante loco. La regularidad con que se hacía podía variar en Normandía, pero en Alemania la teníamos por la mañana y por la tarde.

Describa el peor lugar en que ha estado.
Una vez más, es difícil de decir, pero yo tendría que elegir el intento que hicimos para conseguir pasar a través de St. Lô justo al final. Perdí a mi mejor amigo ese día.

¿Recuerda alguna jerga del ejército?
¿Quiere decir cosas como Warmer Bruder (hombre gay), Offizierdecke (prostituta), Barrackepferde (sementales de cuartel), y así sucesivamente. Hemos tenido muchos de estos.

¿Tiene alguna anécdota divertida?
Bueno, recuerdo que, en el entrenamiento que tuvimos, este Feldwebel que nos trató muy mal. No en la forma de entrenamiento del Ejército, pero sólo porque era un sádico. Algunos de nosotros decidimos vengarnos y nos colamos en su habitación. Cortamos cada botón de su uniforme, túnica y pantalones, y entonces … bueno … nos orinamos en sus botas. Cuando no se presentó al Appell con nosotros el Spieß se puso furioso. No sé qué pasó con él, porque nos estaban enviando a Francia esa misma mañana. Esta fue una de las razones por las que lo hicimos en aquel momento!

Describa su ropa de abrigo.
No tuve que luchar en el invierno (Wegner fue capturado en Normandía), todo los que me han dado fue un abrigo y guantes de lana.

¿Alguna vez consiguió un Führer Geschenk (obsequio del líder?)?
Nunca tuve uno, porque nunca me fui de frente, excepto como un prisionero, y para marchar tras recibir el entrenamiento básico nunca recibimos uno tampoco.

Describa un Biwak (vivac).
Supongo que te refieres tiendas Zeltbahn alineadas en filas de tres por tres o cuatro por cada sección. No fue tan malo porque la cercanía de unos con otros nos ayudó a mantener el calor.

¿Eran populares los juegos de cartas?
Jugábamos al “Skat” mucho, y muchos perdimos o ganamos un marco. Algunos jugadores reales incluso apostarían relojes y anillos, etc.

¿Tiene algún recuerdo en relación con los capellanes?
Sí, nosotros los teníamos y llegaron hasta el frente durante los combates. Tenían mucho camino que recorrer y no los veía tan a menudo, pero sí nos confesaron a veces y a los Amis capturados también. A menudo, se quedaban y ayudaban a los médicos con la Hauptverbandplatz (enfermería).

¿Tiene algún recuerdo sobre su médicos?
Nuestro “Sannis” (diminutivo de sanitäter, sanitario/paramédico) eran tios realmente dedicados, estoy hablando de los que estaban en la línea del frente contigo. Se arrastraban bajo el fuego y recogían a los chicos. Ponían sus vidas en peligro todos los días. Pero de regreso a la Verbandplatz y Feldlazerett (hospital militar) no eramos más que trozos de carne para esos tíos, y algunos te robaban si podían!

¿Qué clase de “entretenimiento para la tropa” recibió?
Teníamos tickets para las películas de los teatros locales y el ejército nos proporcionó entretenimiento de todas las formas que se pueda imaginar. Pero en general, nunca hubo demasiados espectáculos o no el tiempo suficiente.

¿Cuáles fueron sus relaciones con la población civil local?
Eran bastante buenos y amables para nosotros, pero algunos guardaban la distancia, más por miedo de la impresión que podían llevarse entre ellos que por miedo a nosotros, que apenas solo éramos unos niños.

¿Cómo almacenaban las armas en los cuarteles?
Tuvimos armeros y demás. En el entrenamiento el Waffenmeister (especialista armero) los guardaba en un arsenal, porque no eran más que las armas con las que entrenábamos.

¿Cuáles fueron sus sentimientos al final de la guerra?
No me importaba quien ganase, después de lo que había pasado estaba contento de que todo hubiese terminado.

¿Cómo eran los peinados? ¿Recuerda el uso de bigotes?
El pelo era en cierto modo largo, capaz de ser peinado en la parte superior, pero los laterales se dejaban muy cortos a la moda Prusiana. Algunos hombres tenían el pelo corto enteramente. Los chicos utilizan una gran cantidad de aceite en el cabello para mantenerlo en su lugar. Los más viejos tenían bigotes (y normalmente bastante estrechos), pero el vello facial no era común hasta más tarde en la guerra.

¿Alguien en su unidad ha tenido piojos?
No, absolutamente no!

¿Cómo eran sus uniformes lavados en campaña?
En Francia nos los limpiaban las familias locales por una paga. Era barato y hacían un buen trabajo, además de que llegabas a conocer a sus hijas. En definitiva, era mejor que hacerlo nosotros mismos.

¿Alguna vez emplearon equipo capturado al enemigo?
Sí. Se utilizaron granadas y bengalas de los Amis, en realidad todo lo que era útil, sobre todo los vehículos y la comida, no tanto como souvenirs.

¿Cuáles eran sus sentimientos hacia sus enemigos?
Los americanos eran buenos luchadores y hombres de bien. El tratamiento que nos dieron era justo la mayoría del tiempo. No tengo ninguna queja real contra ellos, salvo en contra de los malditos pilotos de Jabo! (cazabombarderos)

¿Ha tenido contacto con los soldados no-alemanes de la Wehrmacht?
Claro, muchos de ellos. Hemos tenido polacos y alsacianos y muchos rusos (la 352 de infantería contaba con muchos de ellos en sus filas, siendo una composición heterogénea). Básicamente, por sí solos individualmente eran buenos soldados y obedecían las órdenes, pero cuando se les dejaba en grupos se volvían inútiles!

¿Solía regularmente enviar y recibir correo?
Antes de la invasión lo hacíamos con regularidad. Pero después no he recibido ninguna carta hasta que fuí prisionero de guerra.

¿Tuvo alguna celebración especial en Navidad?
Hemos tenido algún tipo de fiesta para los chicos que no podían ir a casa. Los cocineros nos hacían algo especial y demás. Una gran cantidad de bebida y una gran cantidad de resacas al día siguiente.

¿Cuáles eran las normas y los requisitos para obtener un pase local?
Bueno, si alguna vez tenías uno, tenías que informar a l UvD (Unteroffizier von Dienst, o suboficial de servicio). Él inspeccionaba y se aseguraba de que todo estaba en orden, básicamente, para que los “Kettenhund” (la policía militar) no te molestasen. Luego, cuando él dijo que parecía todo correcto te daba el pase y se podía ir por el tiempo especificado en dicho pase.

¿Tuvo usted una cocina Esbit?
No, nunca he tenido uno.

¿Eran las normas de la aspecto personal aplicadas en campaña?
No, generalmente no después del primer día o algo así, pero cuando se permitía un descanso del combate, todo tenía que ser limpiado y reparado lo mejor que se podía. Sin embargo, la higiene personal en lo que respecta a los piojos se hizo cumplir. Nos lavábamos cuando estábamos cerca de un arroyo o río.

¿Qué tipo de curso de combate recibió en la formación básica?
Para mí, durante el período de la guerra en la que me llamaron, tuvimos sólo una referencia general para el combate. Hemos tenido un curso de rifle, luego de bayoneta, un curso de tácticas básicas: ya sabes, a gatear, cavar un agujero, y así sucesivamente. No recibí nada en detalle hasta que llegué a la 352. El entrenamiento detallado para el combate solo se debía realizar por la unidad del frente en la que se ha sido asignado.

¿Qué recuerdas sobre el transporte en tren?
Bueno, esto es interesante! Un soldado, mientras estaba en viaje de permiso compartía vagón con los pasajeros normales, pero mientras se era transportado en grupo en servicio, se ocupaban vagones de carga y vagones de ganado. Esto era para que el Kommandateuer Bahnhof pudiese distinguir entre ambas circunstancias. Se llevaban los de servicio en primer lugar en caso de una emergencia.

¿Alguna vez consiguió un permiso?
Justo después de mi formación inicial. Me fui a casa a ver a mi familia, nada muy emocionante para ser sincero.

¿Alguna vez recibió correaje tropical de loneta?
¿Esas cosas que se daban en África? Oh, por supuesto, teníamos un montón de ello! Mi soporte de bayoneta era de ese material, al igual que mi correa de cantimplora. Muchos hombres tenían conjuntos completos de este tipo, ya sabes, cinturones, trinchas, y todo!

¿Dónde dejaban sus mochilas cuando entraban en combate?
Estas se mantenían en cada batallón en nuestro vagón de pelotón. Cada unidad tenía un vagón propio en el tren de equipaje, ya sabes.

¿Recibió material de lectura en campaña?
Sí, cosas como “signal”, “Die Wehrmacht”, y los periódicos locales, pero las mejores cosas fue la prensa francesa que se supone que uno no debería tener. Algunas de ellas eran muy obscenas. No en vano los Amis siempre nos las quitaban para usarlas ellos.

¿Cuáles fueron sus defensas contra Jabos (cazabombarderos americanos)?
Si teníamos suficiente munición, podríamos preparar una trampa. De lo contrario, había que estar en la mejor cobertura posible cuando viniesen y nos poníamos rápidamente en movimiento. A veces, si podíamos, encendíamos granadas de humo del mismo color que las de los Amis (americanos). Esto marcaba sus líneas para que los Jabos no les disparasen. Si teníamos el mismo humo, a nosotros tampoco nos disparaban!

¿Cómo y cuándo les resuministraban la ropa?
Antes de la invasión, había que demostrar que el material era irreparable al artesano de la compañía y sólo entonces se podría conseguir un sustituyente. Después de la invasión, hemos tenido que despojar a los muertos y heridos porque los suministros simplemente no llegaban,, estos en el mejor de los casos se reducían a un pequeño flujo de municiones y alimentos.

Recibieron farolillos en campaña (sparlampe)?
Sí, unos pequeños de queroseno. Quemaban bastante bien!

¿Dónde tenía el abrigo cuando no lo llevaba encima?
doblados y atados a la mochila en el vagón de pelotón.

¿Cuáles son sus recuerdos de la Zapfenstreich (descanso nocturno)?
Eso es como lo que los americanos llamaban retiro por la noche, según lo que mis hijos me han dicho, y sólo ocurrió realmente mientras nosotros estabamos en el Kaserne (cuartel). Yo no lo recuerdo si en la costa francesa se hizo alguna vez.

¿Cuáles son sus recuerdos de su Haupfeldwebel: der Spieß (suboficial administrativo de la compañía)?
El de nuestra compañía se le conocía por Spieß Thiessen. Cuando este hombre hablaba, incluso tu pelo estaba en posición de firmes. Era duro como una roca y siempre era así en el frente con nosotros. No creo que a él le gustase esa responsabilidad. Fue herido poco antes de St. Lo cayese.

¿Recuerdas haber visto el lanzador de granadas de fusil?
Claro, cada Gruppe (pelotón) tenía uno. Yo no era muy bueno en acertar cosas con él. Pero cuando un hombre le cogía el truco, se podría poner una granada por el hueco de la chimenea de una casa!

¿Tuvo cepillo de limpieza y un kit de costura?
Yo tenía un cepillo de ropa y un cepillo de zapatos, ambos muy duros y bien hechos. Mi kit de costura era una carpeta de cuero pequeña llena de hilo, agujas y botones extra. Cerrado con un cordel. Mi padre me lo dio a mí.

¿Usted entrenó con armas anti-tanque: minas magnéticas, granadas de humo, Panzerfaust?
Cuando llegamos a Francia, fuimos entrenados con esas armas, y los Panzerfaust siempre eran muy eficaces! Vi un montón de cosas de esas en uso, pero nunca las he tenido que utilizar en el combate porque le estaba dando apoyo de fuego.

¿Cómo eran los barracones alemanes establecidas?
Lo recuerdo como un bloque de cuatro barracones, cada uno por compañía.

¿Alguna vez tuvo un cuchillo de trinchera?
No, sólo una bayoneta. Esos cuchillos se daban a nivel de una compañía y había que tener suerte para conseguir uno, aunque se podían comprar en la cantina.

¿Se ha entrenado en combate nocturno?
Sí, otra vez más, cuando llegamos a Normandía.

¿Recibió raciones de hierro?
Sólo al principio. Era carne molida de cerdo, estaba condimentada y sabía muy bien y también tuvimos galletas. Las comimos todo el tiempo cuando las teníamos.

¿Qué recuerda de la Feldgenarmerie (policía militar): los Kettenhund (“perros con cadena”, este apodo es por el uso de una “gorguera” identificativa)?
Esos bastardos se deleitaban en estropearnos el tiempo, no importa lo que estábamos haciendo! Pero cuando los primeros disparos sonaron, nunca los volví a ver, que coincidencia.

¿Qué pasatiempos recuerda?
Solo leía y dormía cuando podía. Cuando teníamos tiempo libre para hacer cualquier cosa, nos íbamos a un espectáculo o al burdel de campaña o a ligarnos a las chicas locales.

Describa sus primeros días en el Ejército.
Este fue un momento de ir de aquí para alla para obtener todas las cosas que se necesita hacer. Nos dieron nuestros Soldbuch y Erkennungsmarke (chapas de identificación) primero, y luego se suministró el equipo y luego las inyecciones médicas. Todo muy rápido y confuso.

¿Tuvo usted un reloj?
Tenía un reloj de pulsera, de mi padre.

¿Llevaba tirantes?
Por supuesto, si no, esos pantalones se me habrían ido hasta los tobillos a cada paso!

¿Cómo contestaba el teléfono de campaña?
Recuerdo que cuando contestó el teléfono que tenía que decir algo como esto: “. WN77, Hier Wegner”
(WN es un punto fuerte defensivo empleado en el Muro Atlántico)

¿Qué tipo de castigos recuerda?
La mayoría de las veces era hacer servicio extra bastante duro, pero si realmente la cagabas, te mandaban al este con un batallón de castigo. Siempre he sido un buen soldado y nunca tuvimos ningún problema.

¿Tuvo el manual de un soldado?
Sí, lo tuve, lo teníamos que comprar. Fue sólo unos pocos marcos. No sé lo que pasó con él.

¿Tenía una cámara?
No

Recuerdos sobre los “HIWIS” (voluntarios soviéticos en el ejército alemán):
Estos chicos estaban tan ansiosos de ayudar y lamerte las botas hasta limpiarlas, hacía sentir a uno repulsión a veces, tuvimos un montón de ellos en varios trabajos.

¿Alguna vez vió el empleo de HIWIS mujeres?
Claro que sí, teníamos a estas mujeres rusas en las cocinas de campaña! Muchas de las unidades de nuestra división las tenían (la 352 contaba con muchos veteranos del frente del este). No supe del destino de ellas después de que comenzasen los combates.

¿Alguna vez tuvo una linterna de bolsillo?
Sí, pequeña y efectiva, la abrochabas al botón de la chaqueta y dejaba las manos libres para trabajar o escribir.

¿Cuáles eran sus sentimientos hacia sus jefes?
El General Kraiss y el coronel Heyna fueron buenos líderes. Ellos hicieron todo lo posible por nosotros y que se acercaron al frente mucho. Todavía recuerdo a Kraiss, él era muy pequeño, con su casco y MP40. Incluso llegaba disparar algunas veces directamente a los AMIS. Pero en cuanto a GROFAZ (Hitler) y el resto, espero que se esten pudriendo en el infierno.

¿A quién debía saludar?
Saludábamos a los oficiales y a los suboficiales que están por encima del rango de Unterfeldwebel.

¿Cuál era la forma correcta de dirigirse a los diversos rangos?
Cualquiera con rango igual o superior a Unteroffizer se le trataba siempre de “Herr”, pero Gefreiters y Obergefreiters también se beneficiaban de este trato en las formaciones de desfile. La mayoría de las veces, usábamos el nombre del Gefreiter, estábamos muy cercanos a nuestros cabos.

Memorias sobre el NSFO (comisario nazi):
Una vez por semana durante el entrenamiento antes de la invasión que teníamos una “conferencia” de estos tipos. Fue bastante aburrido, pero había que tragarlo. Cuando comenzaron los enfrentamientos, nunca vimos a esos “Barrackepferde” (“sementales de cuartel”, personal que presume de su cargo sin haber estado nunca en combate) y si los viéramos seguro de que los hombres de nuestro bando habrían disparado contra ellos gustosamente.

¿Dónde llevaba a su cartera?
En el bolsillo del pantalón.

¿Cuales cree usted que son los mayores errores en la descripción de Hollywood de los soldados alemanes?
Aparte de los uniformes y la forma en que se usan, el alemán representado es siempre un maniquí sin capacidad de raciocinio, que se agota y muere bajo una lluvia de fuego de la metralleta de un GI . NO ES CIERTO. Fuimos buenos soldados y luchamos bien. Al menos una vez me gustaría ver esto representado en una producción de Hollywood.

¿Cuál fue la llamada a filas y el proceso de “inducción”?
En mi tiempo, informas para el servicio al día siguiente del cumpleaños número 17, y luego pasas un examen médico y se te envía a la unidad de reemplazo. Mi unidad de reemplazo fue la número 171 en Hannover.

¿Cuáles fueron las cosas comunes que mantienen en sus bolsillos?
Cartera, navaja de bolsillo, un trozo de pan, pequeños libros como la Biblia y mi diccionario de francés. Todo ese tipo de cosas útiles.

¿Ha tenido una navaja?
Sí, un regalo de mi padre. No fue una del ejército, pero mucho mejor. Espero que el Ami que me la afanó hiciese un buen uso de ella.

¿Alguna vez recibió cerveza?
Esto vendría con las raciones de alimentos, pero en Normandía que casi nunca tuvimos de esas.

¿Te pusiste Gamaschen (polainas)?
Primero tuve aquellos malditos elementos junto con los botines. Yo no era feliz con ellos. Entonces mi hermano mayor, un Feldwebel de artillería, me envió un par de Marschstiefel (botas altas) viejas suyas. Estaban usadas pero bien cuidadas y con las suelas cambiadas y reparadas. Esas fueron las mejores botas que he tenido en servicio, por supuesto que tenía que mantener mis botines, pero nunca más los llevé.

Describe una letrina de campaña.
En la lucha real, sólo queda ir a buscar un lugar donde hacerlo. En realidad, nunca hubo tiempo para hacer una letrina más adecuada. En la costa tuvimos unas muy buenas en los búnkeres subterráneos.

Memorias sobre las bicicletas.
Muchas de ellas estaban en uso con nuestras unidades. Acabo de recordar la visión de cientos de ellas esparcidas por la carretera cuando este Jabo atacó una unidad de bicicletas. ( Nota: Esta fue la 30 Schnell Brigade).

¿Cómo eran los uniformes de la unidad? ¿Todos tienen el mismo aspecto?
¡Interesante! Cuando salimos de la Abt Ausbildungs. (Unidad de entrenamiento), todos íbamos iguales, pero después al dispersarnos dentro de la 352 con los hombres más mayores y volksdeutch había una gran disparidad entre los uniformes, el color, modelo, etc.

Memorias sobre la guerra urbana:
Un asunto desagradable, y muy letal en defensa o ataque. Lo peor era que, incluso en un edificio eras un objetivo más grande para la artillería o Jabos. Yo prefería mi agujero en los setos.

¿Qué tipo de arma enemiga era la que más miedo teníais?
Los Jabos!

¿Cómo llevas la chapa de identificación?
En una bolsa de cuero alrededor de mi cuello.

Describa su gorra de campaña y cómo la llevaban.
Tuve la misma clase que la de los soldados de montaña, con visera. Tenía estilo. Las pellizcábamos en agua por la parte superior para que cogieran forma según la regulación. En campaña la llevábamos algo ladeada, a la moda clásica!

Recuerdos sobre Essenträger (labores de suministro de comida?):
Todo ocurría por la noche y era sólo trabajo extra para nosotros por lo que odiaba hacerlo. Sin embargo implicaba algo de comida extra por suerte.

¿Cómo fue tratado por su propio pueblo después de la guerra?
No estaba mal por parte de aquellos que tenían hijos que habían luchado y muerto, pero el nuevo gobierno te trataba de manera terrible; en pago por el tratamiento recibido durante los tiempos de Hitler

Comentarios finales de Wegner:
También quiero decir que estoy contento de poder hablar de mi tiempo de servicio después de tantos años de silencio. Empecé a creer que había sido una especie de monstruo, gracias a la televisión y Hollywood. Hasta mis hijos se avergonzaban de mi servicio. Ahora sé que hay gente buena como ustedes que entienden que nosotros éramos hombres jóvenes que luchábamos por nuestro país. Sí, fue un mal gobierno, pero no habíamos conocido otro en nuestra vida. Estoy de nuevo orgulloso de poder decir que yo fuí un Grenadier (granadero). No voy a ir a mi tumba como un “monstruo” de Hollywood. Gracias por permitir a este anciano hablar de su juventud y golpearse el pecho como un guerrero una vez más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales, Biografías, Entrevistas a veteranos alemanes, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Entrevista a Karl Wegner, 352 ID, Grenadier regiment 914

  1. jhon torres dijo:

    muy interesante!!!!

  2. Henri dijo:

    Particularmente interesante que mencione expresamente la presencia de uniformes HBT en Normandía -a pesar de las bajas temperaturas durante la noche-. En muchas convocatorias de recreación dedicadas a la lucha tras el desembarco están prohibidos dichos uniformes. Queda claro que, a veces, los organizadores se pasan de listo con su pasión por la uniformidad.

  3. Marcelo dijo:

    Awesome!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s