Cultura alemana, modales, etc. (ejército alemán IIGM)


Para poder entender mejor al soldado alemán no solo se debería abordar el tema de tácticas, equipo y orden cerrado, sino tener una pequeña noción de la cultura de esta época.

FUENTES

OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS

Mentalidad del soldado alemán en 1945: https://aforjar.wordpress.com/2013/11/30/mentalidad-del-soldado-aleman-en-1945/

______________

ACTIVIDAD E INGENIO
Los alemanes eran muy creativos y trabajadores, necesitaban mantenerse activos en la medida de lo posible. Era gente acostumbrada a dormir y descansar solo cuando lo necesitaba y a mantenerse ocupados el resto del tiempo.

Barrían y limpiaban el interior de los búnkeres y vehículos, rehabilitaban edificios para ser habitables por las tropas, adoptaban animales domésticos, reparaban sus uniformes, se cortaban el pelo, escribían cartas a casa, jugaban al skat, etc. Incluso en cautiverio mantuvieron la costumbre. Muchos hobbies y habilidades las aprendieron aprovechando al máximo su tiempo libre.

HACER LAS COSAS “A CONCIENCIA”
Los alemanes no se conformaban con hacer las cosas “a medias” o de cualquier manera. Ponen mucha atención al detalle, si algo puede ser mejorado no dudarán en ponerse manos a la obra a la menor oportunidad. No obstante la connotación negativa es que en muchos casos esto roza el perfeccionismo y la obsesión de que todo esté “a punto” y sin fallos.

ORDEN
Debe haber orden, todo debe seguir las pautas y normas, las reglas están para seguirlas y no hay espacio para la improvisación. Si llegas tarde a un encuentro con un alemán prepárate para sufrir las consecuencias…

El equipo y uniformes rotos o sucios deben ser en la medida de lo posible limpiados, reparados y cosidos. El feldwebel no te va a reñir por que tu equipo esté usado o gastado, sino por estar falto de mantenimiento. Cuando no está en uso, el inventario del soldado está colocado a mano y bien clasificado.

SINCERIDAD
Sinceridad, ser transparente en tus intenciones. Los alemanes hacen exactamente lo que dicen, ni una palabra más ni una palabra menos. ¿Por qué si no Adolf Hitler escribió el Mein Kampf? ¿por sacarse unos cuartos vendiendo libros de ciencia ficción?. Por último decir que existe el dicho de que un alemán nunca dice una mentira a menos que se la crea él mismo.

LEALTAD
Los alemanes llegaron a desarrollar hasta tal punto la lealtad ciega que a punto les ha llevado a la autodestrucción basadas en ideas de nacionalismo y superioridad a lo largo de su historia. El lema de las SS reza “Meine Ehre heißt Treue” (mi honor es mi lealtad). Lealtad es fidelidad a la organización a la que perteneces (sea de la índole que sea), a su familia, a su país, a sus “kameraden”.Todas las escuelas alemanas y edificios públicos tenían el retrato del líder (Kaiser, Führer…) presidiendo la sala.

Como justificación hay que decir que ante el ascenso del totalitarismo nazi los alemanes estaban totalmente indefensos ideológicamente, pues no conocían otro cosa, la experiencia a lo largo de su historia siempre les dictó que concentrar un buen número de poderes en una única persona y seguirla con disciplina era la única garantía de superviviencia de su nación. El rey de Prusia “Federico el Grande”, el canciller Otto Von Bismark, etc. son ejemplos de grandes líderes que en tiempos de crisis supieron unificar a su pueblo y llevarlo a la grandeza.

CANCIONES
A los alemanes les encanta cantar en grupo, a nosotros nos parecería puro sentimentalismo. Las canciones patrióticas eran enseñadas en la escuela desde niños, y eran esenciales.
El folklore es algo importante, asociaciones de emigrantes alemanes en EEUU y otros países se reúnen una vez al año y comen y cantan juntos y no precisamente para hacer conciertos benéficos.

Los oficiales tomaban como indicio de baja moral en la tropa la ausencia de cánticos, eso era señal de que algo iba mal. Cantar era importante en tiempos difíciles o en situaciones adversas, era la clave para mantener el ánimo y la compostura.
Marchar cantando demostraba ser un remedio muy efectivo contra el aburrimiento y el agotamiento. Cada cuerpo/arma tenía su propia canción, e incluso cada unidad adoptaba una como propia o seleccionaban las que mas les gustaban. Incluso hacían parodias propias de otras canciones. No es necesario que te aprendas 200 canciones, simplemente una o dos, y cuantos mas canten juntos, mejor será el efecto.

Nota: se incluirá en otra entrada un cancionero alemán.

ACTITUD HACIA LA GUERRA
¿Por qué los alemanes luchaban cuando la guerra ya estaba claramente perdida?
Por tres motivos
_El honor y la lealtad a sus superiores
_Fe ciega, no seas un librepensador, no te pagan para pensar, sino para obedecer las órdenes.
_Optimismo, si algo “puede” salir bien, entonces merece la pena luchar por ello. Puede que la victoria militar fuera imposible, pero el soldado alemán pensaba que Alemania no podía “rebajarse” a rendirse incondicionalmente, Alemania tenía que luchar para estar en condiciones de conseguir una paz negociada, y para ello había que mantener a los aliados a raya.
_Actitud, la vida sigue, da igual que haya paz o guerra, todo debe funcionar y operar como es acostumbrado.

AMOR A LA NATURALEZA
La mayoría de familias tenía una mascota.
Muchos tenían la flora y la fauna entre su lista de hobbies, desde sacar fotos a los pájaros hasta coleccionar mariposas y flores
Todo pueblo o ciudad tenía un parque de un tamaño acorde y se hacía uso muy regular del mismo para hacer “vida social”.

EDUCACIÓN
Los alemanes tienen sus términos idiomáticos reservados a este propósito, no solo en el ejército como es costumbre, sino también en la vida civil.
Si alguien debe ser tratado de usted se emplea “Sie”, si es de tú “du”
Así mismo es importante intentar no tratar por el nombre en ocasiones formales a personas que no sean amigos o familiares cercanos, en su lugar emplear la expresión Herr+apellido para dirigirse a la persona, la mejor forma de expresar respeto.
También es costumbre prestar detalle y atención a la hora de presentarse, tener que dar la mano a todo el mundo resulta “cansino” para los no alemanes, pero ellos lo consideraban importante.
Un soldado debería quitarse la gorra dentro de un edificio (a menos que esté haciendo un trabajo de servicio), y especialmente si va a comer como invitado a una casa o a un restaurante (existían guardarropas donde se dejaban gorras y abrigos).

FUMAR
Circula el mito de que los alemanes sólo fumaban entre el dedo índice y el pulgar, pero eso no es cierto del todo, se sujetaba el cigarrillo de muchas maneras.
Merece la atención decir que un considerable porcentaje de soldados fumadores usaba pipa.

Soldado fumando en pipa

El kaiser Guillermo fumando un cigarrillo en su retiro en Holanda

POSTURA

Caminar siempre erguido y con la mirada al frente, con seguridad en uno mismo y determinación.
Circula el mito de que en la época estar con las manos en los bolsillos es “de mala educacion”.
He visto bastantes fotos de soldados con las manos en los bolsillos en situación informal que prueban lo contrario.

Aquí tengo otra, manos en los bolsillos, sin gorra puesta en exteriores y fumándose un puro, a ver quien le llama maleducado…

ALIANZAS Y ANILLOS
Se dice que en Alemania las personas casadas llevan su alianza en la mano derecha.
No obstante, normalmente si estas comprometido se usa la mano izquierda.
Al principio pensé que podría tratarse por una diferencia entre protestantes y católicos, pero vete a saber por qué…

Alianzas en distintas manos.
Alianzas en la mano derecha en la foto:

DESPLAZAMIENTO EN UN PAIS OCUPADO
Una anecdota interesante es que muy rara vez verás a un soldado alemán de permiso paseándose solo por mitad del París ocupado a las 3 de la mañana, ya te puedes hacer una idea de por qué.

Es recomendable desplazarse en grupos de varios soldados, y como mínimo en parejas. Incluso al menos alguno de los soldados del grupo contará con su pistola reglamentaria en caso de autodefensa.

No era raro el hallazgo de alemanes individuales asesinados de un tiro por la espalda en una esquina de un callejón, con la consiguiente represalia después.

Esto no es Alemania, donde todo el mundo te abre la puerta y te invita a cenar por llevar uniforme alemán (pocos eran los que no tenían un hijo o hermano reclutado en el ejercito), pero en un país extranjero uno debe tomar preacuciones.

Pese a que una parte de los civiles se mostrarán amistosos y abiertos a comerciar contigo y sacarse unos cuartos, una gran parte de la población era reservada por miedo a ser tomada por “colaboracionista”, y evitarán conversar en la medida de lo posible. Otra pequeña parte en el peor caso se mostrará hostil, pasarán a tu lado con indiferencia, como si no hubieran roto un plato en su vida, pero no eran tan indiferentes cuando estaban volando un tren de suministros el otro día, o no tendrían reparos en dispararte de no ser por que estás en un lugar público.

Véase: https://aforjar.wordpress.com/2014/02/17/resistencia-vs-colaboracionismo-en-la-europa-ocupada/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 5. Waffen-SS, 6. Wehrmacht, 7. Estudios histórico-culturales, Conducta del soldado alemán, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s