Ilya Ehrenburg, el Goebbels soviético sembrador del odio


Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Ilya_Ehrenburg#cite_note-8
http://es.wikipedia.org/wiki/Ili%C3%A1_Erenburg
http://www.ihr.org/jhr/v08/v08p507_Weber.html
http://en.metapedia.org/wiki/Ilja_Ehrenburg#Quotes
http://en.wikipedia.org/wiki/Black_Book_%28World_War_II%29
Links de interés:
Sentimiento antialemán a lo largo de la historia
http://en.wikipedia.org/wiki/Anti-German_sentiment

Ilyia Ehrenburg en los años 40

INTRODUCCIÓN
Ilya Ehrenburg fue un escritor y periodista ruso de origen judío, que trabajó como propagandista durante la IIGM para el régimen de Stalin, es menos conocido en Europa Occidental

VIDA Y OBRA
Nació en 1891 en Kiev

A su temprana edad fue un chico de carácter rebelde y revolucionario, fue arrestado durante 5 meses y fue expulsado del centro de educación secundaria en el que estudiaba en Moscú

Participó activamente en el movimiento estudiantil durante la revolución de 1905

En 1908 emigra a Paris donde entra en contacto con algunos artistas, también se empieza a dedicar a la poesía influenciado por otros poetas contemporáneos

Fue reportero en la IGM, y finalizada esta volvió a Rusia donde trabajó de profesor

En 1919 se casa con su prima Liubova Kozintseva con quien tiene una hija

Su creencia era tan fuertemente revolucionaria, que incluso se sentía “insatisfecho” con la política seguida por Lenin tras la revolución bolchevique, con la cual había simpatizado inicialmente. Defraudado vuelve a emigrar a Europa occidental, vivió en Berlín, Bruselas y a partir de 1925 en Paris

Ilusionado tras la proclamación de la II Republica española en 1931, viaja a España y trabaja como corresponsal

En el Congreso Internacional de Escritores en Moscú, en 1934, se opuso a las tesis de Máximo Gorki que abogaba por la doctrina del realismo socialista.

En la guerra civil española trabaja de corresponsal de la revista Izvestia, haciendo propaganda republicana y escribiendo algunos libros. Sus escritos lo reconcilian con los comunistas sovieticos

En 1941 vuelve a la URSS, y empieza a trabajar en el periódico “Estrella Roja” de Moscú. Tambien se distribuyeron montones de panfletos con su autoria a las tropas del frente. Ehrenburg combinó la propaganda del odio con la poesía con gran maestría quirúrgica, que hasta el mismísimo Stalin y Kalinin estaban asombrados

Tambien fue cofundador del “comité judío antifascista”

En 1942, momento en que los alemanes habían avanzado hasta el corazón de Rusia, Ehrenburg escribe un incendiario y controvertido articulo llamado “mata”, muchos mas le seguirian

Los artículos tenían en común lo mismo, una arenga a la violencia y al odio hacia todo lo que oliera a alemán, de los que se puede extraer:
_Profundo desprecio hacia el capitalismo
_Germanofobia más que mero antinazismo
_Deshumanizacion del “invasor aleman” para “poder matarle mejor”
_Alentamiento reiterativo a matar alemanes de forma sanguinaria y genocida

Algunas de sus citas mas conocidas principalmente proceden de su articulo “mata”:
“Todo alemán que quede vivo violará a una mujer y colgara a un ciudadano ruso”
“Matadles con balas, y si no quedan balas, clavadles las bayonetas”
“No cuentes los días, no cuentes la distancia, solo el numero de alemanes que has matado”
“Si no has matado a un alemán un dia, has perdido ese dia”
“Los alemanes no son seres humanos, de ahora en adelante la palabra alemán será lo que haga que aprietes el gatillo”
“No pienses, solo mata”
“el único alemán bueno es uno muerto”

Mientras el ejército rojo presionaba hacia Alemania a finales de 1944 Ehrenburg no solo continuó su incendiaria trayectoria en la línea que llevaba sino que instigó a los soldados rusos a violar a todas las alemanas que encontrasen. Aun cuando quedaban escasos días para el final de la guerra Ehrenburg siguió realizando propaganda contra la poblacion civila alemana

Este sentimiento es patente y univoco en muchos polemicos artículos suyos de ese periodo escritos de su puño y letra

“Mata mata, en la raza alemana no existe nada mas que maldad, ni uno de los que viven es bueno, incluso los que van a nacer serán malvados! Sigue los preceptos del camarada Stalin, aplasta a la bestia fascista de una vez por todas en su propia guarida. Usa la fuerza y rompe el orgullo racial de estas mujeres alemanas, tómalas como tu botín de guerra, estás en tu derecho. Mientras atacáis hacia delante, matad, valientes soldados del ejército rojo”

Oficiales sovieticos como Lev Kopelev denunciaron los mensajes retoricos de Ehrenburg, pero fueron inmediatamente acusados por “compasivos ante el enemigo” y silenciados

En un artículo en Pravda, el diario soviético más prestigioso, Georgy Aleksandrov critica enérgicamente la fanática actitud de Ehrenburg calificándola de “exagerada”, y enfatizando que la política soviética no es la de “exterminar a los alemanes”

Criticas como esta y el cambio de actitud de Stalin hacia los alemanes para ganárselos al modelo comunista, con el establecimiento de la República Democrática Alemana, llevaron a Ehrenburg a la impopularidad en la segunda mitad de los años 40

Cuando Ehrenburg recibió cartas después de la guerra de soldados del frente acusándole de que “había aplacado repentinamente su actitud de odio hacia los alemanes” este se excusó diciendo que “el siempre había querido decir justicia, no venganza”, y alegando “como prueba” una breve frase en uno de sus artículos escrito en mayo 1942 en el que decía que los alemanes que se rindieran “vivirían”. Esto se contradice por ejemplo con otro artículo datado en 1941 donde el autor clama literalmente “venganza” ante un testimonio de un prisionero alemán que había entrevistado, en el que se decía que una mujer rusa había sido violada por un soldado alemán

En 1944-1946 Ilya Ehrenburg y otro reportero soviético de origen judío Vasily Grossman recopilan documentación de supervivientes judíos del holocausto que reúnen en “el libro negro”, el primer libro documental sobre el holocausto judío, incluyendo testimonios de supervivientes de campos de concentración y miembros de la resistencia judía,. La comunidad judioamericana y el comité antifascista judío contribuyeron activamente en su elaboración. La administración soviética no vió el libro con muy buenos ojos, especialmente la mención que se hacia del papel de cómplices de los ucranianos en el holocausto, y lo calificó de “poco patriótico”. Incluso hoy día el libro está en el punto de mira de los sectores mas revisionistas con el Holocausto, especialmente en países musulmanes, que lo tachan como “obra de ficción”, “impreciso”, o “poco neutral y por tanto de escaso valor documental”

A pesar de las criticas de algunos sectores y gracias al favoritismo de Stalin Ehrenburg se convirtió desde 1950 y hasta su muerte en una de las figuras soviéticas más visibles, en diputado del Soviet Supremo y mensajero respetado del estado soviético

Sin ser nunca miembro del Partido Comunista, se movió libremente y visitó distintos países extranjeros, llevando a cabo misiones culturales importantes en pleno período de la Guerra Fría

En 1952 Ehrenburg fue recompensado por “sus servicios” a la unión soviética con el premio Stalin

Tras la guerra escribió algunas novelas y memorias, muchas rozando la censura de la época y encontrando críticas por parte de otros autores soviéticos contemporáneos

Hasta su muerte Ehrenbug siempre defendió la figura de Stalin (incluso tras la muerte de este y la caída del stalinismo), a su régimen y al estado sovietico

Pese a su incuestionable lealtad a la Union Sovietica y que nunca se movió a Israel, Ehrenburg dejo un testamento secreto en el que expresaba su deseo que todos sus bienes y obras fueran trasladados a Israel 20 años después de su muerte. Ehrenburg fue aclamado por la prensa israelí como “un patriota judio”, pese a que él siempre se autodefinió como un “ciudadano soviético”

Ilya Ehrenburg murió en 1967 de un cáncer de próstata y fue enterrado en el cementerio Novodevichy de Moscu, su lápida luce una copia de un autorretrato que le hizo Picasso

CONTROVERSIAS
Ilya Ehrenburg jamás fue procesado, ni imputado, ni juzgado por ningún tipo de tribunal por su supuesta responsabilidad y papel como uno de los “autores intelectuales”, e instigadores de los asesinatos y violaciones de millones de civiles alemanes, ocurridos durante el avance del ejército rojo sobre suelo alemán en 1944-1945. Incluso hasta los primeros años de ocupación y deportación de ciudadanos alemanes, lo que algunos historiadores ya denominan sin reparos “el genocidio o éxodo alemán”.

Sus artículos escritos durante la IIGM provocaron gravísimas controversias y revuelo en Alemania occidental, especialmente en los años 60, y no hicieron más que agravar las tensiones a ambos lados del telón de acero, ensombreciendo sus contribuciones diplomáticas durante la posguerra.

Ilya Ehrenburg es un personaje oscuro y misterioso que no ha dejado a nadie indiferente. Algunos estudiosos no se explican como una persona con evidente perfil y rasgos “psicópaticos” y con claros síntomas de inestabilidad mental pudo haber llegado a ganarse el apoyo de Stalin, y ocupar semejante puesto y status de responsabilidad en la esfera intelectual soviética, durante y tras la IIGM.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales, Biografías, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s