Operación Nordpole, el éxito de la contrainteligencia alemana en Holanda


Referencias
http://en.wikipedia.org/wiki/Englandspiel
http://www.answers.com/topic/englandspiel
http://www.englandspiel.eu/hetspel.php?taal=en

Mucho se habla de los éxitos del SOE en suelo francés, pero los ingleses tienen la costumbre de “olvidarse” demasiado pronto y “pasar por alto” sucesos como este.

Das Englandspiel (tambien conocida como Operación Nordpol, Unternehmen Nordpol)

Fue una gran operación de contrainteligencia lanzada por el Abwehr, servicio de inteligencia del ejército alemán en cooperación con el SD en Holanda, ambos cuerpos estaban al mando del Mayor Hermann Giskes y el Hauptsturmführer Josef Schreieder respectivamente.

DESARROLLO
En 1941 el SOE, bajo instrucciones de Churchill se planifica una operación a gran escala sobre la Holanda ocupada, para la formación de una red de agentes capaz de organizar a la resistencia, distribuir suministros y realizar atentados contra diversos objetivos estrategicos.

Dentro de uno de los primeros equipos lanzados en paracaidas el 6 noviembre de ese año sobre territorio holandés estaban Thijs Taconis un saboteador entrenado por el SOE, y su operador de radio Huub Lauwers que pusieron pie cerca de Ommen, para averiguar sobre el paradero de otros dos agentes “desaparecidos”.

En febrero y marzo de 1942 la SD capturó a unos 5 agentes del SOE e MI6 con ayuda de un posible chivatazo. El pez gordo de la pesca era el agente holandés del SOE Hubert Lauwers, que cayó con todo su equipo de radio y material intacto y en condiciones para operar.

El abwehr se dio cuenta del gran potencial que esto suponía y decidió usar esa baza en su favor. Amenazaron a Lauwers a transmitir a Inglaterra los telegramas rutinarios “como si nada hubiera pasado”, si se negaba a cooperar sería ejecutado, Lauwers aceptó, no obstante los alemanes le amenazaron con cortar la señal si detectaban que estaba intentando “algo raro”.

Pero había algo que sabía Lauwers y no los alemanes, cada operador utiliza su propia “prueba de seguridad”, que consiste en colocar un error ortográfico deliberado en una posición concreta del mensaje, en el caso de Lauwers en la letra número 16. Si el mensaje estaba exento de la falta de ortografía indicada, era indicio de que el agente operador había sido capturado o estaba en peligro.

El 21 de marzo Lauwers transmitió el mensaje en el que se solicitaba el envío de otro agente, pero sin la “prueba de seguridad”, lo que delataría el fraude al estudiar el mensaje en la central de Londres, Lauwers estaba plenamente convencido de que en Londres repararían en el detalle. Pues bien, a pesar de que se detectó la ausencia de la prueba de seguridad , el mayor Charles Blizard, al cargo, decidió no tomar ninguna medida al respecto y considerar auténtico el mensaje. Lauwers que sobrevivió a la guerra en cautiverio no llegó a explicarse como podían haber ignorado su prueba de seguridad.

Con la captura de Lauwers los alemanes poseían en ese momento el UNICO link de comunicación existente en toda Holanda con Gran Bretaña.

Al rato se telegrafió la respuesta de Londres de que se iba a enviar al agente Arnold Baatsen sobre la zona de Steenwijk. El agente, tras aterrizar en paracaídas el 28 de marzo fue “recibido” por una comitiva de soldados alemanes, tras haber estos señalizado con luces al bombardeo que lo transportaba.

Gran cantidad de armamento ligero y decenas de agentes fueron “recogidos” in situ por los alemanes.

Otro operador de radio Hendrik Jordaan, se negó a cooperar y un operador alemán tuvo que transmitir su mensaje. Cuando Blizard vio que el mensaje tampoco tenía prueba de seguridad respondió estúpidamente recordando a Jordaan que su “nuevo operador” fuera instruido en el manejo del mismo. Evidentemente los alemanes se dieron cuenta del gato encerrado y Jordaan se vio forzado a revelar su prueba de seguridad.

Con Lauwers y Jordaan como títeres las probabilidades para “apropiarse” de más links de radio con Inglaterra aumentaron, capturando a otros tres operadores más, llegando a “coleccionar” un total de 6 aparatos transmisores de radio en septiembre del mismo año, aunque llegarían a capturarse al menos otros dos más ese año.

El 27 de junio de 1942 uno de los propios cerebros de la operación “Plan sobre Holanda”, George Jambroes, figura importante del gobierno holandés en el exilio y su operador fueron capturados, desbaratando planes para formar una red de 1000 resistentes.

Entre septiembre 1942 y mayo 1943 se lanzaron a otros 27 agentes para complementar los nueve “disponibles” (en realidad casi todos capturados). Todos esto 27 también fueron capturados, aumentando aún más los enlaces de comunicación con Inglaterra. Con todo, algunos mensajes enviados “bajo supervisión alemana” seguían careciendo de prueba de seguridad.

En febrero de 1943, el sucesor de Blizard, el mayor Seymour Bingham continua la rutina de transmitir a los agentes capturados.
En junio de 1943 un jefe de la resistencia holandesa avisa por radio que 8 agentes fueron capturados “hace unas semanas”, pero no es relacionado con los telegramas.

Para prolongar su baza Giskes y Schreieder hacen transmitir informes de falsos ataques de sabotaje en Holanda y rescate de pilotos derribados, haciendo creer que todo funcinaba “adecuadamente”

En noviembre 1943 la RAF demanda una investigación acerca de el “excesivo” numero de derribos de sus aviones en misiones clandestinas sobre suelo holandés.

Ese mismo mes dos agentes capturados consiguen escapar a Suiza y alertar sobre “el juego de la radio”, pero Giskes ya había telegrafiado a Londres avisando falsamente que dos agentes traidores habían sido puestos en servicio alemán y liberados, e iban a regresar a Inglaterra, por lo que Bingham desconfió de la alerta enviada por los dos agentes evadidos del SOE. Y no solo eso, cuando consiguieron volver a Inglaterra en febrero 1944, fueron puestos bajo arresto “de forma preventiva” por las autoridades.

El 1 de abril de 1944 (también conocido en los países anglosajones como “El día de los tontos”) Giskes, ya consciente de que su tapadera había sido casi descubierta, envía un cínico y cómico telegrama quejándose por la falta de actividad que estaban recibiendo frente a otras operaciones teniendo en cuenta su “largo periodo de servicio”, y también expresando “una cálida bienvenida al envío de más agentes a Holanda”, tras esto los alemanes dieron la operación por “cerrada”. Este es el mensaje original:

To [the SOE section chiefs] Messrs Blunt, Bingham and Succs Ltd., London. In the last time you are trying to make business in Netherlands without our assistance stop we think this rather unfair in view our long and successful co-operation as your sole agents stop but never mind whenever you will come to pay a visit to the Continent you may be assured that you will be received with the same care and result as all those who you sent us before stop so long.

Un motivo por la incapacidad del SOE en detectar el pinchazo fue su rivalidad interdepartamental con sus colegas del SIS

Se ha conjeturado también que el SOE acabó buscando justificar su actividad en Holanda solo para hacer creer a los alemanes que sería ahí donde los aliados desembarcasen

BALANCE
Aunque la operación de contrainteligencia germana fue un gran y rotundo éxito a nivel táctico, no logró llegar hasta el cometido definitivo buscado por el Abwehr, el lugar y fecha del desembarco aliado en Europa. No obstante, los preparativos para decidir esto no tuvieron lugar hasta las últimas etapas de la operación alemana, si los alemanes hubieran logrado mantener el engaño unos meses más seguramente hasta podrían haber logrado obtener pistas acerca del desembarco.

Englandspiel costó durante sus 20 meses de duración la vida a 54 agentes (muchos de los cuales sufrieron terribles muertes en campos de concentración o fueron ejecutados directamente), un indeterminado número de miembros de la resistencia holandesa, 50 pilotos y auxiliares de la RAF derribados. También se desató el caos en dos redes de la Resistencia Francesa penetradas indirectamente mediante información recibida. Como resultado al menos 132 personas perdieron la vida y muchos más fueron arrestados.

Durante ese tiempo los alemanes interceptaron más de 200 lanzamientos de agentes y material sobre Holanda. Se capturaron toneladas de material británico de los contenedores: toneladas de modernos explosivos, miles de subfusiles, rifles y ametralladoras con gran cantidad de munición.

Después de la guerra una comisión holandesa investigó lo ocurrido pero no encontraron pruebas de traición interna .

El encriptador del SOE Leo marks declara en su libro que detectó anomalías en los mensajes y alertó a sus superiores, pero estos, le ordenaron guardar silencio para no comprometer el “prestigio del cuerpo” politicamente.

Al parecer el propio Hermann Giskes escribió un libro en 1953 titulado “London calling North Pole” detallando la operación que tantos meses había tenido engañado a la sección holandesa del SOE en Londres.

Placa en la Haya en agradecimiento a los agentes del SOE arrestados

Este otro monumento reza: ”saltaron a su muerte por nuestra libertad”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s