Mediojudíos en el tercer Reich y en el ejército


http://en.wikipedia.org/wiki/Mischling
http://en.wikipedia.org/wiki/Mischling_Test

  • ¿A quienes consideraban las autoridades nazis como “judíos”?
  • ¿Cómo sabían si una persona era “judía”?
  • ¿Qué derechos tenían en la sociedad nazi las personas “con sangre judía”?
  • ¿Podían alistarse en el ejército?
  • ¿Podían casarse?
  • ¿Podían ejercer cargos administrativos?
  • Estas y más preguntas a continuación.


Mischling es el término pseudocientífico alemán introducido en la Alemania del Tercer Reich para diferenciar a aquellas personas “de ascendencia parcial aria” de los considerados como “racialmente judíos”, independientemente de su religión o autoidentificación.

Leyes de Nuremberg (1935)

Tal como era definido en las leyes de Nuremberg establecidas en 1935 un judío era una persona que “sin tener en cuenta confesión religiosa o autoidentidificación” tuviera al menos 3 abuelos judíos que hubieran sido miembros de una congregación judía. Para ello las autoridades nazis recurrían a los censos y registros civiles. Se consideraba “legalmente judío” a aquella persona con 1 o 2 abuelos judíos que tuviera alguna condición:

  • Fuera miembro de una congregación judía tras la aprobación de las leyes de Nuremberg, o se uniera a una con posterioridad a las mismas.
  • Se casase con un judío
  • Fuera el resultado de un casamiento con un judío (hasta la prohibición de los casamientos mixtos)
  • Fueran el resultado de una relación extramatrimonial con un judío y nacido tras 31 de julio de 1936
  • El resto que no estuviera en estos casos pero tuviera 2 abuelos judíos era considerado Mischling de primer grado, si tenía 1, de 2º grado.

En esta table aparecen judíos (negro), arios (blanco), y mischlinge de 1er y 2º grado

Motivaciones ocultas y justificación

Por irónico que parezca, considerar “judío” a todo aquel con la mínima pizca de ascendencia judía habría supuesto que la mayoría de la población alemana reuniría ese requisito debido a un mestizaje de siglos.

El hecho de que Hitler y su cancillería concedieran reclasificaciones o “actos de clemencia” (Gnadenakt), demuestra que la cúpula nazi no podía permitirse el lujo de desposeer de la ciudadanía aria a la mayor parte de la población alemana, pues solo pretendía acusar de los males de Alemania a un sector mucho más reducido de la población, que reuniera una serie de requisitos inspirados en cierta medida en la ideología racial nazi del partido.

Fue por ello que se estableció el termino Mischling para un minoritario (pero importante) colectivo de personas con cierta ascendencia judía (o mirándolo del otro lado, ascendencia parcial aria), respetándoles ciertos derechos, e impulsó la creación de las leyes de Nuremberg, y las solicitudes de “arianización” a la cancillería, muchas de las que él mismo examinaba.

Por último la cuestión de cómo definir quién era un judío y quien no dentro de la sociedad nazi fue tema de graves conflictos burocráticos que resultaron en ridículas, absurdas y complejas regulaciones, como las que se mencionan a continuación.

Antecedentes: Conversiones al cristianismo y abandono de la comunidad judía

En el siglo XIX muchos judíos alemanes (descendientes de los que se asentaron en Europa tras la diáspora) se convirtieron al cristianismo, la mayoría de las veces al protestantismo, al ser 2/3 de la población alemana protestante. En general los conversos adoptaban la doctrina cristiana en auge en la región donde residían, abandonando sus tradiciones judías. Son muy comunes tanto los casos de recién conversos casados entre sí por el rito cristiano como los de un converso reciente con un cristiano que no tenía ascendencia judía inmediata. Esto supone la ruptura con las normas impuestas por las comunidades judías a sus miembros de solo casarse con personas de la comunidad, al haber abandonado la comunidad, se rompía ese tipo de barrera religiosa.

Los conversos y sus descendientes fueron tratados como cualquier otro cristiano durante la época del Imperio Alemán y disfrutaban de los mismo derechos. En el periodo del Imperio Alemán y Austrohúngaro la legislación era la misma para todos los ciudadanos y se catalogaba en el censo a la población meramente según su confesión religiosa y sin atender a ningún tipo de convenio racial o descendencia.

Cuando los nazis se hacen con el poder en 1933, los censos de muchos protestantes y católicos de antepasados judíos (abuelos, principalmente) caen en sus manos. Algunos de los “afectados” incluso desconocían completamente la existencia de tener antepasados judíos en su árbol genealógico.

En 1938 con las anexiones de Austria y los Sudetes al Tercer Reich la proporción de católicos ascendió al 41%, frente a un 57% de protestantes, solo quedaba un 1% que profesara abiertamente la religión judía.

Una de las cosas que primero hicieron los alemanes para evitar lo que ellos consideraban un “mestizaje” fue prohibir los matrimonios entre los catalogados como “arios” y “judíos”.

Reclasificación y papeles arios

Hitler revisó personalmente miles de solicitudes de reclasificación o arianización (obtención del certificado de sangre alemana). Las reclasificaciones aprobadas por la cancillería y Hitler eran consideradas “actos de clemencia” (Gnadenakt).

Otra forma de reclasificación era acudir a un tribunal, normalmente la propia persona discriminada era la que acudía, para demostrar que un pariente biológico inmediato era ario, o para demostrar que un pariente judío suyo no era por parte biológica, sino política. El objetivo principal era mejorar el estatus social en la jerarquía de castas del tercer reich, bien pasando de mischling de 1er grado a mischling de 2º grado, o de judío a mischling de 1er grado.

Existían formas más o menos humillantes recurridas por los más desesperados, contratar a un abogado, con la ayuda de un familiar, etc. Hay que mentalizarse que en aquella época no había análisis de ADN, y los exámenes médicos pseudocientíficos no eran tan objetivos y profesionales como los consideraríamos hoy, esto favorecía casos de sobornos, o extorsión, favores, y otras tramas relacionadas con la obtenión de los preciados papeles arios.

Estadísticas

Según el censo de 1939, había 72.000 mischlinge de 1er grado y 39.000 de 2º grado, y probablemente quizá cientos de miles con grados superiores (al menos tres de sus abuelos ran arios), pero estos no fueron registrados pues a estos casos se los consideraba directamente arios en virtud de lo anteriormente comentado.

Según el veterano del ejercito israelí y de los marines de EEUU Bryan Mark Rigg mas de 160.000 personas de entre 25-100% de sangre judía sirvieron en el ejercito alemán, incluyendo varios generales y al menos un mariscal.

Organizaciones

En 1933 se creo la “asociación del Reich de cristianos de origen no ario”, como asociación benéfica para la autoayuda de personas en esa desafortunada situación o “limbo legal”, originariamente contaban con 4.500 miembros en 1933, en 1936 el número se disparó a 80.000, tomando como patrón a San Pablo de Tarso, judío converso.

En 1937 la organización fue abolida y sustituida por “asociación de ciudadanos del reich provisionales no arios o no puramente arios”, y en 1939 completamente disuelta definitivamente.

Discriminación y trabas legales

Las personas discriminadas como Mischlinge de primer grado debían “obtener un permiso” para poder casarse hasta que en 1942, con la conferencia de Wannsee las leyes se hicieron más estrictas. A menudo solo se les restringía a poder casarse con otro Mischling, y si lo hacían con un judío su estátus se vería rebajado.

A partir de 1942 los Mischlinge de primer grado (con algunas excepciones que sí recibieron certificados) disfrutaron solo de un acceso restringido a la universidad, y no podían trabajar en oficios de tipo público (política, periodismo, administración…)

Reclutamiento en la organización Todt

En otoño de 1944 entre 10.000 y 20.000 medio-judíos fueron reclutados en unidades especiales de la organización Todt para la construcción de infraestructuras.

Mischlinge en países ocupados

Los mischlinge de Europa Occidental y la propia Alemania disfrutaron de mejor reconocimiento que sus homólogos en Europa del Este, que fueron simplemente considerados judíos.

Estándares de las SS

Para ser miembro de las SS (que no waffen SS), el candidato debía “probar” (supuestamente a partir de registros bautismales) que entre todos sus antepasados desde 1750 no había judíos, también podían solicitar un certificado de sangre alemana.

Un ejemplo curioso era el caso del cofundador de las SS, el SS-Oberführer Emil Maurice. En 1935 a la hora de casarse se destapó que un tatarabuelo del jerarca nazi era judío (lo que invalidaba su membresía en las SS). Himmler recomendó su expulsión, pero Adolf Hitler (con el que Emil tenía buena amistad) lo declaró “ario honorífico” para disgusto de Himmler, conservando su puesto en las SS.

ALGUNOS CASOS DE MISCHLINGE

El caso de Werner Goldberg (3 octubre 1919, fallecido 28 de septiembre 2004)
http://en.wikipedia.org/wiki/Werner_Goldberg


Fue un ciudadano alemán de padre judío y madre aria, y llegó a servir temporalmente en el ejército.

Su padre era miembro de la comunidad judía de Königsberg, pero la dejó y se bautizó por la iglesia luterana, con la intención de hacerse cristiano y poder casarse con una cristiana.

Tras la llegada al poder de Hitler, el padre de Werner pierde su status a pesar de su conversión.

Werner no sabía que su padre había sido judío, su hermano y él fueron bautizados en 1920 en la iglesia luterana de Grunewald bajo petición de su padre, y eso era todo lo que él sabía.

Werner deja el colegio en 1935 y se convierte en aprendiz en “Schneller und Schmeider”, una compañía de ropa gestionada por un judío y un ario, donde muchos de sus compañeros de trabajo eran mediojudios o judíos.

El tío de Werner por parte de madre fue un oportunista que se unió al partido nazi y se negó a verse involucrado con la familia de Werner hasta tal punto que había evitado a la madre de Werner.

En 1938 Werner sirvió seis meses en el RAD, cuyo uniforme reglamentario “tenía brazalete con esvástica”, recordaba Werner.

En diciembre de 1938 Werner se alista en el ejército alemán y toma parte en la invasión de Polonia en septiembre de 1939, sirviendo junto a su amigo de infancia Karl Wolf, cuyo padre era ahora un oficial de alto rango de las SS.

Poco después del comienzo de la guerra la foto de Werner en uniforme apareció en la edición del domingo en el Berliner Tageblatt con la descripción “el soldado alemán ideal”. La fotografía había sido vendida al periódico por un fotógrafo militar y fue mas tarde usada irónicamente en posters de reclutamiento.

En 1940 bajo una nueva normativa de Hitler que obligaba a expulsar a los Mischlinge de primer grado del ejército, Werner fue expulsado. Esto le llevó a volver a su antiguo puesto de trabajo en la compañía de ropa, que ahora se llamaba “Feodor Schmeider”, pues habían obligado a retirar el nombre del gestor judío Schneller. Werner fue ascendiendo en la compañía, adquiriendo mayor responsabilidad, obteniendo contratos para hacer uniformes para el ejército y la marina.

También acudió a la Reichsaussschuss für Arbeitsstudie, una especie de escuela de formación profesional, y se sacó el título para “expositor de negocios de ropa”, realizando conferencias para directores y organizaciones, incluso publicando artículos en la revista Textilwoche.

En diciembre de 1942 el padre de Werner fue admitido para trabajar en el hospital Bavaria, pero fue arrestado por la Gestapo en una redada, que lo envió a un hospital judío requisado y usado como prisión, y desde el que eran deportados judíos hacia campos de concentración.

En Nochevieja, apostando que los guardias estaban bebidos o ausentes Werner consigue sacar a su padre del hospital, pero en Abril de 1943 el señor Goldberg termina otra vez en manos de la Gestapo, y es “convocado para deportación”. Werner aconseja a su padre que no se presente a la llamada, salvando su vida. El padre de Werner fue el único miembro de la familia de Werner que sobrevivió a la guerra.

Werner murió en Berlin en 2004, pero se casó con una mujer llamada Gertrud Goldberg, y tuvo con ella 3 hijos. Ellos cuatro todavía viven.

Otros casos

Desgraciadamente no dispongo de información adicional detallada sobre estas personas:

Anton Mayer
Soldado medio judío en la Wehrmacht

Recientemente encontré cierta información sobre su convulso expediente de este desdichado hombre, en el que figuran varios intentos de deserción, puede consultarse aquí:

http://www.unimelb.edu.au/culturalcollections/research/libraryjournal/vol2no1/welch.pdf

Horst Geitner
Obergefreiter medio judío en la Luftwaffe, ganador de la cruz de hierro.

Walther H. Holländer
Coronel medio judío de la Wehrmacht altamente condecorado

Helmut Wilberg
General de la luftwaffe medio judío

El caso de Erhard Milch (1892-1972)
http://en.wikipedia.org/wiki/Erhard_Milch

Mariscal de campo de la luftwaffe
En 1935 se descubre que su padre Anton Milch, era judío, la Gestapo comienza a investigar, pero consigue certificado de sangre por mediación de Hermann Göring con su famosa frase “Yo decido quien es judío”. Milch comandó la Luftflotte 5 durante la campaña de Noruega

Ascendido a mariscal tras la derrota de Francia y puesto a cargo de la producción de aviones. Su gestión fue un desastre, y por errores de logística y diseño solo se produjeron 5000 aparatos en 1942, para hacer frente a un aumento de 40.000 por parte de la URSS.

Tras la fallida invasión de la URSS intenta convencer a Hitler de que retire el mando de la Luftwaffe a Göring, pero sin éxito. Durante el resto de la guerra trabajará para Albert Speer.

Tras el suicidio de Hitler intenta abandonar Alemania, pero es capturado por los aliados frente a la costa báltica. Milch entrega su bastón de mariscal al Brigadier Derek Mills-Roberts que, disgustado por lo que había visto en Bergen-Belsen rompe el bastón de mando en la cabeza de Milch.

Condenado a cadena perpetua en 1947 en Nuremberg por crímenes de guerra (uso de mano de obra esclava), conmutado por 15 años de prisión en 1951. Soltado en 1954. Vive en Düsseldorf donde muere en 1972.

CONCLUSIONES

La diferencia está en que Werner Goldberg no tenía ningún tipo de “enchufe” o documentación para mejorar su status por ley de mischlinge a ario, por eso le echaron del ejército cuando la legislación se hizo más estricta en 1940, aunque por por otro lado sí podía trabajar en empleos no administrativos además de librarse de hacer el servicio militar obligatorio. Erhard Milch sin embargo, teniendo también un padre judío, mantuvo su puesto en el ejército por la propia intervención de Hermann Göring.

En definitiva, todos los mediojudíos que mantuvieron su puesto en el ejército desde el más simple soldado hasta el mariscal fue porque les habían concedido certificados arios (no necesariamente por tener enchufe), siendo considerados arios por ley.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 6. Wehrmacht, 7. Estudios histórico-culturales, Biografías, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s