Heinrich Severloh, “la bestia de Omaha”


Fuentes:

Heinrich “Hein” Severloh (1923-2006) fue un soldado alemán de la 352ª División de Infantería estacionado en Normandía durante la invasión aliada.

 photo Heinrich_Severloh.jpg

ANTECEDENTES

Heinrich Severloh se incorporó al servicio militar el 23 de julio de 1942. El 9 de agosto de ese mismo año fue estacionado en Francia con el 321º Regimiento de Artillería, donde fue entrenado como mensajero montado. En diciembre de 1942 fue transferido al frente ruso, donde fue asignado a la retaguardia conduciendo un trineo tirado por caballos. En marzo de 1943, por haber expresado opiniones críticas, fue disciplinado con ejercicios de castigo que dejaron secuelas para su salud. Tuvo que ser internado en un hospital hasta junio de 1943. En octubre de 1943 asistió a clases de entrenamiento en Brunswick y al terminar, en diciembre de 1943, fue nuevamente destinado a Francia, esta vez a la 352ª División de Infantería. Antes de la invasión vivía en casa de una familia francesa, como muchos otros compañeros acantonados en la Francia ocupada.

DESEMPEÑO EN EL DÍA D
El 6 de junio de 1944, durante la Operación Overlord que marcó el comienzo de la invasión aliada del continente europeo, Severloh ganó notoriedad operando una ametralladora MG42 en el “Nido de Resistencia 62”, WN62 (en alemán: Widerstandnest 62) sobre el sector “Easy Red” de la playa de Omaha, donde se mantuvo en combate (con altibajos) desde la 6 de la mañana hasta la 3 de la tarde. El WN62 fue uno de los últimos, y posiblemente el último, punto de resistencia alemana sobre la playa de Omaha.

Sector de Easy Red. El WN62 estaba entre Easy Red y Fox Green

File:Omaha beach easy red.jpg

Vista desde la posición WN62

File:Severloh Stellung.jpg

Estado del WN62 actualmente, con monumento a la quinta brigada de ingenieros de los EEUU

File:Omaha Beach DSC 2565 2.jpg

Severloh disparó un mínimo de 12.000 balas con la MG 42, además de unas 400 balas con dos fusiles Mauser Kar 98k mientras esperaba el enfriamiento de los cañones de la ametralladora. Los cálculos sobre las bajas causadas por Severloh durante estas nueve horas varían grandemente, las estimaciones más exageradas le atribuyen 2.000 bajas americanas, sin embargo estas estimaciones no son realistas pues solo en toda la playa ya hubo más de 3.000 bajas americanas y hubo diverso armamento y equipos alemanes operando en ella en ese momento; sin embargo teniendo en cuenta la actividad y bajas sufridas en el sector (en concreto unas 600), es bastante plausible que hubiera alguna/algunas cientos de bajas debidas directa o indirectamente a la acción de este tirador de MG42 o de todos los hombres destacados en el WN62 en su conjunto. Estas acciones le ganaron el injusto sobrenombre de “La Bestia de Omaha”.

Nota: este soldado estuvo en el mismo WN que el también ametrallador Franz Gockel junto con otros 30 hombres, pues entre ellos había soldados tanto de la 352 como de la 716 de infantería simultáneamente en esa posición el momento de la invasión, sin embargo no existe ningún indicio de que se hubieran conocido. Véase:

https://aforjar.wordpress.com/2013/12/22/franz-gockel-superviviente-de-omaha-716-id/#more-1256

GASTO DE MUNICIÓN
La ametralladora de Severloh contaba con una munición de 12.000 balas. Se ignora si en el curso del día recibió más munición adicional, pero es de suponer que la que aún quedaba de la segunda MG42 que fue dañada por granadas durante la mañana, fue también utilizada por Severloh. En todo caso, disparó un mínimo de 12.000 balas, pues cuando Frerking dio la orden de retirarse ya no quedaba munición para la ametralladora. También disparó unas 400 balas con un fusil Mauser.

ALARMA GENERAL, 6 DE JUNIO

Poco después de la medianoche, Severloh fue despertado por su superior, el teniente Bernhard Frerking, que le informó de que la invasión aliada comenzaba (informes de paracaidistas enemigos en retaguardia). Se trasladaron al “Nido de Resistencia 62” (WN62), un emplazamiento abierto, rodeado por alambre de púas y una fosa antitanque, además de túneles fortificados. Estaba a 25 m sobre la playa, y a una distancia de 600 a 150 m de la orilla, según la marea. En total había unos 30 hombres en el WN62 en la mañana del 6 de junio de 1944. El armamento incluía dos ametralladoras MG 42 y dos morteros de fabricación checa. El teniente Frerking le indicó que no abriera fuego hasta que los soldados que desembarcaran tuvieran el agua hasta las rodillas. Aviones aliados fueron asignados para bombardear la playa a las 5 de la mañana, pero debido a la poca visibilidad las bombas cayeron tierra adentro.

INICIO DE LAS HOSTILIDADES
A las 6 de la mañana las primeras naves de desembarco aparecieron frente la playa de WN62. Este era el sector “Easy Red” de la playa de Omaha en los planes aliados. Severloh abrió el fuego con la ametralladora MG42 y permanecería en este puesto hasta casi las 3 de la tarde. Durante el curso del día, uno a uno los hombres del WN62 fueron heridos y evacuados, o abandonaron su puesto. En al menos dos ocasiones Severloh tuvo que refugiarse en el búnker fortificado debido a ataques con granadas, y en una ocasión la fuerza de una explosión lo sacó del emplazamiento. La segunda ametralladora en el WN62 fue dañada por fragmentos de granada durante la mañana, por lo que Severloh manejó la única MG42 en el sector la mayor parte del tiempo. Solamente contaba con un cañón de remplazo, por lo que mientras esperaba que los cañones de la ametralladora se enfriaran, disparaba con un fusil Mauser Kar 98k. El fusil se calentó tanto, que se dañó y tuvo que ser remplazado. Según relata Severloh, mientras usaba el rifle se dio cuenta del horror de lo que estaba haciendo y el resto de su vida tuvo pesadillas de un soldado que mató de un tiro en la cabeza con el fusil.

POR LA TARDE
Durante la última hora (entre las dos y las tres de la tarde), sólo quedaban tres hombres combatiendo en el WN62; el teniente Frerking, Severloh y un soldado desconocido que ayudaba a cargar la ametralladora y cambiar los cañones. Heinrich Severloh dice que la razón por la que permaneció en su puesto hasta el final, a pesar de estar herido, no fue por fanatismo, sino por lealtad al teniente Frerking, al que no quería dejar solo y a quien describió como un oficial honorable.

Cerca de las 3 de la tarde, el teniente Bernhard Frerking se dio cuenta de que las tropas americanas ya estaban disparando desde los flancos y que estaban prácticamente rodeados, por lo que ordenó que se retiraran. Mientras corrían por un campo abierto, el teniente Frerking fue alcanzado por las balas y cayó muerto. El soldado desconocido caería muerto más tarde, tierra adentro. Severloh, una vez fuera de la playa decidió dejar abandonada en el suelo la ametralladora que estaba sin munición (le podían abrir expediente por la pérdida de una valiosa ametralladora a su cargo, pero las circunstancias no le dejaron otra opción) y corrió a esconderse, pero fue capturado por tropas americanas en la madrugada del 7 de junio, al día siguiente.

CAUTIVERIO

Severloh fue enviado como prisionero a Boston, EEUU. En diciembre 1946 fue transferido a Bedfordshire, Inglaterra donde le sometieron junto con otros prisioneros a trabajos forzados para la construcción de una carretera.

No fue devuelto a Alemania hasta marzo 1947 tras tener que escribir su padre a las autoridades británicas una carta indicando que le necesitaban para retomar el trabajo en la granja.

Severloh ocultó sus acciones en el día D durante su cautiverio por miedo a represalias.

DESPUES DE LA GUERRA

En los años 60, David Silva, un soldado americano que fue herido por tres balas en el pecho, en el sector donde combatió Severloh, fue contactado por éste, después de que Severloh encontrara su nombre en el libro de The longest Day de Cornelius Ryan.

Silva estaba sirviendo como capellán militar en Karlsruhe, Alemania, donde se encontraron. Se verían también en 2004 en un acto conmemorativo en Normandía.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 6. Wehrmacht, 7. Estudios histórico-culturales, Biografías, Héroes alemanes, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Heinrich Severloh, “la bestia de Omaha”

  1. Ricardo dijo:

    Me gustan mucho los artículos, por lo bien documentados que están y por mostrar el lado humano de los combatientes.
    La guerra no es como la gente piensa.
    A seguir así.
    Feliz año.

    • Schuller dijo:

      Exacto, esa siempre ha sido la idea
      Se intenta siempre incluir las fuentes disponibles al principio o final del artículo, aunque a menudo estas sean muy limitadas o incluso no siempre precisas.
      Los testimonios o vivencias de soldados individuales son una importante fuente de información y son claves para entender el conflicto en primera persona
      Gracias por tu valoración, igualmente! 😉

  2. jhon torres dijo:

    gran historia sin embargo las bajas aliadas en ese sector fueron mucho mas casi unas 10 mil ese aspecto lo han ocultado los aliados ,,,,, gran trabajo Schuller te felicito narras de una forma muy objetiva por eso me gusta este blog!!!

    • David von Schuller dijo:

      Gracias por el elogio Jhon. Pero ten en cuenta que esas 10.000 que mencionas muy seguramente se refieran a todas las bajas aliadas sufridas en el día D sin importar en qué sector. Una cosa es el macrosector de Normandía, y otra cosa es el sector Easy Red dentro de la playa de Omaha.

  3. Pingback: Walter Ohmsen y la hazaña de la batería Crisbecq | Schullerpedia

  4. Rodrigo P dijo:

    Buen trabajo, ameno, detallado en su forma personal. Felicitaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s