Batalla de Wizna (1939) “la defensa maldita”


http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Wizna

La batalla de Wizna tuvo lugar entre el 7 de septiembre y el 10 de septiembre de 1939, fue un enfrentamiento entre el XIX cuerpo panzer de Guderian y un pequeño grupo de combate a cargo de Wladyslaw Raginis, que resistió en su posición fortificada durante tres días antes de ser su grupo virtualmente aniquilado.

Tras el comienzo de las hostilidades el 1 de septiembre las tropas germanas de Prusia Oriental debían marchar hacia Varsovia,  pero para ello debían atravesar las posiciones del Grupo de Operaciones Narew, una importante línea defensiva.

FUERZAS POLACAS PRESENTES

El comandante del sector de Wizna de dicha línea fortificada era el capitán Wladyslaw Raginis.

Capitán Wladyslaw Raginis

Wladyslaw Raginis.jpg

Al mando de Raginis estaban un total de hasta 740 hombres en las siguientes unidades:

  • La 8° Compañía de Tiradores del 135° Regimiento de Infantería
  • Un pelotón de ametralladoras pesadas
  • La 3ª Compañía de ametralladoras pesadas del Batallón 136°
  • Una Compañía de reservistas Zapadores; un pelotón de artillería de infantería
  • Un pelotón de Exploradores
  • Una Batería de artillería.

FUERZAS ALEMANAS PRESENTES

Las unidades del XIX Cuerpo Panzer no llegaron a la población hasta las primeras horas del 9 de septiembre, donde ya estaban desplegadas la X División Panzer y la Brigada “Lözten”. Se contaba en ese momento (y no antes) con unos 40.000 hombres y 350 tanques. Matizar que estas nutridas fuerzas no estaban  concentrados estrechamente en torno a Wizna, sino desplegados en una línea de avance de al menos 10 km de ancho frente al río, y que como se ha indicado, el XIX cuerpo panzer llegó con retraso.

También se contó con cierto apoyo de la Luftwaffe y artillería de campaña.

Heinz Guderian en 1941

Bundesarchiv Bild 101I-139-1112-17, Heinz Guderian.jpg

DESARROLLO

Posiciones durante la batalla, nótese el río Narew, y los búnkeres en color negro.

File:Battle of Wizna.png

Para abrir paso para el avance hacia Varsovia, la ciudad fluvial de Wizna fue tomada el 7 de septiembre por una unidad de reconocimiento de la X división panzer al mando de Nikolaus von Falkenhorst. Sufrieron bastantes bajas, pero su buena preparación les permitió cumplir con el objetivo asignado para ese día.

Los polacos defensores para evitar verse arrollados tuvieron que retirarse a la orilla oriental del río, tras esta férrea resistencia.

Los alemanes intentaron tomar el puente en dirección a Gielczyn, pero fue volado por los ingenieros polacos cuando pasaban los tanques panzer en un arriesgado y audaz avance, llegando a caer uno de los carros de combate al río.

Se intentó vadear el río Narew esa noche pero se sufrieron no pocas bajas debido a fuego polaco desde posiciones fortificadas en la orilla oriental del río y el avance fue abortado.

El 8 de septiembre, como se comentó en el apartado de fuerzas alemanas, Guderian recibe orden de avanzar en refuerzo hacia Brzesc, y llega al sector el día 9, uniéndose a la X División Panzer y la Brigada “Lözten”.

En madrugada Guderian lanzó panfletos y comunicados por aviación instando a las fuerzas polacas del sector de Wizna, a la rendición, que fue rechazada.

Al poco los alemanes iniciaron un bombardeo de artillería y la batería polaca, ampliamente superada, tuvo que ser retirada a Bialystok para evitar ser destruida.

Las fuerzas polacas compuestas por dos compañías se agruparon en una línea defensiva de aproximadamente 9 km la cual se extendía desde los pueblos Giełczyn y Kołodzieje por la colina Góra Strękową hasta el poblado Maliszewo.

El día 9, en los sectores meridionales, peor dotados, los alemanes durante su asalto solo recibieron principalmente fuego de ametralladora ligera, por lo que los tanques pudieron proporcionar mejor apoyo. Hacia la tarde de ese mismo día del ataque, los polacos que quedaban abandonaron estas zonas y se retiraron a los búnkers al norte, abandonando la defensa aquí, por lo que este sector ya estaba totalmente asegurado en las primeras horas del día 10.

Hacia el norte, el avance fue mucho más difícil, pues había 6 búnkeres de hormigón (algunos sin terminar de edificar), sufriendo en total unas 900 bajas y al menos una decena de blindados destruidos (según estimaciones).

A pesar de la fuerte resistencia encontrada al norte los alemanes rompieron eventualmente la línea de defensa tomando y dinamitando uno a uno los distintos búnkers, en un cruento combate cuerpo a cuerpo. La mayoría de los defensores fueron abatidos mientras presentaban una fuerte resistencia, que se prolongó hasta el medio día del 10 de septiembre.

Los ingenieros alemanes dinamitaron los búnkeres durante la batalla, este ha quedado como monumento conmemorativo a los defensores.

File:POL Strekowa Góra2.jpg

Todavía resistían dos búnkeres, pero Reginis, viendo que no quedaba munición y que contaba con muy pocos hombres ilesos, ordenó a sus hombres rendirse y prefirió el suicidio con su propia granada en su búnker GG-126 antes que a ser tomado también prisionero.

Tras la batalla, unas decenas de supervivientes polacos huyeron para refugierse en Bialystok donde se reunieron con fuerzas amigas.

Se tomaron sólo unos 40 prisioneros polacos, habiendo sido los demás defensores abatidos durante el desarrollo de los combates.

DESPUÉS DE LA BATALLA

Tras la batalla el XIX cuerpo panzer prosiguió su avance hacia Zambrów, contra la 18 división polaca de infantería que eventualmente sería rodeada y eliminada, después continuó hacia Brzesc según las órdenes.

VALORACIONES A TENER EN CUENTA

Entre el día 8 y el 9 de septiembre los alemanes no efectuaron ningún ataque adicional hasta la llegada del XIX cuerpo panzer el día 9, por lo que no se estuvo combatiendo de manera continua entre el día 7 y 10.

El 8 de septiembre el mariscal Edward Rydz-Śmigły, ordenó a la reserva del 135 regimiento de infantería polaco, que abandonara la asistencia a la defensa de los cercanos sectores de Osowiec y Wizna y se retirara a Varsovia, esto fue desastroso para los defensores polacos que privados de estos refuerzos, no contaron con suficientes hombres para una defensa sólida y consistente.

Queda desmentida la proporción de combate atribuida a 60:1 pues solo una minoría de las fuerzas alemanas del XIX cuerpo panzer estaban operando y combatiendo dirctamente en las zonas defendidas por los polacos.

No se asaltó solo en la posición de los búnkeres que comandaba Raginis, sino que hubo ataques simultáneos a lo largo de todos esos 10 km, con diversos grados de éxito inicial, encontrándose menor resistencia en el sector meridional.

Guderian NO amenazó con disparar a los prisioneros polacos capturados el día 10 si Raginis no se rendía, esto corresponde a una de las versiones polacas dada después de la guerra, con vistas a ensalzar la resistencia de Raginis. Raginis sencillamente ordenó rendirse a sus hombres en torno al medio día del 10 de septiembre tras comprobar que no quedaba más munición y que casi todos sus hombres supervivientes estaban heridos o incapacitados.

La comparativa de este enfrentamiento con la batalla de las Termópilas carece de fundamento o sentido debido tanto a la disparidad topográfica de ambos campos de batallas (en una planicie, no en un paso montañoso junto a la costa que haga de cuello de botella al avance enemigo), como por el tipo de armamento (armamento del siglo XX frente al del siglo V a.C.) y tácticas empleadas (los espartanos frenaron a los persas gracias a su formación en falange, mientras que los defensores polacos estaban desperdigados en dispersos fortines, casamatas y posiciones defensivas)

CONCLUSIONES

El capitán Wladyslaw Raginis empleó sus limitados recursos lo mejor que pudo y actuó con profesionalidad y sentido del deber ante un enemigo abrumadoramente superior. Así mismo permitió la rendición a sus escasos restantes hombres cuando la situación era crítica, evitando un absurdo e innecesario derramamiento adicional de sangre.

Polonia tardaría aún semanas en capitular ante el avance alemán desde el oeste y el norte, y eventualmente con el ataque de los soviéticos desde el este a partir del día 17.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 6. Wehrmacht, Campañas y batallas, Países: Polonia, Segunda Guerra Mundial, sucesos/incidentes y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s