La masacre de Cefalonia 1943


Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Massacre_of_the_Acqui_Division

INTRODUCCION

También conocida como la masacre de Acqui.
Fue la ejecución en masa del personal de la 33 division de infanteria “Acqui” del ejercito monarquico italiano en la isla griega de Cefalonia, en septiembre 1943, tras la rendición italiana. Se estiman unos 5000 soldados italianos ejecutados.

Fue junto con Katyn (donde fueron ejecutados 22.000 oficiales polacos, el tamaño de 2 divisiones) la mayor masacre de prisioneros de la guerra, y uno de los casos más graves de crímenes de guerra perpetrados particularmente por personal de la Wehrmacht (en concreto por efectivos de la 1ª division de montaña)

TRASFONDO HISTORICO
Tras la rendición de Grecia en 1941, el territorio fue ocupado por tropas italogermanas y repartido en zonas de ocupación entre los alemanes y sus aliados. A los italianos se les asignó la defensa de muchas de las pequeñas islas griegas, aunque también es cierto que Italia ya tenía como colonias en el mar Egeo algunos archipiélagos de islas griegas antes de la guerra.

Foto: bundesarchiv
Soldados italianos se embarcan en un puerto de los Balcanes rumbo al Mediterráneo, agosto 1943, Italia capitulará en el plazo de solo un mes.

La division Acqui fue la guarnición que defendía Cefalonia desde mayo 1943. Constaba de 11.500 soldados y 525 oficiales. Agrupaba 2 regimientos de infantería (17 y 317), 33 regimiento de artillería, la 27 legión de camisas negras, 19 batallón de camisas negras y unidades de apoyo. Su regimiento 18 de infanteria fue enviado a Corfu

La division disponía de baterías costeras, lanchas torpederas, y 2 aviones

General Antonio Gandin, comandante de la guarnición en Cefalonia

Desde el 18 de junio 1943 la guarnición fue comandada por el general Antonio Gandin, veterano del frente ruso, donde ganó la cruz de hierro.

Los avances aliados y la posibilidad de que Italia llevara un arminsticio por separado obligaron a los alemanes a reforzar su presencia en los Balcanes.

Coronel Johannes Barge

El 5-6 de julio llega el teniente coronel Johannes Barge con 2.000 hombres del 966 regimiento fortificado de granaderos, incluyendo los batallones fortificados 810 y 909, una batería de piezas autopropulsadas y 9 tanques.

En septiembre 1943, tras la derrota en Sicilia, Italia se rinde a los aliados.

El general Gandin, aislado geográficamente y bajo observación alemana estaba en un gran dilema:
a) Rendirse a los alemanes, que ya estaban preparados ante esa posibilidad, y habian empezado a desarmar forzosamente algunas guarniciones italianas en diversos lugares, confiscando su armamento
b) Intentar resistirse

El 8 de septiembre 1943 el general Carlo Vecchiarelli, comandante de los 170.000 italianos que ocupaban Grecia envió sus ordenes a Gandin por telegrama, que eran una copia de las del general Ambrossio del cuartel general: “si los alemanes no atacan a los italianos, los italianos no deben atacar a los alemanes”. La orden de Ambrosio prohibía a los italianos hacer causa común con los partisanos griegos o incluso unirse a los aliados si estos desembarcasen en la isla.

En caso de ataque los italianos tenian derecho a “defenderse”, pero no se hacía ninguna mencion si de un ataque aliado o alemán
A las 22:30 del mismo día el general Ambrossio ordenó a Gandin enviar todos sus barcos (militares y mercantes) a Brindisi, en virtud de lo acordado en el arminsticio. Gandin obedeció la orden, perdiendo con ella su única posibilidad de escape de la isla.

Para complicar mas las cosas, tras el derrocamiento de Mussolini, el general Badoglio se había monstrado de acuerdo en apaciguar a los alemanes poniendo a los italianos a sus órdenes. Eso significaba técnicamente que Gandin y Vacchiarelli estaban bajo las órdenes alemanas a pesar del arminsticio con los aliados. Eso le dio a los alemanes la justificacion perfecta para considerar a todo italiano que no obedeciera sus ordenes como “amotinado”.

A las 9:00 del 9 de septiembre Barge se entrevista con Gandin. Los dos hombres tenían una disposición amistosa entre ellos pues Gandin era irónicamente proalemán y le gustaba leer a Goethe, de hecho por ese motivo el general Ambrossio le había asignado la división Acqui, temiendo que se aliara con los alemanes si Mussolini era derrocado, por eso le enviaron fuera de Italia.

La entrevista acabó “en buenos términos”, acordando “esperar ordenes” y resolver la situación pacíficamente.

El 11 de septiembre el alto mando italiano se impacienta y presiona a Gandin enviándole instrucciones precisas:
“Los alemanes deben ser vistos como “hostiles””
“Los intentos de desarme por parte de los alemanes deben ser resistidos con armas”

Ese mismo dia Barge le da a Gandin un ultimátum, debe elegir una de las tres opciones que le formula en representación de las autoridades alemanas:
a) Continuar luchando en el lado alemán
b) Luchar contra los alemanes
c) Entregar las armas

Gandin discutió el ultimátum de Barge con sus oficiales y siete capellanes de la división Acqui. Seis de los capellanes y todos los oficiales aconsejaron a Gandin acceder a las demandas alemanas, solo un capellán propuso la rendición inmediata. Sin embargo Gandin no podía acceder a unirse a los alemanes pues estaría actuando en contra de las órdenes del rey de Italia y Badoglio. No quería en un futuro verse luchando contra Badoglio y el rey pues “habían luchado junto a nosotros y por nosotros”. Rendir las armas a los alemanes también violaría las ordenes del alto mando italiano en virtud del arminsticio, pues no estaba contemplada esa posibilidad. Gandin desobedece al cuartel general italiano y continúa negociando con Barge mejores términos.

Gandin accede a retirar a sus hombres del monte Kardakata a cambio de la promesa alemana de no traer refuerzos desde el continente.

El día 12 Gandin informa a Barge que esta listo para rendir las armas de la división Acqui, tal cual Barge informó a sus superiores del XXII cuerpo de montaña.

Los oficiales italianos a su cargo presionan a Gandin de no llegar a un acuerdo con los alemanes bajo amenaza de amotinarse. Para más problemas el destacamento de la división Acqui en Corfu, no comandado por Gandin, informó que había rechazado un acuerdo con los alemanes.

Gandin también fue informado por “fuentes fiables” que los soldados italianos que se habían rendido por su cuenta a los alemanes estaban siendo deportados y no repatriados

El 13 de septiembre un convoy alemán de 5 barcos se acerca a Argostoli, capital de la isla. Oficiales italianos de artillería, por iniciativa propia ordenan a las baterías abrir fuego hundiendo 2 lanchas de desembarco alemanas y matando a 5 alemanes

Ante estas circunstancias la misma noche, Gandin distribuye una encuesta a sus tropas con las tres opciones presentadas por Barge 4 dias antes.

Una “indeterminada” mayoría contestó a favor de la opción de luchar contra los alemanes.

Gandin fue coherente con el resultado de la encuesta, y el 14 de septiembre reniega del acuerdo que tenía con Barge, negándose a deponer las armas, y solo entregando las baterías pesadas de artillería, además ordenando a los alemanes abandonar la isla con un plazo de respuesta para las 9:00 del día siguiente. También dejó de llevar puesta su condecoración de la cruz de hierro ganada en Rusia, una de sus posesiones mas preciadas.

COMBATE CONTRA LOS ALEMANES
En vista del abandono de las negociaciones, y del repentino cambio de actitud de Gandin que había osado ordenar a los alemanes irse de la isla, los alemanes deciden resolver el problema por la fuerza de una vez por todas. No sin antes presentar prudentemente a los italianos con un ultimátum definitivo de rendición que expiraba a las 14:00 del día 15, y que no obtuvo respuesta

A la mañana del día 15 cazabombarderos Stuka bombardean las posiciones italianas. En tierra los italianos inicialmente disfrutaron de superioridad en el terreno, ¡tomando incluso a 400 alemanes prisioneros!

El 17 de septiembre los alemanes desembarcaron el “kampfgruppe Hirschfeld”, compuesto por el III./98 y 54 batallones Gebirgsjäger de la 1ª división de montaña (una de las élites de las divisiones alemanas), también participó el I./724 batallón de la 104 división de cazadores (jäger division), formando una agrupacion a las órdenes del mayor Harald von Hirschfeld

Mayor Von Hirschfeld

El 98 Batallón Gebrirgsjager estuvo involucrado en los meses previos en varias atrocidades contra los civiles de Epiro.

Los alemanes, ante la posibilidad de que muchos de los italianos estuvieran siendo forzados a luchar por sus oficiales arrojaron octavillas que ponían:

“ Camerati Italiani, ufficiali e soldati, ¿por qué luchar contra los alemanes? ¡Habéis sido traicionados por vuestros oficiales!… DEPONED LAS ARMAS!! EL CAMINO DE VUELTA A TU PATRIA SERA ABIERTO PARA VOSOTROS POR VUESTROS CAMERATI ALEMANES”

Gandin, ante el avispero en que se había metido, pidió ayuda al ministerio de la guerra en Brindisi, pero no recibió ningun tipo de respuesta.

Incluso envió a un emisario de la cruz roja al ministerio, pero la misión se retrasó , y llego tres días después, cuando ya era demasiado tarde.

Además 300 aviones leales a Badoglio estaban en la ciudad italiana de Lecce, en el punto mas cercano de Italia con Grecia, teniendo a Cefalonia dentro de su rango de ataque, y estaban listos para intervenir. Pero los aliados no les permitieron despegar temiendo que los pilotos se pasaran a los alemanes. Por las mismas razones dos torpederas italianas ya de camino a Cefalonia fueron ordenadas volver por los aliados.

A pesar de la ayuda de la población local y de grupos de partisanos griegos, los alemanes contaban con completo dominio del cielo griego y sus tropas estaban muy veteranas de campañas anteriores, en contraste los reservistas de Acqui no eran rival para ellos. Para mayor problema la retirada del monte Kardakata que había ordenado Gandin días antes les regaló a los alemanes una ventaja estratégica adicional.

Tras varios días de combate, a las 11:00 del día 22 de septiembre, los últimos italianos que quedan combatiendo se rinden por orden de Gandin. Los italianos habian agotado toda su municion y habían sufrido 1.315 muertos, fuentes alemanas dan la cifra de 300 bajas alemanas y más de 1200 italianas.

Masacre
La masacre empezó el 21 de septiembre y duró una semana. Tras la rendición italiana Hitler distribuye la orden de ejecutar sumariamente cualquier oficial italiano que se resistiese, por “traición”. El 18 de septiembre el alto mando alemán distribuyó una orden argumentando que:
“Por la pérfida y traicionera conducta de los italianos en Cefalonia, no se tomarán prisioneros”

Los montañeros alemanes (muchos de ellos de origen austriaco) empezaron a ejecutar prisioneros italianos en grupos de diez. De primeras los alemanes dispararon a los italianos que iban a rendirse “in situ” con fuego de ametralladora. Un grupo de soldados bávaros denunció esta práctica pero fueron amenazados con unirse a los ejecutados ellos también. Tras este incidente los alemanes llevaron a los que quedaban al ayuntamiento de San Teodoro y ejecutaron a los prisioneros con destacamentos de 8 hombres

El general Gandin y 137 de sus oficiales fueron llevados aparte y sumariamente juzgados por un tribunal militar y ejecutados. Sus cuerpos arrojados al mar. Antes de la ejecución un sargento notificó a cada oficial italiano, que iban a ser ejecutados por traición, lo cual, dada la decisión de Badoglio de permitir la unificación de los ejércitos italianos y alemanes en Grecia bajo control alemán era técnicamente cierto.

El general Gandin fue ejecutado primero, y justo antes de su ejecución arrojó su cruz de hierro al barro.

Foto: wikimedia
El padre Romualdo Formato, capellán de la división Acqui y superviviente
https://i0.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/en/8/83/Padre_Formato.jpg

Romualdo Formato, uno de los 7 capellanes italianos de Acqui, y uno de los pocos supervivientes respetados. Formato escribió que durante la masacre, los oficiales italianos empezaron a llorar, rezar y cantar. Muchos gritaban los nombres de sus madres, mujeres e hijos. Según Formato, 3 oficiales se abrazaron para “ir juntos” al paraíso, mientras otros excavaban en el suelo como intentando escapar. En un lugar Formato recuerda haber visto a los alemanes gritar alto ofreciendo ayuda a los heridos, cuando 20 hombres se arrastraron malheridos hacia delante, una ametralladora acabó con ellos. Oficiales le entregaron a Formato sus pertenencias personales para que se las llevara con él y las devolviera a sus familias una vez de vuelta a Italia. Sin embargo, los alemanes confiscaron los bienes, y Formato no pudo llevar el recuento del número exacto de oficiales muertos.

Las ejecuciones de oficiales italianos iban continuando cuando un oficial alemán vino y indultó a aquellos que pudieran probar que eran de Trieste o de Trento, pues estas regiones habían sido anexionadas por Hitler como “provincias alemanas” el 8 de septiembre.

Viendo una oportunidad el padre Formato suplicó al oficial alemán parar las ejecuciones y salvar a los pocos oficiales que quedaban, el oficial respondió que lo consultaría con su superior. Durante la ausencia del oficial el padre empezó a rezar y a recitar el ave maria.

Hora y media más tarde el oficial alemán regresó informando a Formato de que las ejecuciones se detendrían. El total de supervivientes, incluyendo el propio Formato sumaban 37. Tras el indulto los alemanes felicitaron a los italianos supervivientes y les ofrecieron cigarrillos. Sin embargo, también tras el indulto los alemanes obligaron a 20 marineros italianos a cargar los cuerpos de los oficiales muertos y llevarlos en lanchas al mar, después los alemanes volaron las lanchas con los marineros en ellas.

Alfred Richter, un montañero austriaco participante en la masacre, testimonió como un soldado italiano que solía cantar arias para los alemanes en las tabernas locales fue obligado a cantar mientras sus compañeros eran ejecutados, no se sabe que destino tuvo. Richter añade que él y sus compañeros sintieron “un delirio de omnipotencia” durante el evento. La mayoría de los soldados del regimiento alemán eran austriacos. Según Richter los soldados italianos fueron ejecutados tras rendirse a los soldados del 98 regimiento, describe que los italianos muertos fueron amontonados, y que soldados del 98 regimiento habían cogido las botas a los muertos para su propio uso. Richter también testimonia que “grupos de italianos” fueron llevados a cobertizos y jardines con muros cerca del pueblo de Frangata y disparados con ametralladora. La matanza en Frangata duró 2 horas.

Los cuerpos de unos 5.000 ejecutados fueron eliminados de variadas maneras: quemados en piras de madera, llevados a barcos y arrojados al mar, o incluso algunos abandonados a la descomposición. Los alemanes temieron que la proliferación del gran número de cadáveres provocase una epidemia.

Los pocos soldados moribundos que fueron salvados fueron ayudados por los locales y los partisanos griegos. Uno de los supervivientes fue llevado gravemente herido en taxi a la casa de una mujer griega y sobrevivió a la guerra. 3.000 de los prisioneros supervivientes en custodia alemana se ahogaron cuando estaban siendo transportados a campos de prisioneros por los barcos Sinfra y Ardena, que chocaron con una mina marina en el Adriático, incluso Hitler ordenó a los comandantes alemanes locales a que transportaban prisioneros italianos por Grecia a “tomar todas las precauciones necesarias” durante dicho transporte “sin importar las pérdidas”

Foto: Bundesarchiv
Prisioneros italianos trabajan en un campo de prisioneros alemán en agosto 1944

OTROS EPISODIOS
En Corfú, la guarnición constaba de 8000 italianos, entre los cuales el 18 regimiento de la Acqui

El 24 de septiembre los alemanes desembarcaron una fuerza en la isla y al día siguiente los consiguieron convencer para capitular. Los 280 oficiales de la isla fueron ejecutados a los 2 días siguientes por orden del general Lanz, obedeciendo las directrices de Hitler. Los cuerpos fueron cargados en un barco y arrojados al mar. Los demás italianos de Corfú fueron llevados prisioneros.

Foto: bundesarchiv
Soldados italianos marchan en cautiverio en Corfú

Similares ejecuciones de oficiales ocurrieron tras la batalla de Kos, en el Egeo, frente a las costas turcas. Los alemanes derrotaron a una coalición británico-italiana, y se ordenó ejecutar al comandante italiano y a 90 oficiales por haberse pasado a los británicos y entregarles la isla.

REPERCUSIONES

En octubre 1943 Mussolini es liberado y consigue establecer junto con muchos de sus partidarios la República Social Italiana (RSI) en la mitad norte de la península itálica

Finalmente a los prisioneros italianos que quedaban en poder alemán se les dieron 3 opciones:
1. Continuar luchando junto con los alemanes en el ejército de la RSI
2. Trabajar de mano de obra forzada en la isla
3. Ir a un campo de concentración a Alemania
La mayoría prefirió la segunda opción.

En enero 1944, la noticia llegó a oídos de Mussolini mediante un fascista suizo italoparlante llamado Aurelio Garobbio. Mussolini se puso furioso de que los alemanes fueran capaces de hacer algo semejante contra sus compatriotas. Cuando Garobbio se quejó de que los alemanes no mostraban ningún tipo de clemencia Mussolini sin embargo replicó: “Pero nuestros hombres se estaban defendiendo, ya sabes, acertaron a unas lanchas alemanas hundiéndolas. Lucharon como los italianos saben hacerlo”

RESPONSABILIDADES

El mayor Harald von Hirschfeld nunca fue juzgado por su papel en la masacre. En diciembre 1944 se convirtió en el general alemán mas joven. Fue muerto en la batalla del paso de Dukla entre Polonia y Checoslovaquia en 1945

General Hubert Lanz en los juicios de Nuremberg.
File:Hubert Lanz 1948.jpg

Solo el comandante superior de Hirschfeld, el general Lanz fue setenciado a 12 años de prisión por esta y otras atrocidades cometidas en Grecia, como la masacre de Kommeno en agosto 1943. Sin embargo fue soltado en 1951 y murió en 1982.

Barge no estaba en la isla cuando tuvo lugar la masacre y fue condecorado con la cruz del caballero por su servicio en Creta, murió en el año 2000 con su expediente intacto.

El motivo de la baja pena de Lanz fue debido a que el tribunal resultó engañado por una falsa evidencia y no creía que la masacre existiera, a pesar del libro que escribió el padre Formato en 1946, un año antes del juicio.

Lanz solo fue encontrado responsable de la muerte de Gandin y sus oficiales. Lanz mintió diciendo que había desobedecido las órdenes de Hitler y que el documento con los 5.000 ejecutados fue para engañar al alto mando para ocultar su desobediencia, que solo un puñado de oficiales fueron ejecutados y que el resto de la división fue llevada a Pireo, en la península ática.

Increiblemente las autoridades italianas no presentaron ninguna evidencia de la masacre en Nuremberg, se especula que para evitar “males mayores” que posiblemente tendrían que ver con el desfavorecedor arminsticio firmado por Italia durante la guerra

La defensa de Lanz también argumentó que Gandin actuó por cuenta completamente propia y ajena, y que las autoridades de Brindisi no le ordenaron luchar contra los alemanes a menos que hubiera provocación o ataque previo alemán.

Otra justificación alemana para la forma de actuar fue que sospechaban que los italianos entregarían el control de la isla a los británicos, como habían hecho en Kos y en otros lugares, o llegar a unirse a los partisanos griegos

A dia de hoy no se ha condenado a nadie más por su participación o papel en la masacre.

RECUERDO Y CONMEMORACION

En los años 50 los restos de 3.000 de los ejecutados incluyendo 189 oficiales fueron repatriados a Italia y enterrados en el cementerio de guerra de Bari, jamás se han identificado los restos del general Gandin.

La película “La mandolina del capitán Corelli” rodada en 2001 narra este suceso.

En 2001 el presidente italiano Carlo Azeglio Ciampi (posiblemente influenciado por la película) visitó el monumento y declaró sobre los hombres de la división Acqui “su acto consciente fue uno de los primeros actos de resistencia por una Italia libre del fascismo” y que “prefirieron luchar y morir por su patria”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales, Crímenes de guerra alemanes y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s