Bastogne, el efímero asedio, 20-26 de diciembre 1944


http://en.wikipedia.org/wiki/Siege_of_Bastogne

La ciudad belga de Bastogne, el 20 de diciembre de 1944, fue protagonista del cerco de las tropas de McAuliffe. Bastogen era un estratégico cruce de comunicaciones, tan ansiado por los alemanes para poder seguir desplazando sus vehículos y así tener éxito la desesperada e inalcanzable apuesta de Hitler de dividir en dos las fuerzas aliadas, hasta alcanzar el puerto de Amberes.

Hasso Von Manteuffel, comandante del V ejército panzer ordenó al XLVII Cuerpo Panzer de Heinrich Freiherr von Lüttwitz la difícil tarea de tomar Bastogne, antes de poder cruzar el Mosa cerca de Namur.

Von Lüttwitz planeaba atacar un frente de once kilómetros con tres divisiones: la 26 volksgrenadier, la II panzer liderando el ataque y la división Lehr tras ellos.

Von Lüttwitz se dio cuenta de la importancia del nudo de carreteras de Bastoña — sabía que la ciudad tenía que ser capturada antes de que su Cuerpo se atreviera a avanzar demasiado hacia el Oeste. Por lo tanto, ordenó a la División Panzer Lehr que avanzase hacia Bastoña en cuando el resto de sus tropas cruzó el río Clerve.

Tras dos días de batalla, se hizo evidente que la 28.ª División de Infantería estaba cerca de derrumbarse.

Soldados de la 28 división de infantería se repliegan a Bastogne, donde asistirán en la defensa, la retirada ha sido tan precipitada que algunos soldados han perdido sus armas. Estos soldados fueron los que realmente se llevaron la peor parte de la ofensiva alemana sobre Bastogne.

Image

El mayor general Middleton, comandante del VIII cuerpo ordenó al comando de combate B de la 10 división blindada posicionarse en Bastogne.

El 17 de diciembre Eisenhower pone en alerta a la 82 y 101 aerotransportadas, que se encontraban descansando en Reims.

La 101.ª dejó Camp Mourmelon en la tarde del 18 de diciembre y partió en columna mecanizada.

Soldados de la 101, bien pertrechados y abrigados son enviados a ocupar Bastogne

Battle of the Bulge. HQ 502 assembling to move out to Bastogne, Belgium, Ardennes, 1944. (Small).jpg

Para la mañana del 20 de diciembre toda la 101 división había reforzado la guarnición de Bastogne. Los alemanes ya deberían haber tomado la ciudad a esas alturas pero las cenagosas carreteras y la obstinada resistencia encontrada les habían retrasado.

Mapa de la batalla los días 19-23 de diciembre 1944.

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b0/Bastogne_Map_December_19-23_1944.jpg

Muchas fuentes americanas nos ofrecen la defensa americana como en unas condiciones calamitosas, y llenas de privaciones. Se menciona falta de comida, frío intenso, falta de ropa de abrigo, y captura de toda la unidad médica por el enemigo.

La siguiente entrada no pretende desmerecer el sacrificio de aquellos soldados americanos que defendieron la ciudad. Al contrario, el mero hecho de que los americanos supieran movilizar tan rápidamente a sus mejores tropas para proteger el estratégico cruce de carreteras fue una decisión muy acertada, y realizada con muy buena previsión, en absoluto un plan improvisado marcado por un ambiente de caos y desconcierto, como quizá pareciera querer transmitir Stephen Ambrose con su libro.

Como se ha mencionado, los americanos conscientes de este valor estratégico pusieron mucho interés y emplearon a los regimientos 501, 502, 506 e incluso elementos de la 10 división blindada entre otras unidades . Se perdió a la mayor parte de la compañía médica debido a un ataque alemán al oeste de la localidad en la noche del 20-21 de diciembre, que había quedado imprudentemente desprotegida. Con todo, el núcleo contaba con instalaciones y personal sanitario civil adecuado para atender a los heridos.

Los heridos fueron llevados con gran celeridad a los hospitales de campaña gracias a estos jeeps

326th Abn Med Co ambulance-jeep in the area of Bastogne, Belgian Ardennes (Small).jpg

Heridos americanos siendo atendidos

CASUALTIES IN AN IMPROVISED EMERGENCY WARD during the siege of Bastogne..jpg

Los defensores contaban con 3 batallones de artillería, cada uno de ellos con 12 piezas de 155mm con la única limitación de su munición, pero esto no fue un impedimento, pues podían proveer de apoyo en cualquier dirección a la que se aproximara el enemigo y eventualmente recibieron más cartuchos en planeadores. Y no solo eso, ya se habían desplegado 40 tanques ligeros y medios de entre los efectivos de la 10 división blindada (que ya estaba curtida de los combates previos) y otras unidades.

Debido a este impresionante despliegue defensivo americano, von Lüttwitz se vio forzado a rodear la ciudad la noche del 20-21 y proseguir su avance, decisión que fue lo más acertada teniendo en cuenta la futilidad de cualquier asalto directo.

En una hábil maniobra las 7 vías de acceso fueron cortadas por los alemanes para el día 21. La pobremente entrenada y desgastada 26 volksgrenadier división no contaba con suficientes efectivos para un asalto a la impenetrable línea defensiva americana, y solo recibieron como refuerzo un regimiento de la 15 panzergrenadier division, que fue prácticamente insuficiente.

La proporción de ventaja alemana de 5 a uno es totalmente falsa, ya que la defensa de la ciudad no estaba exclusivamente defendida por la 101 como división (unos 11.000 soldados aerotransportables), sino que había adicionalmente otra cantidad comparable de efectivos de unidades mixtas que fueron adjuntadas a la 101 para formar un “grupo de combate”. Estamos hablando de más de 20.000 americanos. Hay que tener en cuenta que aunque hubo inicialmente al menos cinco divisiones alemanas en el sector, estas estaban muy por debajo de estar “a plena plantilla”, y la mayor parte fueron desviadas o movilizadas al frente real durante los primeros días del asedio.

La única manera posible de tomar la ciudad era realizar un ataque global simultáneo en todos los sectores, pero los alemanes sólo disponían efectivos como para concentrar sus ataques en algunos puntos aislados, principalmente por el sur y el oeste, pues era donde más cerca estaban los americanos de las líneas propias. Ataques que serían muy fácilmente rechazados por los bien atrincherados defensores, a partir del día 23.

Los asediantes estaban extenuados tras días de forzados avances por carreteras embarradas y tenían que permanecer en trincheras al raso, colapsadas de nieve, mientras que la mayoría de los americanos estaban perfectamente guarnecidos de las inclemencias del tiempo, ocupando diversos edificios y refugios más o menos calefactados en la ciudad y alrededores.

Soldados alemanes asediando Bastogne en precarias condiciones.

A group of Waffen-SS troops fire at the besieged town of Bastogne. (Small).jpg

Las raciones americanas eran de mejor calidad que las alemanas (tal es así que los alemanes las comían en cuanto las capturaban al inicio de la ofensiva) y fueron perfectamente racionadas, por no hablar el descubrimiento de un granero con varias toneladas de harina.

En cuanto a munición, cierto es que se dispusieron en niveles menores a lo que mandan las ordenanzas, pero también fueron eficientemente racionadas, recibiendo los soldados de primera línea todos las reservas que tuvieran sus compañeros de retaguardia. Para que una guarnición de esas dimensiones consumiera la mayor parte de su munición se requeriría mínimo dos semanas de asedio, y lo cierto es que no duró ni una.

Había mal tiempo los primeros días y durante ese periodo ni los americanos ni los alemanes pudieron recibir apoyo aéreo. Pero el 23 de diciembre el cielo se despejó y la indiscutible superioridad aérea americana fue puesta en evidencia con el lanzamiento de contenedores con suministros (paliando las carencias que se acaban de mencionar) y con impunes ataques aéreos sobre las posiciones alemanas, dicha situación continuó sin interrupciones desde ese día, con la consiguiente garantía de apoyo aéreo y suministro.

Fuerzas de la 101 observando a aviones C47 soltar toneladas de suministros el 26 de septiembre.

File:Bastogne resupply1944 sm.jpg

Cargando los suministros directamente desde el planeador al camión para su inmediata distribución

Image

Sonrientes soldados de la 101 recogiendo los suministros tan precisamente lanzados.

File:Bastogne 101 troops.jpg

C47 derribado tras suministrar un cargamento de munición de 155mm para las baterías que defendían la ciudad, 27 de diciembre 1944.

Image

La luftwaffe también realizó algunas incursiones sobre la ciudad, pero las pérdidas sufridas por los americanos fueron mínimas.

bastogne-bomb-crater (Small).jpg

Todos los ataques alemanes sobre el cuidado perímetro fueron repelidos con facilidad y sin mucho esfuerzo, en concreto en el sector de la 401 de planeadores (ese es su nombre oficial, aunque se les denominó 327). En este sector, los 18 panzer de la 15 panzergrenadier division que lograron penetrar intentaron alcanzar Champs por la retaguardia, pero el primer batallón del 502 regimiento aerotransportado (bien pertrechados con bazookas) y un puñado de temibles cazacarros m18 hicieron una escabechina entre los tanques germanos. En todo el asedio 40 tanques alemanes fueron destruidos a precio de solo 6 m18, además se capturaron a 92 extenuados soldados alemanes.

Soldado alemán y panzer IV abatidos en uno de los ataques.

BAS-DEAD-NAZI (Small).jpg

La retención de Bastogne fue una molestia para los alemanes y las noticias de que había fuerzas americanas aún controlando la ciudad fueron un disparo de moral para las fuerzas aliadas que combatían en otros sectores de la región.

Los civiles belgas que perdieron sus propiedades fueron los grandes perdedores de este asedio.

Image

Estado de tensa calma el día de Navidad de 1944.

Image

Soldados americanos conversando ante un mensaje tranquilizando a la población de la ciudad.

02-soldiers-bastogne.jpg

Rotura del cerco

Soldados americanos posando con un cartel.

Image

El tercer ejercito de Patton llegó desde Assenois el 26 de diciembre, rompiendo un corto cerco que no llegó a durar ni una semana y estableciendo contacto con el 326 de ingenieros.

El 27 de diciembre se reestableció completamente el suministro y se evacuó a todos los heridos. Las fuerzas de la 101 estaban ya molestas y algo cansadas tras 7 días de “privaciones” para las que el soldado americano no está acostumbrado (chicles, cigarrillos, chocolatinas, preservativos, etc.) y protestaron solicitando ser relevados.

Entrada de gran cantidad de suministros en la ciudad.

SUPPLIES MOVING THROUGH BASTOGNE (Small).jpg

En su lugar el alto mando les ordenó despejar de alemanes los alrededores de Bastogne, donde los maltrechos pero decididos asediantes mantenían aún su posición firme y valientemente, a pesar de que la batalla estaba prácticamente sentenciada por la rotura del cerco y el restablecimiento del abastecimiento americano.

Tanque de la sexta división blindada cerca de Bastogne, el 31 de diciembre.

File:Infantry & Tanks near Bastogne.jpg

Ingente cantidad de semiorugas de la 11 blindada concentrándose en las afueras de Bastogne.

11TH ARMORED DIVISION HALF-TRACKS MASSED on the outskirts of Bastogne. (Small).jpg

Numerosas formaciones de C47 sobrevuelan blindados tras dejar toneladas de suministros, el 6 de enero.

Image

Recogne fue capturada por el 506 el 9 de enero sin apenas dificultad, y Bois des Corbeaux el 10, y Foy el 13.

Paracidista alemán capturado cerca de Bastogne, tras la rotura del cerco.

Image

Cansados prisioneros alemanes capturados el 9 de enero de 1945 por la 4ª división blindada.

Image

El 327 que tanto se había distinguido en la defensa se llevó casi exclusivamente la peor parte atacando hacia Bourcy al noreste el 13 de enero, donde se encontró fuerte resistencia alemana.

El 506 por el contrario encontró la menor resistencia, capturando Noville el 15 de enero y Rachamps al día siguiente, sin demasiadas dificultades.

El 327 fue reforzado por el 502 y juntos capturaron Bourcy el 17 de enero.

Fue así como los alemanes fueron empujados de vuelta a su punto de partida en el día en que la división había llegado a Bastogne. Al día siguiente la división 101 fue relevada.

Los alemanes por el contrario tuvieron que realizar un penoso repliegue a pie hasta sus líneas defensivas previas a la ofensiva, para ellos no hubo ni permiso ni relevo, sino que fueron empleados en recomponer el frente.

Nuts, la verdad detrás de la palabra (22 de diciembre)

A las 11 de la mañana del 22 de diciembre cuatro alemanes se presentaron con bandera blanca ante los americanos y solicitaron ser conducidos al oficial al mando.

Los alemanes tras ser vendados de ojos y conducidos ante el puesto de mando, entregaron una nota manuscrita personalmente al general McAuliffe proponiendo la rendición de la guarnición en virtud de “una situación comprometida” y evitar “un sufrimiento innecesario a la población civil”.

El general la leyó y la arrojó al suelo maldiciendo “nuts!”, una palabra que literalmente significa “nueces” pero que en el argot americano significa “al cuerno”.

Los emisarios alemanes pidieron una respuesta por escrito. McAuliffe confuso e indeciso consultó a sus subordinados qué respuesta era más adecuada. Fue el teniente-coronel Harry Kinnard el que le sugirió a McAuliffe precisamente que pusiera por escrito su “exaltación”, la que se convertiría en célebre frase.

El general lo encontró una idea excelente y esa fue la respuesta escogida. Antes de marcharse los alemanes pidieron una breve explicación sobre el significado de esas cuatro letras, no podían volver al cuartel general alemán con una respuesta ambigua y equívoca.

Uno de los asistentes les ilustró con un “go to hell” (iros al infierno), esto sí lo entendieron los alemanes, que volvieron con ese mensaje claro y libre de confusión a sus líneas. La noticia de la respuesta corrió entre los defensores y la moral se disparó. De pronto todo el mundo estaba usando la palabra “nuts” ante cualquier contratiempo o cuando algo no le gustaba.

Carta de propaganda enviada a los soldados de la 101 defendiendo Bastogne con el objetivo de elevar la moral.

Zoom out

McAuliffe con el cartel indicativo de la ciudad, que fue llevado como souvenir.

Bajas

Después de la batalla, los periódicos se refirieron a la división 101 como los “Battered Bastards of Bastogne” (“Maltrechos bastardos de Bastogne”).

La división, de los 11.000 efectivos que contaba tuvo como bajas a 341 muertos, 1.691 heridos, y 516 prisioneros. Sin embargo solo en el cuerpo de combate de la 10 blindada se recibieron hasta 500 bajas, lo que significa que sufrió una proporción en bajas de plantilla mayor que la de sus compañeros aerotransportados.

Las bajas americanas de todas las unidades implicadas en la batalla incluso después roto el cerco suman unas 3.000.

Las bajas alemanas son desconocidas, pero indudablemente superiores.

Soldados de la 9 división blindada homenajean con una salva a sus compañeros caídos, 22 enero 1945.

Image

Prisioneros alemanes son obligado a cavar las tumbas para enterrar las bajas de la 101.

Image

Soldados alemanes que intentaron tomar el puesto de mando de la 101.ª Aerotransportada en Bastogne, Bélgica, yacen muertos después de ser detenidos por fuego de ametralladora de los bien apostados defensores. Los tanques, detrás de los cuales avanzaban, también quedaron fuera de combate. Esta foto fue tomada mientras Bastogne aún era asediada (25 de diciembre de 1944).

File:German soldiers lie dead on the ground.jpg

Otras anécdotas

De entre los auténticos héroes anónimos de esta batalla destacar la acción de Augusta Chiwy, una enfermera belga originaria del Congo que atendió a los heridos americanos, salvando muchas vidas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales, Segunda Guerra Mundial, sucesos/incidentes y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s