El incidente de Gleiwitz y la operación Himmler 1939


OPERACIÓN HIMMLER

Fue en proyecto planeado por la Alemania nazi para magnificar la agresión de Polonia hacia las fronteras alemanas de 1939.

Tenía como objetivo ser empleado por la propaganda nazi como excusa para convencer a la opinión tanto nacional como internacional de la legitimidad de la invasión de Polonia.

Las relaciones polacogermanas eran excelentes en el periodo Pilsudki, incluso hasta 1937, llegando a firmarse un tratado de no agresión entre ambos países.

La decisión de Polonia, influenciada por Francia e Inglaterra, de no ceder ante las peticiones alemanas sobre sus antiguos territorios del corredor de Danzig (por miedo infundado a sufrir un destino similar a Checoslovaquia) llevó a Hitler en 1939 a considerar realizable la posibilidad de una invasión de Polonia mediante el caso Fall Weiss.

La recuperación del corredor y la protección de la minoría alemana (que estaba siendo objeto de medidas de polonización) serían algunos de sus motivos, pero necesitaba un “casus belli” más legítimo ante la opinión pública, para así iniciar hostilidades sin temor a una intervención aliada en auxilio de Polonia.

Por su parte la Unión Soviética se había ofrecido en secreto asistir en el lado de Alemania a cambio de la porción oriental de dicho país, ahora solo quedaba la propaganda antes de iniciar las hostilidades.

Para enteder mejor las causas que llevaron a la guerra véase:

https://aforjar.wordpress.com/2013/12/24/reflexiones-1939-quienes-detonaron-la-iigm/#more-1283

 

 

ANTECEDENTES Y “DECLARACIONES DE INTENCIONES”

Adolf Hitler el 11 de agosto ante la comisión de la Liga de Naciones.

Si se produce la más mínima provocación, aplastaré a Polonia en tantos trozos, que no quedará nada para recoger.

El 22 de agosto Hitler dijo a sus generales:

Proporcionaré el casus belli propagandístico, su credibilidad no importa. Al victorioso no le preguntarán si dijo la verdad o no.

EL PLAN

Desde primavera de 1939 periódicos y políticos alemanes, incluyendo el propio Adolf Hitler habían llevado a cabo propaganda tanto a nivel nacional como internacional acusando a Polonia de organizar o permitir actividades de limpieza étnica contra alemanes residentes dentro de las fronteras polacas de 1939. Esto

El plan, propuesto originalmente por Heinrich Himmler en un alarde de ingenio, supervisado por Reinhard Heydrich y gestionado por Heinrich Müller.

EJECUCIÓN

Todas operaciones debían ser llevadas a cabo originalmente el 26 de agosto de 1939, aunque por motivos diplomáticos se retrasaron al 31. Debían ser llevadas por agentes de las SS y la SD disfrazados de soldados polacos. Las fuerzas de la Wehrmacht serían retiradas temporalmente de los sectores afectados para evitar incidentes de fuego amigo.

Alguna unidad disfrazada no fue informada de este cambio y atacó un puesto aduanero en fechas tan tempranas como el 26 de agosto.

En los últimos días de agosto, falsos polacos atacaron diversos objetivos de la frontera, realizando disparos al aire, actos de vandalismo, asustando a los locales y dejando tras ellos cuerpos vestidos con uniformes polacos.

Los cuerpos depositados eran de prisioneros políticos a los que se les había administrado inyección letal, vestidos de uniforme polaco y después disparados para parecer abatidos. Los agentes de las SS los apodaban “carne enlatada” de ahí también el nombre de “Operation Konserve“.

Entre los ataques perpetrados por los falsos polacos o por agentes del abwehr fueron:

  • El túnel del paso ferroviario de Jablunka, entre Polonia y Checoslovaquia, fue atacado por una unidad del abwehr en ropa civil al mando del teniente Hans Albrecht Herzner en la noche del 25/26 de agosto, pero fue rechazado gracias al enorme despliegue defensivo polaco. Esta chapucera acción sin embargo no se considera a menudo parte de la operación Himmler por su distinta naturaleza.
  • La estación aduanera en Hochlinden.
  • La estación de servicio de Pitschen.
  • La estación de radio de Gleiwitz (el más importante de todos).
  • Explosión de bomba en Tarnów (lado polaco) el 28 de agosto, matando a 20 personas e hiriendo a 35.

GLEIWITZ

El incidente de Gleiwitz (Gliwice en polaco) fue un suceso en el que fuerzas de las SS pertrechadas como “rebeldes y soldados polacos” realizaron un ataque sobre la estación de radio Sender Gleiwitz en la Alta Silesia, en verano de 1939 en las etapas previas a la IIGM.

En la noche del 31 de agosto de 1939 un equipo de soldados de las SS disfrazados de polacos, liderados por Alfred Naujocks se apropió de la estación de radio por la fuerza, agrediendo a los tres sorprendidos empleados que había en ese momento, y procedió a la emisión de propaganda antialemana en polaco, a través de un canal improvisado (la estación resultó ser un simple repetidor). No se sabe cuantos oyentes de la zona llegaron a captar el mensaje o en qué medida vieron su programación rutinaria interrumpida, pues el plan original contaba con poder transmitir el mensaje desde alguno de los canales más importantes para que cientos de miles de alemanes lo captaran.

Los agentes dejaron en la escena el cuerpo de un desafortunado prisionero que había sido arrestado el día anterior: el granjero silesio-polaco Franciszek Honiok, al que ejecutaron en el lugar para aparentar ser un saboteador abatido.

Se llamaron a corresponsales americanos al lugar de los hechos el día siguiente, pero la opinion pública internacional se mantuvo escéptica sobre lo sucedido debido a que no se permitió a ninguna comisión neutral investigar.

RESULTADO

El 1 de septiembre Hitler dio un discurso en el Reichstag mencionando los 21 incidentes fronterizos ocurridos, y declarando que fuerzas polacas habían iniciado acciones hostiles sobre suelo alemán.

La opinión pública alemana estaba consternada, la sola idea de que hubiera posibilidad de una guerra era algo inaudito e impensable en gran parte de la población alemana de los años 30.

La única forma en que la mayoría de los alemanes pudieran ver con buenos ojos la entrada de su país en un guerra (o al menos considerarla justificada) era dentro del marco de una reacción defensiva ante un ataque extranjero, de ahí parte del motivo de la operación Himmler.

Fue así como podemos decir que la verdad fue la primera víctima de esta guerra, como bien figura en el proverbio clásico.

OTROS INCIDENTES SIMILARES EN LA ÉPOCA

Otro caso similar en otro contexto fue el del bombardeo del pueblo ruso fronterizo de Mainila, en noviembre de 1939, por parte de la artillería soviética. Todo ello para luego acusar a Finlandia de ser la responsable, cuando todas las baterías finesas en el sector estaban claramente fuera de alcance.

El ministro Molotov chantajeó a las autoriades finesas para que se retiraran sus fuerzas 20 km hacia dentro de sus fronteras. Los fineses denegaron toda responsabilidad, rechazaron las amenazas y se mostraron cooperativos para exclarecer lo sucedido.

Los soviéticos impidieron toda investigación por parte de las autoridades finesas, que pese a todo presentó abrumadoras pruebas de que los disparos fueron hechos del lado ruso.

4 días después fuerzas soviéticas iniciaron la invasión de Finlandia, que derivó en la Guerra de Invierno.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Países: Polonia, Segunda Guerra Mundial, sucesos/incidentes y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s