Resistencia vs colaboracionismo en la Europa Ocupada


Fuentes:

La siguiente entrada no es un estudio exhaustivo pero nos da una idea general de la compleja situación vivida en la Europa ocupada.

Después de la IIGM, toda noción o referencia hacia llamado “colaboracionismo” en los países invadidos fue estigmatizada o suprimida en favor de un “lavado de cara” en la porsguerra pero…¿qué tipo de “colaboracionismo” se produjo?.

En cuanto a la resistencia, no podemos negar el sacrificio hacia su país de aquellas personas que pasaron desde la más simple insubordinación a la rebelión armada abierta en los diversos países ocupados, y las consecuencias y el riesgo derivados de ellos, precio que muchos estuvieron dispuestos a pagar por la libertad de su país. Sin embargo, en muchos casos la acción resistente violenta y activa ha sido “magnificada” o “engrandecida” como quien hace ese lavado de cara. ¿Estamos ante una mayoría de casos de resistencia pasiva? ¿o fue una resistencia activa en toda regla?

La respuesta a estas preguntas es…depende del país y del periodo estudiado, pues obedece a factores y circunstancias muy diversos.

En esta entrada se analizará hasta qué punto fue más importante el colaboracionismo o la resistencia en los respectivos países y qué casos de los mismos se dieron en cada país, pasando por los motivos que llevaron a la población a decantarse por una opción u otra, o a no tomar parte.

COLABORACIONISMO

El término colaboracionismo es un término ambiguo empleado para describir la predisposición y aceptación por parte de habitantes de los países ocupados hacia sus ocupantes del eje. En concreto es asociado por la creencia general incompatiblemente con los siguientes conceptos, tanto de modo servicial como ideológico, voluntario o involuntario.

  1. Servicios prestados a fuerzas militares alemanas en calidad de negocios estrictamente profesionales: cocina, suministro, mantenimiento, acuerdos comerciales…
  2. Entablar trato social de cualquier tipo con un miembro de las fuerzas militares alemanas.
  3. Alistamiento en las fuerzas alemanas por motivos anticomunistas.
  4. Cooperación en tareas relacionadas con el antisemitismo y de supresión de minorías étnicas.
  5. Represión política de elementos resistentes.
  • Los dos primeros casos no constituyen ningún delito ideológico, ni ningún tipo de traición hacia la nación, pues responden únicamente a la vida privada tanto social como laboral de cada individuo, independientemente de que fuera hecho de forma voluntaria o involuntaria. Sin embargo tanto durante la guerra como despuésa menudo estos casos fueron tachados injustamente de actos colaboracionistas.
  • Los tres últimos casos constituyen motivos ideológicos, si bien solo los dos últimos constituyen una ofensa o traición explícita sobre el país invadido por parte del ciudadano del mismo.
  • El punto número tres es a menudo considerado “acto de traición” por servir en el país invasor, pese a que está claro que en el juramento prestado los voluntarios se comprometían exclusivamente a “luchar contra el comunismo” y nunca específicamente contra la población de su país de origen.
  • El punto número cuatro es un caso grave, y responde a los casos de muchos criminales de guerra no alemanes que tomaron parte directa o indirecta en el exterminio de minorías étnicas.
  • El punto número cinco es el caso de “colaboracionismo” más grave, pues el individuo coopera con el invasor en actividades represivas contra su propio pueblo por motivos ideológicos: se incluye torturas, extorsión, secuestros, asesinatos, etc.

Tan pronto las fuerzas aliadas liberaban territorio ocupado, las fuerzas “libres” o autoridades “libres” iniciaron la persecución de todo elemento tildado de “colaboracionista”, ya sea de forma espontánea o por mandato.

La persecución y enjuiciamiento de los casos 4 y 5 dentro de un marco legal está totalmente justificada pues constituyen alta traición por no decir crímenes contra la humanidad.

Toda persecución con o sin juicio llevada a cabo por las fuerzas “libres” sobre los casos 1, 2 y 3 constituyen crímenes de guerra cometidos por parte de las fuerzas “libres” contra sus propios compatriotas y conciudadanos (usados como cabezas de turco) como actos de represión política, no obedeciendo estos a ningún tipo de marco legal o bien valiéndose del marco legal como tapadera para encubrir estos despreciables crímenes contra ciudadanos inocentes.

“COLABORACIONISMO” EN LOS DISTINTOS PAÍSES

Colaboracionismo en Italia:

Tras la capitulación de la monarquía italiana fascista en 1943, el país fue ocupado por fuerzas alemanas que rescataron al dictador Benito Mussolini, poniéndolo al frente de la llamada República de Saló. Las fuerzas fascistas policiales, paramilitares y militares de la República de Saló cooperaron militar y activamente con los alemanes hasta el final de la guerra, llegando también a crear una división de voluntarios italianos en las SS.

Colaboracionismo en Albania:

El ejército albano, policía y gendarmería fueron puestos al mando de las autoridades fascistas italianas en este estado títere. Tras la capitulación italiana los alemanes crearon sus propias unidades de voluntarios, entre las que destacan la 21 Waffen-SS división de Montaña “Skandeberg” y su homóloga la “Prinz Eugen”.

Colaboracionismo en Bélgica:

El 373 batallón de la Wehrmacht estuvo compuesto por valones y participó en la Unión Soviética, que posteriormente sería convertido en la 5 SS Sturmbrigade de voluntarios “Wallonien” y en última instancia la 28 SS división de voluntarios “Wallonien”.

Por su parte los flamencos fueron alistados en la 6 SS brigada de voluntarios “Langemark” y posteriormente la 27 SS división de voluntarios “Langemark”.

Hubo también unidades paramilitares belgas de partidos fascistas, además de la propia gendarmería, policía, y otras fuerzas de seguridad.

Existen muchos casos de civiles confraternizando con las fuerzas de ocupación por diversos motivos (destacando los matrimonios mixtos y otros tipos de relaciones)

Colaboracionismo en Chequia:

Chequia (excluyendo Sudetes) fue redesignada como protectorado de Bohemia y Moravia. Contaba con 12 batallones de batallones del ejército títere, policía y gendarmería.

Había planes para integrar a Chequia definitiva y formalmente en el Reich alemán, pero se decidió que estas no podían ser llevados a cabo a corto plazo.

Alemanes de los Sudetes recibiendo entusiasmados a los soldados alemanes en Octubre de 1938.

File:Bundesarchiv Bild 146-1976-033-20, Anschluss sudetendeutscher Gebiete.jpg

Colaboracionismo en Eslovaquia:

Al contrario que Chequia, Eslovaquia constituyó su propio estado independiente dentro de las naciones del eje. El país sufrió importantes pérdidas territoriales a costa de los estados vecinos, como Hungría y Polonia que aprovecharon la debilidad del mismo.

Colaboracionismo en Hungría:

Las autoridades húngaras recibieron importances ganancias territoriales a costa de los estados vecinos ya desde 1938. En 1941, Hungría que era miembro del pacto antikomintern declaró también la guerra a la URSS.

Temiendo un intento de negociar la paz por separado por parte del gobierno húngaro, Hitler ordena la operación Margarethe, nombrando un gobierno títere, ocupando de facto el país carpático con fuerzas alemanas y tomando control del ejército húngaro.

Tras esto las autoridades nazis iniciaron la persecución de los judíos húngaros.

Con la cercanía de las fuerzas soviéticas a territorio húngaro en septiembre 1944, la difícil situación se hacía evidente. Budapest fue asediada por los rusos entre noviembre 1944 y febrero 1945, prácticamente aplastando a las fuerzas cercadas.

Los civiles húngaros capearon como buenamente pudieron la guerra en su propio suelo y el ejército húngaro fue obligado a permanecer luchando hasta la capitulación general alemana en mayo 1945.

Miembros del partido húngaro nacionalista “Cruz de Flechas” en los preparativos para defender Budapest ante los rusos.

File:Bundesarchiv Bild 101I-680-8283A-12A, Budapest, marschierende Pfeilkreuzler und Panzer VI.jpg

Colaboracionismo en Dinamarca:

La ocupación alemana de Dinamarca constituye un caso singular dentro de los países ocupados.

El estado danés era neutral pero Alemania lo invadió en 1940 en violación del tratado de no agresión firmado el año anterior, por miedo a que los aliados desembarcaran una fuerza en dicho estado, con la que podrían invadir Alemania.

La invasión duró solo 6 horas y las bajas fueron mínimas, pues el gobierno tomó la prudencia de capitular, a cambio los alemanes se comprometían a respetar la integridad institucional, territorial del estado danés.

El gobierno danés fue respetado, pero con la invasión de la Unión Soviética el partido comunista fue abolido y se procedió a la explotación industrial del país por parte de Alemania, y al reclutamiento de voluntarios (mayoritariamente en el Freikorps Danmark y en la 11 SS división “Nordland”).

Existen muchos casos de civiles confraternizando con las fuerzas de ocupación por diversos motivos (destacando los matrimonios mixtos y otros tipos de relaciones)

Colaboracionismo en Estonia:

La ocupación alemana fue bien vista inicialmente en el estado báltico que había padecido de primera mano, la ocupación soviética. Sin embargo los alemanes no autorizaron un estado 100% independiente y forzaron a los voluntarios a reclutarse dentro de la Wehrmacht y posteriormente en las SS.

Unidades paramilitares cooperaron espontánea y activamente con la policía alemana en la exterminación de los judíos estonios, el único sector que había sido favorable a la ocupación soviética en 1940.

El apoyo de la población civil a las fuerzas alemanas fue muy importante, bien fuera voluntario o involuntario.

Voluntarios estonios en la Wehrmacht.

Image

Civiles estonias distribuyendo comida a miembros estonios de la 20 SS Grenadier Division (estonia nº1) que van a partir al frente.

Image

Colaboracionismo en Letonia:

La represión llevada a cabo por el NKVD en este estado báltico fue brutal.

Tras la retirada de los soviéticos, partidos de extrema derecha declararon progromos y comenzaron a perseguir a los judíos. Las ejecuciones continuaron ya con la supervisión de la policía alemana.

Las milicias y batallones de policía no solo cooperaron en la persecución de judíos, sino que operaron en actividades anticomunistas.

También se formaron dos brigadas letonas en las Waffen-SS.

El apoyo de la población civil a las fuerzas alemanas fue muy importante, bien fuera voluntario o involuntario.

Colaboracionismo en Lituania:

Al igual que en las demás repúblicas bálticas, los alemanes no permitieron un estado independiente en el eje a imagen de Eslovaquia como proponían representantes.

Numerosos batallones de policía lituanos fueron creados y participaron activamente en el exterminio de los judíos, un número de dichos batallones fue empleado fuera de Lituania en el frente del este.

También se creó una milicia bajo permiso alemán para combatir contra los polacos del Armia Krajowa.

El apoyo de la población civil a las fuerzas alemanas fue muy importante, bien fuera voluntario o involuntario.

Población lituana, cansada del yugo soviético sufrido desde 1940, saluda a los libertadores alemanes.

Image

Colaboracionismo en Francia:

El gobierno de Vichy del Mariscal Pétain y Pierre Laval colaboró activamente en la extradición de judíos y otras minorías, a través de su propia gendarmería.

Se formó un elemento paramilitar llamado “Milicia Francesa” encargado de tareas antipartisanas y de represión política, operando inicialmente en Vichy y después en toda Francia.

Desde la invasión de la URSS se formaron diversas unidades de voluntarios a lo largo de la guerra, inicialmente en la Wehrmacht, y después en las Waffen-SS, véase entrada correspondiente. Véase:

https://aforjar.wordpress.com/2013/12/18/voluntarios-franceses-en-las-fuerzas-alemanas/

Existen muchos casos de civiles confraternizando con las fuerzas de ocupación por diversos motivos (destacando los matrimonios mixtos y otros tipos de relaciones)

Miembros de la resistencia francesa capturados por la Milicia Francesa.

Image

Colaboracionismo en Bretaña:

Nacionalistas bretones se sintieron muy identificados con la ideología del partido nazi. Desde 1940 cooperaron activamente con la esperanza de que Alemania reconociera un estado bretón. Con el fin de la guerra algunos de sus líderes se exilian en Irlanda.

Luxemburgo:

No se creó ninguna unidad luxemburguesa de voluntarios, pero muchos ciudadanos se afiliaron a diversas organizaciones nazis mayoritariamente para obtener beneficios profesionales.

Grecia:

Alemania estableció un gobierno títere en Grecia, y autorizó la creación de “batallones de seguridad”.

Por su parte, partidos ultrancionalistas griegos, pequeños, pero muy activos ayudaron a los alemanes a luchar contra la resistencia y deportar judíos, llegando a ser partícipes de algunos crímenes y atrocidades.

Colaboracionismo en Holanda:

La policía holandesa fue reformada y empleada a luchar contra la resistencia y ayudar en la deportación de judíos.

El partido nazi holandés o NSB contaba con sus propias unidades paramilitares.

Miles de voluntarios holandeses engrosaron diversas unidades de voluntarios en las SS, entre ellas la 11 SS panzergrenadier “Nordland”, la 5 SS panzergrenadier “Wiking” y la que sería la 23 SS panzergrenadier “Nederland”. Véase también el caso del “Landstorm Nederland”.

Existen muchos casos de civiles confraternizando con las fuerzas de ocupación por diversos motivos (destacando los matrimonios mixtos y otros tipos de relaciones)

Voluntarios holandeses partiendo hacia el frente del este.

Image

Colaboracionismo en Noruega:

En Noruega el gobierno títere lo ejerció Vidkun Quisling mientras la familia real y el previo gobierno estaban en el exilio. Su gobierno incitó a la deportación de los judíos y al alistamiento voluntario en las Waffen-SS (11 SS división “Nordland” y Legión “Norske”).

Pese a reunir un partido con 45.000 afiliados el apoyo popular fue escaso. Quisling fue ejecutado junto con otros colaboradores terminada la guerra. En Noruega Quisling es sinónimo de traidor.

Existen muchos casos de civiles confraternizando con las fuerzas de ocupación por diversos motivos (destacando los matrimonios mixtos y otros tipos de relaciones)

Colaboracionismo en Polonia:

Véase: https://aforjar.wordpress.com/2015/03/14/voluntarios-polacos-en-la-wehrmacht-y-fuerzas-auxiliares/

Al contrario que en otros países donde los alemanes buscaron y encontraron cooperación oficial, en Polonia no hubo colaboración oficial ni política ni económica.

Polonia contaba con el mayor movimiento de resistencia de Europa, por lo que como resultado el acceso de puestos de autoridad a ciudadanos polacos era limitado.

No obstante, la Polonia de 1939 era un estado étnica y culturalmente diverso, con una minoría alemana muy importante. 800.000 personas se declararon de la minoría alemana, mayoritariamente en Pomerania y Silesia. Declararse volksdeutsche llevaba asociada muchas ventajas sociales para aquellos que se acogían a esto. Entre los “beneficiados” hubo muchos silesios y pomeranios que fueron considerados “étnicamente alemanes” por las nuevas autoridades, también hubo nmuchos casos de polacos que firmaron la polémica Volkliste tanto de manera forzada como voluntaria, acto que para el clandestino Armia Krajowa suponía alta traición.

Muchos historiadores alegaron a que prácticamente todo colaboracionsimo en Polonia o “Gobierno General” era obra exclusivamente de la minoría alemana, cuando en realidad es debido a que muchos de los polacos étnicos colaboracionistas habían firmado la mencionada lista, pasando figurar así como alemanes.

Así mismo la inexistencia de una entidad oficial colaboracionista no demuestra por sí sola que una inmensa mayoría de los polacos no estuviera dispuesta a colaborar en mayor o menor grado con los alemanes.

A pesar de lo anterior, el antisemitismo estaba bastante extendido en Polonia en tiempos de la ocupación alemana. Los polacos judíos fueron acusados por los polacos gentiles de haber cooperado con los soviéticos durante la ocupación soviética de 1939-1941 de la parte oriental del país. Este colectivo había sufrido gran discriminación en la época de Pilsudki en los años 30 y muchos judíos vieron con buenos ojos la ocupación soviética con vistas a obtener un status más igualitario en la sociedad polaca.

Tanto los polacos que cooperaron con los alemanes en actividades antisemitas como los polacos del Armia Krajowa operando por su cuenta, cometieron atrocidades sobre miembros de la comunidad judía polaca. Para empeorar las cosas los alemanes agitaron estas actividades “espontáneas” con diversa propaganda.

En octubre de 1939 los alemanes establecieron la “Policía Azul”, un cuerpo policial étnicamente polaco, a base del reclutamiento forzoso de los antiguos agentes de preguerra, llegando a los 16.000 efectivos. Estos cuerpos fueron empleados tanto en el mantenimiento del orden, como en la persecución de los judíos y la resistencia mediante redadas en las que tomaron parte activamente. No obstante muchos agentes obedecían a menudo las órdenes a regañadientes, y había además dobles agentes del Armia Krajowa en las filas de la policía obteniendo información. Otros agentes salvaron judíos arriesgando su propia vida por ser descubiertos.

Pese a diversos intentos los alemanes fueron incapaces en 1944 de hacer que los movimientos de resistencia polacos permanentemente volvieran sus armas únicamente contra los soviéticos, siendo el caso más curioso el de la Brigada de Montaña de la Sagrada Cruz.

También se reclutaron 700 reclutas polacos en la Wehrmacht a finales de 1944, llegando a formar una Sonderabteilung propia bajo los principios “trato y salario igualitario” y “reconocimiento de la etnicidad polaca”. No obstante este embrión de unidad no llegó a participar en combates importantes y tuvo una existencia efímera.

Colaboracionismo en Rusia

Las fuerzas alemanas recibieron cierto apoyo por parte de algunos colectivos y minorías pereguidas por Stalin. Destacando los alemanes del Volga, Cosacos, kalmukos, etc.

Muchos rusos empobrecidos vieron oportunidad en la posibilidad de trabajar para las fuerzas alemanas, pero las condiciones resultaron ser precarias, llegando incluso a deportar personal para ir a trabajar a Alemania.

Así mismo exprisioneros de guerra y civiles rusos fueron empleados como “hilfwilliger” o auxiliares en la Wehrmacht. Véase:

https://aforjar.wordpress.com/2013/11/23/el-hilfswilliger/

Las unidades de voluntarios formadas por rusos étnicos engloban desde 1943 el RONA al mando de Borislav Kaminski (que estuvo envuelto en crímenes de guerra) y el ROA al mando del general Vlasov. Ambas iniciativas, especialmente la primera, no llegaron a madurar a tiempo para tener un impacto decisivo en el conflicto.

Borislav Kaminski, líder del RONA y responsable de crímenes de guerra, fue eliminado por los propios alemanes en 1944 por su incompetencia.

Image

Dos brigadas de caballería cosaca fueron reclutadas para 1944, aunque fueron puestas en Yugoslavia.

Voluntarios cosacos en la Wehrmacht.

Image

Las fuerzas alemanas al contrario que en Ucrania no recibieron mucho apoyo local, aunque existen no pocos casos de confraternización por diversos motivos.

Un exprisionero ruso emite propaganda para los alemanes, incitando a sus compañeros a entregar las armas.

Image

Colaboracionismo en Ucrania

Las políticas soviéticas de los años 30 habían provocado tremendas hambrunas (Holodomor), sumando los efectos de las purgas y la concienciación de la identidad nacional ucraniana frente al dominio soviético.

Esto fue el principal motivo por el que poblaciones enteras ucranianas se volcaron en recibir a los alemanes como a libertadores con los brazos abiertos.

Se procedió a la formación de batallones policiales “Schuma” y a unidades paramilitares. Efectivos de la “Schuma” participaron activamente en la masacre de judíos ucranianos.

En cuanto a unidades voluntarias destacar la 14 Waffen Grenadier Division “Galizien”, formada en 1943, y que combatió con gran eficiencia.

La cooperación de la población civil con los “liberadores” alemanes fue muy elevada, al menos hasta 1943-1944.

Creación de centro de reclutamiento para la división Galizien en 1943.

File:Lemberg280443-2.jpg

Colaboracionismo en Yugoslavia

El gobierno yugoslavo ya estaba haciendo planes de aliarse con Alemania antes de la invasión, pero un golpe de estado lo derrocó. Los alemanes ante esto decidieron intervenir. En 11 días Yugoslavia capituló. Las potencias del eje crearon “guardias” afines de carácter paramilitar en los territorios que se les asignaban.

Los Chetniks serbios cooperaron en mayor o menor grado con los alemanes, practicando crueles métodos con sus rivales políticos y étnicos partisanos. Operaron de manera totalmente independiente, bajo permiso alemán, hostigando a los partisanos de Tito, aunque esta alianza fue más bien débil e inestable.

La Ustaše, o movimiento fascista croata fue responsable del asesinato y tortura de miles de serbios, gitanos y judíos. Solían asesinar a sus víctimas con armas blancas y con métodos muy crueles.

Los bosniacos musulmanes de Bosnia y Herzegovina y Croacia formaron la 13 división de montaña SS “Handscharr” (junto con elementos croatas) en 1943, siendo distinguibles por el fez como prenda de cabeza. Operaron contra Tito hasta noviembre de 1944, cuando la división fue disuelta.

En Croacia también se creó en 1944 la homóloga 23 división de montaña SS “Kama”

Islas del Canal

Durante la ocupación de las islas del Canal de la Mancha la policía británica y autoridades tuvieron un papel de cooperación involuntaria o pasiva.

Existieron rumores de mujeres locales confraternizando con alemanes, lo que obligó al empleo de fuerzas militares para evitar represalias nada más liberar las islas.

——————————————————

RESISTENCIA

Las actividades de resistencia ofrecidas por los ciudadanos de los países ocupados se resumen en estos tipos:

Pasiva/no violenta:

  • Sabotaje
  • Huelgas
  • Organizaciones intelectuales, iglesias, escuelas, etc.
  • Negación de cooperación o asistencia.

Violenta/insurrección armada:

  • Ataques armados a oficinas de racionamiento o de documentación.
  • Liberación temporal de localidades o regiones.
  • Levantamiento armado: Varsovia, Praga, Paris, etc.
  • Guerra de guerrillas: el maquis en francia, resistencia soviética, y partisanos de Tito en Yugoslavia.
  • Actos de terrorismo, asesinatos, extorsiones.
  • Represión política.

Otros:

  • Espionaje: envío de información sobre el enemigo a fuerzas aliadas.
  • Emisión de prensa clandestina, para contrarrestar la propaganda alemana.
  • Resistencia política.
  • Asistencia para ocultar a fugitivos.
  • Ayuda a personal militar aliado tras la línea enemiga.
  • Falsificación de documentos.
  • Contrabando, tráfico de armas.

El perfil romántico del partisano que nos ofrecen en el cine está muy alejado de aquellas personas desarraigadas y rebeldes que se convirtieron en foragidos y criminales para pasar a operar en la clandestinidad. Muchas de estas personas sabían perfectamente el riesgo al que se exponían por participar en semejantes actividades, si eran capturados por los alemanes,  por lo que no inspira ningún tipo de lástima. Sin embargo consideraban que era el riesgo que debían tomar por su país sin valorar las consecuencias negativas que podrían conllevar sus acciones sobre sus castigados compatriotas.

Resistencia en Albania:

La resistencia fue llevada a cabo por el partido comunista durante la ocupación italiana. No recibieron ayuda del SOE hasta llegado 1943.

Los sucesos se precipitaron con la rendición italiana en 1943. Muchos soldados italianos desertaron para unirse a los partisanos, pero con todo los alemanes ocuparon el país, que no fue liberado hasta noviembre 1944.

Resistencia en Bélgica:

Se estima que solo el 5% de la población belga tomó parte en algún tipo de acto de resistencia.

La resistencia belga organizada fue muy tardía y estaba dividida en grupúsculos, tanto de flamencos como valones y carecía de unidad.

La mayoría de la resistencia fue mediante actos no violentos, como espionaje, propaganda, huelgas, etc.

Una excepción a todo esto fue la captura del puerto de Amberes intacto, con asistencia de fuerzas canadienses. Brillante acción en la que se evitó la voladura del puerto y se capturaron hasta 20.000 alemanes.

El país fue prácticamente liberado en septiembre 1944. Grupos de guerrilleros radicales arrestaron y humillaron sin fundamento a “supuestos colaboradores” y a mujeres de las que se creía que habían “confraternizado con alemanes”.

Por suerte el gobierno belga decidió ponerle freno, y en octubre ordenó el desarme de las guerrillas. Esto provocó el descontento de antiguos partisanos, que se manifestaron en Bruselas el 25 de noviembre. Los soldados aliados creyendo que era un golpe de estado comunista abrieron fuego contra la multitud provocando decenas de heridos.

Muchos de estos radicales fueron alistados en batallones de fusileros belgas que sirvieron en el frente occidental hasta la victoria aliada.

Miembros del comando que tomó parte en la captura de Amberes (20/9/1944)

Image

Resistencia en Chequia:

Los primeros meses de la ocupación estuvieron protagonizados por huelgas y boicots hacia los ocupantes, que fueron reprimidos rápidamente por las autoridades del protectorado.

Edvard Beneš, jefe del gobierno en el exilio procedio a la creación de la resistencia armada a comienzos de la IIGM, fue así como nació el ÚVOD y otros grupos.

El asesinato de Reinhard Heydrich en 1942 marcó una oleada de represalias que aplastó estas formaciones con el arresto de sus miembros, que fueron incapaces de recuperarse hasta 1944.

Con los rusos y americanos en territorio checo, los ciudadanos procedieron a una tardía insurrección en Praga el 5 de mayo 1945, alcanzando cierto éxito.

Véase también:

https://aforjar.wordpress.com/2014/02/03/el-levantamiento-de-praga-1945/

Resistencia en Eslovaquia:

Se produjo un levantamiento nacional del ejército en marzo 1944 para derrocar al gobierno títere, pero fracasó casi sin necesidad de combatir.

No obstante, la resistencia se recrudeció ese año. Los Einsatzgruppen ejecutaron a muchos eslovacos y judíos sospechosos de ayudar a los rebeldes, con 93 pueblos destruidos.

En 1944, unos 3.200 soldados eslovacos desertaron para unirse a los partisanos o al Ejército Rojo.

El 25 de diciembre los alemanes capturan a los cabecillas, eliminando toda organización de los rebeldes, pero esto solo retrasó la caída del estado títere hasta primavera de 1945.

Resistencia en Dinamarca:

Como se dijo en el apartado de colaboracionismo, el gobierno danés fue respetado, pero con la invasión de la Unión Soviética el partido comunista fue abolido y se procedió a la explotación industrial del país por parte de Alemania, y al reclutamiento de voluntarios.

Al igual que en Noruega y Holanda, la resistencia armada danesa fue muy reducida, no muy activa, y tardía, al menos no hasta 1943.

Los principales actos de resistencia incluían las huelgas, algunos sabotajes y gran cantidad de actos de resistencia pasiva, como la no cooperación con las autoridades de ocupación.

Miembros de la resistencia danesa con armamento proporcionado por los británicos.

Image

Resistencia en Estonia:

La resistencia armada contra los alemanes fue prácticamente nula, y en su mayor parte fue obra de grupos de combatientes judíos y comunistas que estaban siendo perseguidos por las autoridades colaboracionistas de ese país.

Con la retirada progresiva de los alemanes, grupos de foragidos estonios huyeron a los bosques, y se hiceron llamar “Los hermanos del Bosque”. Con ayuda de material alemán y soviético incautado realizaron guerra de guerrillas contra su principal enemigo, el Ejército Rojo. Los combates se prolongaron hasta bien entrados los años 50. Se recibió cierta asistencia del servicio secreto británico y americano, pero ahí terminó toda ayuda.

Para contrarrestar esto, las autoridades soviéticas deportaron a parte de la población báltica y trajeron población eslava de otras partes de la URSS. Así mismo procedieron a la caza, arresto y tortura de todos los sospechosos.

Resistencia en Letonia:

Misma situación que en Estonia.

Resistencia en Lituania:

Misma situación que en Estonia.

Resistencia en Francia:

La resistencia Francesa fue cada vez más importante a partir de 1942, llegando a su máximo en 1944, con las noticias de una inminente invasión aliada. Estudios calculan que hasta un 10% de la población francesa estuvo implicada en algún acto de resistencia, aunque solo unos cientos de miles estuvieron implicados directamente.

Existieron diversos grupos, que fueron encuadrados en el FFI, como un intento para reconstruir un ejército francés libre. Aunque existieron otras formaciones independientes como el FTP, de carácter más izquierdista.

Así mismo, decenas de miles de españoles exiliados en Francia, pasaron a la clandestinidad formando la Agrupación de Guerrilleros Españoles en mayo 1944, cuyo objetivo principal era el posterior derrocamiento del régimen de Franco en España.

Hubo otras minorías extranjeras luchando en Francia para la Fesistencia Francesa: emigrantes polacos, antifascistas italianos, miembros de la comunidad armenia, judíos europeos, etc.

Contrario a lo que se puede llegar a pensar, las mujeres no tuvieron normalmente un papel muy destacado en combate, sino que en muchas ocasiones fueron empleadas como correo, informantes, y otros trabajos auxiliares. Con todo su papel resultó ser importante en la guerra del espionaje.

Las actividades realizadas fueron tanto violentas como no violentas y muy intensas. Destacando acciones de sabotaje y espionaje.

También hubo emboscadas y tiroteo abierto a fuerzas alemanas, llegando a su punto álgido con la insurrección parisina en agosto 1944.

Elementos de la Resistencia Francesa estuvieron involucrados en crímenes de guerra y otros desmanes. Fusilamientos de prisioneros y personal alemán no combatiente, arrestos sin cargos contra personas acusadas de cooperar con los alemanes o Vichy, y humillaciones machistas perpetradas contra mujeres sospechosas de confraternizar con alemanes.

Image

Image

Un partisanos francés colocando cargas para el sabotaje de una vía férrea.

Image

Carné de combatiente en el FFI

Image

Miembros de la resistencia afeitan la cabeza a una mujer en un acto de represalia machista durante la liberación de Normandía. Julio 1944.

Grande Guillotte of Normandy, France, pays the price for being a collaborationist by having her hair sheared by avenging French patriots on July 10, 1944. Man at right looks on with grim satisfaction at the unhappy girl. French women who ended up with a baby from a relationship with a German had an even worse fate.

Resistencia en Luxemburgo:

Habitantes individuales de este país eludieron servicios forzados o alistamiento en fuerzas alemanas y huyeron a Francia donde trabajaron con la Resistencia Francesa.

Resistencia en Grecia:

La resistencia griega contra fuerzas del eje fue muy activa, y fue comparable a la de Tito en Yugoslavia. Estaba encabezada por el Frente de Liberación Nacional (EAM). La orografía del terreno también propició estas actividades.

La resistencia griega ya fue contactada y asistida por los servicios secretos británicos desde 1942.

La voladura del puente en Gorgopotamos en noviembre 1942 demostró que mientras en Europa Occidental la resistencia era aún poco activa, en Grecia ya era capaz de operar de manera coordinada.

En 1943 los ataques exitosos contra fuerzas italianas se intensificaron, llevando a la capitulación de Italia y deserción y rendición de muchos de sus soldados. Gran cantidad de material y reclutas italianos se pasaron a la resistencia griega.

Tras esto, los alemanes ocuparon la totalidad del país y llevaron a cabo brutales represalias por estos sucesos.

Los grupos se mantuvieron activos hasta el fin de la guerra, aunque sus acciones fueron menos exitosas que con los italianos, gracias a la experiencia de los alemanes adquirida en los Balcanes.

En octubre 1944 los alemanes abandonaron Grecia Continental y pronto estalló una Guerra Civil entre comunistas y monárquicos (estos últimos apoyados por los británicos).

En Creta y otras islas, la resistencia fue también bastante activa pese a la fuerte presencia alemana que se prolongó hasta 1945. Sin embargo los británicos denegaron asistencia por temor a armar grupos comunistas.

La pasiva actitud y denegación de cooperación de los británicos hacia la población cretense generó un fuerte resentimiento antibritánico.

Resistencia en Italia:

La resistencia italiana, de carácter comunista, se inició tímidamente en 1943 durante y tras la capitulación de la monarquía fascista.

El norte de Italia fue escenario de muchas acciones de guerrilla a finales de 1944 y principios de 1945.

La resistencia italiana fue la responsable de la captura y ejecución del dictador Benito Mussolini en los últimos días de la guerra.

Un partisano italiano acusa a un conciudadano de fascista.

Image

Partisanos comunistas italianos en Florencia, agosto 1944.

Image

Partisanos italianos pasean a una mujer acusada de colaboracionista en un acto machista de represalia.

Image

Resistencia en Holanda:

La resistencia holandesa contra la ocupación alemana fue mayoritariamente de carácter no violento, marcada por huelgas, encubrimiento de judíos, sabotaje espionaje y falsificación de documentos.

La resistencia holandesa armada se inició muy tarde, en 1944 y nunca tuvo combate abierto entre sus principales acciones.

Las represalias alemanas y la hambruna de 1944 forzaron a la población a preocuparse más por la supervivencia que por oponerse militarmente a los invasores.

La operación Market Garden dio cierto alivio al sur del país, donde los aliados fueron recibidos con entusiasmo.Grupos de milicianos realizaron arrestos injustificados y humillaciones machistas contra aquellas mujeres sospechosas de haber confraternizado con alemanes, a medida el país iba siendo liberado.

Véase también:

https://aforjar.wordpress.com/2013/12/11/operacion-nordpole-el-exito-de-la-contrainteligencia-alemana-en-holanda/

Miembros de la resistencia facilitando información a paracaidistas de la 101 en septiembre 1944.

Image

“Valentía” mostrada por algunos miembros de la resistencia holandesa al humillar a estos muchachos “sospechosos de pertenecer al NSB”

Image

Mujer acusada de colaboracionista forzada a hacer el saludo nazi con un retrato de Hitler en represalia.

Image

Resistencia en Noruega:

El 9 de abril de 1940 Alemania dio un ultimátum a Noruega. Las fuerzas del país escandinavo no estaban preparadas pero el gobierno rechazó la capitulación con la esperanza de la llegada de refuerzos aliados.

Ante la derrota inminente, el rey Haakon VII y su gobierno partieron con éxito al exilio a Inglaterra.

La resistencia militar en el sur del país fue reducida y desorganizada debido a la falta de preparación y equipo. Solo Narvik y algunas localidades opusieron una resistencia organizada.

Al norte del país se recibieron refuerzos aliados y se efectuaron contrataques con moderado éxito, pero la situación se hizo insostenitble y hubo que evacuar con ayuda de la flota noruega.

La resistencia armada fue muy puntual, y poco trascendente. Sin embargo se sabe que Suecia habilitó secretamente algunos campos de entrenamiento (camuflados como escuelas de policía) para entrenar a exiliados noruegos.

Los actos más importantes fueron de espionaje, y asistencia a operaciones de comandos británicas.

Las represalias alemanas por estos actos fueron en ocasiones bastante duras.

Otros actos mucho más comunes que los anteriores fueron en forma de resistencia pasiva, con la edición de periódicos ilegales, y negarse a conversar con los ocupantes (pese a que muchos noruegos hablaban o entendían bien el alemán), estos últimos actos resultaron muy molestos hasta el punto de llegar a ser penables.

Exiliados noruegos recibiendo entrenamiento militar en Suecia.

File:NorskPolitistyrkeSwedenWW2.jpg

Comandantes alemanes capitulando las fuerzas de Akershus ante el representante de la resistencia noruega, el 11 de mayo de 1945.

File:German surrender of Akershus Fortress.jpg

Resistencia en Polonia:

De todos los países ocupados, Polonia fue seguramente el país con resistencia más activa, pues esta operó tan pronto como el ejército polaco capitulaba en octubre 1939, y miles de soldados eludían la captura para seguir librando la guerra en los bosques.

Se creó también el Armia Krajowa (AK), un ejército clandestino bajo auspicios del gobierno polaco en el exilio.

El AK fue responsable de muchas acciones de sabotaje, contrabando de armas, inteligencia, y resistencia militar, y recibió apoyo limitado de Gran Bretaña tanto a nivel logístico como de inteligencia.

Es sabido, que algunos elementos del AK participaron en actividades antisemitas (como represalia por la supuesta cooperación de los polacos judíos con los soviéticos en 1939-1941) como se comentó en el apartado de colaboracionismo, pero no fue un hecho generalizado. En concreto el AK no prestó apenas ayuda a los judíos que se amotinaron en el Gueto de Varsovia en 1943.

El episodio más importante de esta formación fue la coordinación y ejecución de la fallida sublevación de Varsovia a partir de agosto de 1944. Véase: https://aforjar.wordpress.com/2013/12/12/la-insurreccion-de-varsovia-1944/

Las autoridades de Moscú por su parte centraron sus apoyos en la Gwardia Ludowa, una formación de miles de partisanos comunistas, que pasarían a engrosar las filas de LWP (Ejército Popular Polaco creado por los soviéticos principalmente con exprisioneros polacos).

Con el avance de las fuerzas soviéticas en territorio polaco, el AK resultó perseguido y desarmado. A la par que su plantilla era forzada a alistarse en el LWP, sus mandos eran encarcelados o ejecutados por el NKVD y sus aliados comunistas polacos.

La resistencia clandestina del AK contra los soviéticos y las autoridades comunistas polacas se prolongó en los inmediatos años después de terminada la guerra.

Miembros del AK durante el alzamiento de Varsovia.

Image

File:AK-soldiers Parasol Regiment Warsaw Uprising 1944.jpg

Rusia, Bielorrusia, etc.:

La resistencia armada en esta república soviética fue decisiva.

Ya desde 1941 se formaron los primeros grupos, algunos de los cuales llegaron a los miles de miembros.

Hubo grupos judíos como el de los Vielski, y de variopintos orígenes.

Incluso en la clandestinidad, Moscú podía hacer valer sus edictos a los partisanos que vivían tras la línea enemiga, sobre qué políticas debían seguir.

Las acciones emprendidas incluyeron sabotaje a gran escala, emboscadas, ataques rápidos, etc.

Las represalias alemanas fueron durísimas y atroces, incluyendo ahorcamientos públicos y otros castigos ejemplares. Así mismo los alemanes despachaban unidades para el rastreo de las zonas donde podían operar los partisanos. Tales tareas agrupaban aparatos de reconocimiento aéreo de la luftwaffe, fuerzas del ejército, la policía militar, las SS, y voluntarios locales armados.

Los combates se prolongaron hasta bien entrado 1944, cuando las últimas fuerzas alemanas fueron expulsadas de territorio soviético. A partir de ahí muchos partisanos fueron reclutados en las filas del Ejército Rojo para continuar la lucha en el extranjero.

Cartel de propaganda soviético elogiando el trabajo de los partisanos.

Partisana de un grupo de resistencia judío.

partisan

Resistencia en Ucrania

La resistencia armada prosoviética fue más reducida aquí aunque considerable.

Sin embargo la actividad más importante fue protagonizada por grupos nacionalistas ucranianos (el UPA) que combatieron tanto a alemanes como a soviéticos.

Pese a ello, los alemanes a menudo lograban llegar a treguas con ellos e incluso les procuraban equipo con el que hacer frente a los rusos y a los partisanos comunistas, llegando a gran connivencia con ellos.

Numerosos voluntarios ucranianos en las Waffen SS desertaron con la expulsión de los alemanes de Ucrania, para continuar la lucha contra los soviéticos por su cuenta.

El UPA siguió en guerra de guerrillas hasta su derrota definitiva hacia 1959.

Resistencia en Yugoslavia

Tras la invasión de Yugoslavia en 1941, por parte de las potencias del Eje surge un movimiento como oposición a las fuerzas germano-italianas que ocupan el país. Estaba dirigido por el mariscal Tito y el Politburó del Partido Comunista de Yugoslavia.

El apoyo inicial fue muy limitado, pasando a la clandestinidad de las zonas rurales, pero ya estaba consolidado desde 1941.

La brutalidad emprendida por las autoridades alemanas y sus aliados (los chetniks serbios y los croatas) no hizo más que avivar el apoyo hacia los partisanos.

En 1943, el movimiento empezó a recibir también reclutas bosniacos y croatas, e incluso desertores italianos, y llegó a dominar importantes zonas de suelo balcánico.

Se produjeron multitud de operaciones antipartisanas, destacando la batalla del Neretva entre ellas, en la que los partisanos de Tito eludieron el cerco al que les habían sometido. Pero ninguna consiguió erradicar por completo la amenaza partisana, y pese a que en al menos una ocasión se estuvo a punto de capturar al propio mariscal Tito (“Operación Rösselsprung”).

La derrota de los Chetniks y la toma de Belgrado en coordinación con los soviéticos hacia noviembre 1944 marcaron la consolidación del partido Comunista Yugoslavo como gobierno en la posguerra.

Partisanas yugoslavas

Unidentified partisans of the 1st Proletarian Brigade armed with Czech ZB vz. 26 machine guns. This photo was taken in Žarkovo Selo(a village near Belgrade) on the eve of the offensive.  Read more: http://www.histomil.com/viewtopic.php?f=338&t=3918&start=3020#ixzz2lQkb6bFc

Resistencia en Islas del Canal

No hubo resistencia armada contra los ocupantes.

Se sabe que algunos residentes marcaban con una esvástica las casas de quienes ellos creían colaboracionistas. Sin embargo los alemanes para confundir estos ataques, también marcaron con esvásticas casas de vecinos sospechosos de no cooperar.

Hubo además operaciones a pequeña escala de espionaje y comandos, pero ahí termina toda resistencia destacable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales, Crímenes de guerra alemanes, Crímenes de guerra aliados, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s