Anna Yegorova, la piloto olvidada


Yegorova.jpg

Anna Alexandrovna Timofeyeva-Yegorova
(Анна Александровна Тимофеева-Егорова)
1916 – 2009

Anna Yegorova fue teniente y piloto de combate de la Fuerza Aérea de la Unión Soviética, que después de 277 misiones pilotando un Iluyshin IL-2 Sturmovik, destruyó 67 carros de combate alemanes, además de otros muchos vehículos y piezas de artillería.

VIDA TEMPRANA

Anna Alexandrovna Timofeyeva-Yegorova nació el 23 de septiembre de 1916 en Volodovo, región de Tver Kuvshinovskom, siendo su padre Alexandre Yegorov, un pobre agricultor.
El matrimonio había tenido 16 hijos de los cuales 8 habían muerto en la infancia.

Después de estudiar Historia y Física se trasladó a Moscú donde trabajó en el metro (Metrostroj). En 1938 fue admitida en la escuela de pilotos de Osoaviahima (Ulyanovsk) pero, tras la detención de uno de sus hermanos, fue excluida por ser “pariente de un enemigo del pueblo”. Marchó entonces a Smolensk donde, a finales de 1939 era instructora de vuelo del Kalinin Aeroclub.

GRAN GUERRA PATRIÓTICA

Cuando en Junio de 1941 Alemania invadió la Unión Soviética, Yegorova fue destinada al 130º Escuadrón Aéreo de Enlace (OAE) en el Frente Sur, pilotando un Polikarpov PO-2, un biplano de madera con el que realizó alrededor de 100 misiones basadas en la comunicación y el reconocimiento.

Durante una misión a mediados del 42 se le dio la orden de llevar un despacho a un batallón perdido en las líneas de combate, su anticuado biplano se encontró con fuego enemigo y fue severamente dañado, lo que lo convirtió en una bola fuego. Su avión entró en una caída de barreno mientras ardía a la vez que su atacante hacía varias pasadas sobre su posición abriendo fuego con ametralladoras de 20 mm. Pero Yegorova era una piloto brillante, logró aterrizar su avión en llamas y refugiarse en un campo de maíz. Herida con graves quemaduras, atravesó las líneas de combate y llevó el mensaje al comando batallón en medio de un combate de tanques alemanes.

Fue a raíz de este comportamiento en batalla por el cual el Ejército Rojo decidió entrenarla como piloto de combate. Era la única mujer del 805 Regimiento de Aviación y fue cuando comenzó a volar en un IL-2 Sturmovik, avión que Yegorova con su experiencia, convirtió en un arma mortal.

Durante los meses siguientes realizó alrededor de 270 misiones contra objetivos germanos en la Península de Taman, Crimea, Stalingrado y Polonia, siendo condecorada con la segunda Orden de la Bandera Roja en una misión que consistía en sobrevolar un área intensamente defendida por el ejército alemán donde debía lanzar bombas de humo que pudiesen ser reconocidas por las tropas de tierra soviéticas, esto le mereció también el ascenso a comandante de escuadrón y navegador del regimiento.

En agosto de 1944 realizaba una misión cerca a Varsovia, cuando la aeronave de Yegorova fue impactada por fuego antiaéreo, causando la muerte del artillero de cola, a pesar de esto la piloto mantuvo la formación de su escuadrón y atacó el objetivo ordenado cuando nuevamente fue alcanzada por un antiaéreo y su avión fue derribado. Yegorova sufrió quemaduras, pero pudo salir de su avión a baja altitud, saltando en paracaídas pero sufriendo varias fracturas al impactar con el suelo con este parcialmente abierto.

Fue capturada por los alemanes, atendida de sus lesiones y enviada posteriormente a un campo de prisioneros. Después del derribo, se creyó que había fallecido y le fue concedido el reconocimiento “póstumo” de Héroe de la Unión Soviética.

El 31 de enero de 1945, Yegorova fue liberada, luego que los soviéticos entraran al campo de prisioneros en Kustrin. Debido a que el régimen de Stalin consideraba a cualquier soviético capturado con vida por los alemanes como un traidor, fue arrestada por el NKVD y sometida a interrogatorio intenso durante siete días consecutivos. Luego que otros prisioneros de guerra declararan a favor, basados en sus lesiones y su conducta, fue liberada; siendo fuente, sin embargo, de sospecha y persecución por muchos años. Fue dada de baja de la Fuerza Aérea Soviética por razones médicas en 1945 y no sería hasta 1965 cuando le concedieron verdaderamente la medalla de Héroe de la Unión Soviética.

DESPUÉS DE LA GUERRA

Después de la guerra continuó trabajando en el metro de Moscú y trabajó como miembro del Consejo de Cooperación con las asociaciones de veteranos.

En 2006 recibió el título honorífico de Héroe Nacional.

Anna Alexandrovna Egorova, the Hero of Soviet Union. Photo during the one of the last interviews.jpg

Anna Yegorova murió el 29 de octubre de 2009 en Moscú.

http://en.wikipedia.org/wiki/Anna_Yegorova

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 3. Ejército Rojo, 7. Estudios histórico-culturales, Biografías, Héroes de la Unión Soviética, Segunda Guerra Mundial y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s