Artillería antiaérea. en Malvinas (II). Los británicos.


ARTILLERÍA A.A. BRITÁNICA:

(Extraído del libro “” Artillería antiaérea y de campaña en la Guerra de las Malvinas” de D. David Díaz, con permiso del autor).

– Medios a.a. británicos:

20 lanzadores cuádruples de misiles a.a. Rapier, 24 equipos lanzadores de misiles portátiles Blowpipe y 6 misiles portátiles SAM FIM 92 A Stinger. La Royal Navy tenía 7 barcos equipados con el misil SAM Sea Dart de alta cota (techo de 20.000 m., alcance de 60 km.). El Sea Dart estaba a bordo del portaaviones Invencible, el destructor tipo 82 Bristol y los cinco destructores tipo 42. Otros 17 buques estaban equipados con el sistema de misiles a.a. de defensa a media cota SAM Sea Cat (características como su gemelo terrestre SAM Tigercat), dos destructores con el sistema SAM Sea Slug de primera generación para alta cota (alcance 32 km. y un techo de 20.000m.) y tres barcos con el sistema de defensa puntual (baja cota) SAM Sea Wolf (alcance máximo de  10.000 m. y un techo de 3.000 m.). Cañones a.a. Bofors de 40/70 mm., ametralladoras pesadas Browning de 12,70 mm., cañones Oerlikon 20/120 mm. y ametralladoras MAG de 7,62 mm. complementaban la defensa a.a. de la Task Force naval británica.

FxDB10-Rapier

 

Bajas argentinas conseguidas:

-Misil aa. SAM Rapier: 1 Dagger y 1 A4C (se dispararon 24 misiles). -Misil SAM Blowpipe: 1 Aermacchi MBB 339 (se dispararon 95 misiles). -Misil Stinger del SAS: 1 Pucará y 1 SA 330 Puma. -Armas ligeras a.a. y portátiles: 1 A4B (Bofors 40 mm. del HMS Fearless o Intrepid), 1 helicóptero Puma (en Grytviken) y 1 Pucará por fuego de fusilería.

-Misil SAM Sea Dart, Royal Navy:  1 A4B Skyhawk, 3 A4C, 1 bombardero Camberra, 1 reactor Learjet, 1 helicóptero Puma y 1 helicóptero Gazelle propio (31 misiles lanzados). -Misil SAM Sea Cat, Royal Navy: 1 A4C Skyhawk (unos 90 misiles disparados). -SAM Sea Wolf, Royal Navy: 1 Dagger, 2 A4B derribados (seis misiles disparados en total).

 Total: 19 aeronaves derribadas por la a.a: 5 A4C Skyhawk, 4 A4B Skyhawk, 2 IAI Dagger, 1 Camberra Bmk 62, 1 Aermacchi MB 339, 1 Learjet 35 A, 2 FMA IA 58 Pucará y 3 helicópteros Puma SA 330.

Los Sea Harrier derribaron 21 aparatos argentinos más, 18 con misiles AIM-9L Sidewinder (9 Dagger, 3 A4B, 2 A4C, 1 A4Q, 1 C-130, 1 Mirage III y 1 Camberra) con 25 misiles lanzados; un Pucará y dos A4Q fueron derribados por fuego de cañón por los Sea Harrier. Dos A4C se accidentaron en vuelo por el mal tiempo. Un A4B (Guadagnini) se estrelló contra el mástil de la Antelope. Un SA 330 Puma se estrelló al escapar de un Sea Harrier (el 22 de mayo).

En ataques aéreos e incursiones del SAS se destruyeron 9 Pucarás, 1 Augusta A-109, 1 CH 47 Chinook, 2 Puma SA 330, 4 T-34 Turbomentor, 2 Skyvan (uno por fuego naval) y 2 UH-1H (uno por fuego naval). Por accidentes Argentina perdió un Alouette III (hundido con el Crucero General Belgrano),  un Westland Linx, un A4Q Skyhawk (al aterrizar en su base) y dos Pucarás.

En total los argentinos perdieron 70 aeronaves durante la guerra. Otros 27 aparatos fueron capturados al acabar el conflicto.

– Actuación:

 La defensa a.a. británica en la Guerra de las Malvinas implicó a tres armas diferentes: La Royal Navy con sus sistemas de misiles Sea Dart (largo alcance), Sea Cat (alcance medio-bajo) y Sea Wolf (alcance medio-bajo), complementado por artillería a.a. media y ligera, todo ello embarcado en los buques de la Task Force; La RAF con su 63º Escuadrón con misiles a.a. Rapier (baja cota) y finalmente el Ejercito de Tierra con sus propios Rapier  (12º Regimiento de Artillería Real), los misiles portátiles Blowpipe (43º Batería Real y de los Royal Marines) y los lanzadores Stinger del SAS.

La Fuerza de Tareas naval estaba compuesta por dos portaaviones (Hermes e Invencible); dos buques de asalto anfibio (Fearless e Intrepid); un destructor tipo 82 (Bristol); cinco destructores tipo 42 (Sheffield, Glasgow, Coventry, Exeter y Cardiff); dos destructores clase County (Glamorgan y Antrim); dos fragatas tipo 22 (Broadsword y Brilliant); siete fragatas tipo 21 (Active, Alacrity, Antelope, Ardent, Ambuscade, Avenger y Arrow); cuatro fragatas clase Leander ( Andromeda, Argonaut, Minerva y Penelope); dos fragatas clase Rothesay (Yarmouth y Plymouth); cinco submarinos de propulsión nuclear (Conqueror, Courageus, Valiant, Spartan y Splendid); un submarino diesel-electrico (Onyx); diez petroleros auxiliares; seis buques logísticos de desembarco (Sir Tristam, Sir Galahad, Sir Lancelot, Sir Percival, Sir Bedivere y Sir Geraint); seis buques de apoyo al combate; dos trasatlánticos civiles reconvertidos en transporte de tropas ( Camberra y Queen Elisabeth II); un buque civil convertido en hospital (Uganda); ocho Ferrys civiles para transporte de tropas y material; cuatro portacontenedores civiles para material; siete cargueros civiles; 15 petroleros civiles; un rompehielos (Endurance); dos patrulleros de enlace; cinco dragaminas civiles reconvertidos; ocho remolcadores civiles. Toda esta flota apoyó el despliegue en las Islas Malvinas, pero no todos los buques llegaron a estar en la zona de operaciones, ya que muchos se dedicaban a la escolta y aprovisionamiento desde el Reino Unido y la isla Ascensión. De estos buques, 27 estaban dotados con sistemas de defensa a.a. misilisticos. Gran número de cañones Bofors de 40 mm. y Oerlikon de 30 y 20 mm. equipaban al resto de buques.

– 2 de abril. Malvinas. Fuerzas argentinas desembarcan y toman las Islas Malvinas (Operación Rosario).

– 3 de abril. Islas Georgias del Sur(12.00h.) Se ocupa militarmente la capital Grytviken. Un helicóptero Puma SA 330 del Bon. de aviación 601 del Ejército es derribado por fuego de armas ligeras de los Royal Marines. El Puma estaba trasladando a los infantes de marina argentinos en Grytviken. En el tercer aterrizaje es alcanzado por armas ligeras, consigue despegar y alejarse, aterrizando de emergencia en otro lugar y colisionando contra el suelo de costado. Dos infantes de marina fallecieron.

– 4 de abril. Francia. El submarino nuclear HMS Conqueror sale de Francia rumbo a Las Malvinas. El 5 de abril los portaviones Hermes e Invencible parten de Portsmouth, con sus escoltas rumbo al Atlántico Sur dando comienzo a la Operación Corporate, la reconquista de las Malvinas.

– 4 de mayo. Malvinas. La Task Force británica comienza a llegar a las aguas malvinenses.

– 9 de mayo. Bahía Choiseul (16.10 h.) Un helicóptero Puma SA 330 del Bon. de Aviación 601 del Ejército es derribado por un Sea Dart del HMS Coventry. Los tres tripulantes del aparato fallecieron (Tenientes Fiorito y Buschiazzo y Sargento Di Motta). El Puma se dirigía a buscar supervivientes del pesquero-espía argentino Narwal, que había sido atacado por dos Sea Harrier. La tripulación (25, uno de ellos muerto) del barco fue capturada y trasladada al Invencible por un Sea King británico.

– 12 de mayo. Isla Soledad (13.45h.). Dos A4B, Grupo 5 (Tenientes Bustos e Ibarlucea, fallecidos) son derribados por misiles Sea Wolf del HMS Brilliant. Un tercer Skyhawk de la misma patrulla, se estrella en el mar al evadirse de los misiles, falleciendo su piloto, el Teniente Nivoli. Los aviones, junto a otro A4 (Alférez Vázquez) atacaron con bombas a la Brilliant y al destructor Glasgow.

– 21 de mayo.

San Carlos (04.40h.) Comienza el desembarco británico en la zona de San Carlos. 16 lanchones dejan en tierra a soldados del 2º Bon. Paracaidista y del 40º Comando (batallón) de los Royal Marines. La FAA emprende el mayor esfuerzo de ataque aéreo de la guerra. Los primeros lanzadores de misiles a.a. Rapier del 12º Reg. de Art. comienzan a ser desembarcados. Al acabar el día diez de los doce lanzadores están en posición. Cuatro se emplazaron en la zona de la Bahía Bonners y el resto en las colinas cercanas, formando un semicírculo sobre la cabeza de playa.

San Carlos. Montañas Sussex (10.00h.) Un FMA I58 Pucará, Grupo 3 (Capitán Benítez, eyectado y rescatado) es alcanzado por un misil portátil FIM 92 A Stinger, lanzado por miembros del Escuadrón D del SAS. Benítez había salido a volar en solitario para atacar las fuerzas británicas en el estrecho de San Carlos. Después de eyectarse regresó caminando a la Base Cóndor (Darwin).

San Carlos. Fanning Head (10.30h.) Un IAI Dagger del Grupo 6 (Teniente Bean, eyectado y fallecido) es derribado por un misil SAM Sea Wolf del HMS Broadsword. Estaba atacando a un grupo de buques en el Estrecho de San Carlos, con una bomba de 454 kg., junto a otros dos Dagger. Sus objetivos eran la Broadsword, Argonaut y Plymouth.

Estrecho de San Carlos (10.30h.) El destructor clase County HMS Antrim dispara dos misiles Sea Slug (alta cota) contra una formación de Dagger que le atacan a baja cota. Los misiles fueron disparados sin enganche, en la dirección del ataque, para buscar un blanco de ocasión. Obviamente fallaron. El Antrim sufrió dos oleadas de Dagger en diez minutos y fue alcanzado por una bomba de 454 kg. que no explosionó. Fue arrojada al mar esa noche.

Canal de Malvinas (15.30h.) Un Skyhawk A4Q del 3º Esc. del Comando de Aviación Naval (CANA) (Teniente de Navío Arca, eyectado y rescatado por helicóptero) fue alcanzado por armas ligeras a.a. de 20 mm. y ametralladoras del HMS Ardent. Unos segundos después fue derribado por fuego de cañon de 30 mm. de un Sea Harrier (Capitán Morrel). El Skyhawk del CANA formaba parte de un grupo de tres, que atacaron con bombas frenadas Mk 82 de 225 kg. Snakeye, al Ardent (que ya había sido alcanzado por tres bombas de Dagger y  de Skyhawk, una sin explosionar). El Ardent se hundió esa tarde tocado por dos Snakeye de esta patrulla. Los dos A4Q que acompañaban a Arca fueron derribados por dos Sea Harrier, al escapar a baja cota por el estrecho: uno por un Sidewinder de Morrel (Capitán de Corbeta Philipi, eyectado y rescatado) y el otro por fuego de cañon de 30 mm. del Capitán de la RAF Leeming (Teniente de Fragata Márquez, fallecido).

Este mismo día la aviación argentina perdió además: un Chinook (destruido en el suelo), un Pucará, 2 A4C Skyhawk, 4 Dagger y los 2 A4Q derribados por los Sea Harrier. El 21 de mayo la FAA realizó 52 salidas (aviones) de ataque y el CANA 12 salidas. Es la jornada con más salidas operacionales de las fuerzas aéreas argentinas.

– 23 de mayo.

Puerto Argentino (madrugada). El HMS Glamorgan, uno de los buques que periódicamente tenía la misión de realizar bombardeos nocturnos sobre las islas, dispara un misil a.a. de alta cota Sea Slug contra un objetivo terrestre desde 15.500 m. y emprende acciones de fuego con sus dos cañones de 114 mm. El misil cae en el aeropuerto Malvinas, cerca de unos Pucará de la FAA, explosionando.

San Carlos (13.50h.) Un A4B  del Grupo 5 (Teniente Guadagnini, fallecido) es alcanzado por un misil SAM Sea Wolf del HMS Broadsword (versión británica) o estrellado. El Skyhawk estaba atacando a la fragata tipo 21 HMS Antelope, tocada con dos bombas sin explosionar ese día y hundida al día siguiente mientras desactivaban los explosivos. Consiguió encajarle una bomba de 454 kg. (que no explotó), fue alcanzado por impactos de armas a.a. de 20 mm. del Antelope,  saliendo a baja cota y colisionando con el mástil del buque, arrancándolo de cuajo, cayendo al agua segundos después. Algunas fuentes afirman que el A4 fue derribado únicamente por el fuego de los Oerlikon de 20 mm. del Antelope o por la colisión con el mástil del buque, cosa bastante probable, aunque oficialmente se le asigna el derribo al misil Sea Wolf.

– 24 de mayo. San Carlos (13.30h.) Un A4C del Grupo 4 (Teniente Bono, fallecido) es atacado por misiles Rapier, Sea Cat (Argonaut y Fearless) y Blowpipe. Es alcanzado por un Rapier de una batería terrestre (Batería T) y se estrella en la bahía de King George, en la Gran Malvina. Los Sea Cat de la Royal Navy también se apuntan este derribo. Los británicos dan este derribo al Rapier, aunque es más probable que se deba a la a.a. de los buques y a un impacto afortunado. Tanto el Sea Cat como el Rapier (radar apagado para no interferir con los buques de la Royal Navy) funcionaban ópticamente, aunque el Rapier era un sistema más moderno, no contaba con una espoleta de proximidad (algo anacrónico en la a.a. moderna). Los paracaidistas del 2ºBatallón también se apuntan este derribo, con sus armas ligeras.

– 25 de mayo.

Isla Borbón (09.30h.) Un A4B del Grupo 5 (Capitán Palaver, fallecido) es derribado por un misil Sea Dart del HMS Coventry. El A4 atacó por error al buque argentino Monsunen, amarrado cerca de Darwin. La a.a. de 35 mm. y 20 mm. (argentina) le alcanzó, dañándole los depósitos de combustible. El caza se vio obligado a ascender y fue enganchado y derribado, cerca de la Isla Borbón, por un misil Sea Dart del HMS Coventry.

San Carlos (12.30h.) Un A4C del Grupo 4 (Teniente Lucero, eyectado y prisionero) es atacado por fuego combinado de armas ligeras a.a., misiles Rapier y Blowpipe (terrestres) y Sea Cat del HMS Yarmouth. Es el único derribo atribuido al misil Sea Cat. Fue rescatado por el HMS Fearless, el mismo buque al que había atacado.

Isla Borbón (12.40h.) Un A4C del Grupo 4 (Teniente García, eyectado y fallecido. Su cuerpo apareció en una playa en 1983) es derribado por un Sea Dart del HMS Coventry. García pertenecía a la misma patrulla que Lucero. Fue alcanzado por el misil británico cuando escapaba de la bahía de San Carlos, después de atacar blancos navales. El Coventry estaba situado para servir de protección a.a. de alta cota a la fuerza de desembarco. El HMS Broadsword, con misiles Sea Wolf, lo cubría para baja cota. Unos minutos después del derribo de García, el Coventry fue alcanzado por tres bombas Expal de 250 kg. lanzadas por otros dos Skyhawk y se hundió.

100 millas al noreste de la Isla Soledad (16:30h.) Dos aviones Super Étendard lanzan dos misiles antibuque AM 39 Exocet contra la supuesta posición de los portaaviones británicos. Los dos misiles son afectados por la nube de chaff lanzada por la flota. Un misil cae al mar y el otro, desviado, engancha al gran buque portacontenedores Atlantic Conveyor, que se hunde el 30 de mayo. El HMS Invencible lanza seis misiles Sea Dart sin resultado positivo. Parece ser que el sistema a.a. misilistico del portaaviones falló en numerosas ocasiones durante la guerra. Ese día los cazas argentinos llegaron a penetrar el anillo de la flota británica con sus misiles, seguramente el chaff salvó a uno de los dos portaaviones.

– 27 de mayo.

Puerto Howard (17.00h.) Un A4B del Grupo 5 (Primer Teniente Velasco, eyectado y rescatado) es derribado por fuego de cañon a.a. de un Bofors 40/70mm. naval, a bordo del HMS Fearless o Intrepid. Los dos buques de asalto anfibio se hallaban fondeados en el Estrecho de San Carlos. Sus Bofors abrieron fuego sobre el Skyhawk de Velasco, que se estrelló en la zona de Puerto Howard. El piloto se eyectó y caminó dos días por la isla Gran Malvina hasta que un Kelper avisó al Ejército Argentino, que lo recogió. Velasco encabezaba tres aparatos (con bombas españolas Expal BRP250 kg.), que habían bombardeado la planta de refrigeración de Bahía Ajax, usada como hospital y almacén de municiones por los británicos.

Goose Green. Los británicos comienzan a desplegar tropas para la conquista del istmo de Darwin. Se despliegan 4 equipos de tiro Blowpipe de la 43 Batería a.a. (R.A.) en Camilla Creek, para dar cobertura a los tres cañones Light Gun de la 8ª Batería, del 29º Regimiento R.A., asentados allí. Dos equipos más de Blowpipe, de la sección a.a. de los Royal Marines, fueron asignados para la defensa a.a. del cuartel general de los paracaidistas en la zona.

– 28 de mayo.

Goose Green (17.00h.) Un caza ligero Aermacchi MB 339 del 1º Esc. del CANA (Teniente de Corbeta Enrique Miguel, fallecido) es derribado por un misil portátil Blowpipe, usado por miembros de la Sección de Defensa a.a. de los Royal Marines.

Goose Green (17.10h.) Unos minutos después del suceso anterior, un Pucará del Grupo 3 (Teniente Cruzado, eyectado y prisionero) es derribado por fuego concentrado de armas ligeras del 2º Bon. Paracaidista.

– 29 de mayo.

San Carlos (12.25h.) Un Dagger del Grupo 6 (Teniente Bernhardt, fallecido) es alcanzado y derribado por un SAM Rapier de la Batería T, del 12º Reg. Royal Artillery. Los lanzadores se situaban en las alturas que rodeaban la bahía de San Carlos, protegiendo la cabeza de desembarco británica. Es el único derribo confirmado, sin lugar a dudas, de los misiles Rapier en Las Malvinas.

Puerto Argentino. El HMS Glamorgan dispara otros dos misiles a.a. Sea Slug contra objetivos terrestres en Monte Dos Hermanas y Moody Brook, sin resultados visibles.

– 30 de mayo.

Puerto Argentino (madrugada). El HMS Glamorgan dispara el último Sea Slug buscando destruir el radar TPS 43 de la FAA. El misil cae en la pista del aeropuerto, explotando cerca de donde había caído el del día 23. Según un testigo argentino el misil causó un muerto.

Monte Kent. Un helicóptero SA 330 Puma del Bon. de Aviación 601º es derribado por un misil Stinger lanzado por un comando del SAS desde la zona de Monte Kent, en cuyas faldas se estrelló el Puma. El helicóptero llevaba a un grupo de comandos de la Gendarmería que iban a ser infiltrados tras las líneas británicas. Seis de los 17 tripulantes murieron en la colisión.

Este de las islas (14.35h.) Dos A4C Skyhawk del Grupo 4 (Tenientes Vázquez y Castillo, fallecidos) son derribados por dos misiles Sea Dart del HMS Exeter. Los dos aparatos eran parte de la patrulla de cuatro Skyhawk que acompañaron a los dos Super Étendard de la Armada que dispararon el último AM39 Exocet disponible. Los A4 volaban siguiendo la estela del misil para bombardear el blanco alcanzado por el Exocet, supuestamente el portaaviones Invencible. En realidad el misil se perdió y los Skyhawk atacaron el anillo defensivo exterior del grupo aeronaval británico, confundiendo la fragata HMS Avenger con el Invencible. Los misiles Sea Dart del Exeter engancharon a los dos cazas sin que estos se dieran cuenta y fueron derribados. Los otros dos Skyhawk (Primer Teniente Ureta y Alf. Guillermo) bombardearon el Avenger sin resultado positivo y regresaron al continente. La FAA mantiene que el Exocet, las tres bombas de Ureta y el fuego de cañon de Guillermo hundieron al HMS Invencible. En mi opinión está segunda opción es improbable.

– 1 de junio.

San Carlos (tarde). El 63º Esc. a.a. del Regimiento de la RAF, llega a San Carlos. Su misión es defender la cabeza de puente y la pista provisional de aterrizaje (construida con planchas de aluminio) de los Harrier en Puerto San Carlos. Entran en posición en los asentamientos de los Rapier de la Batería T, a los que sustituyen. La batería T apoya a partir de este día la campaña de la 3ª Brigada británica.

Teal Inlet. Un destacamento de lanzadores Rapier de la Batería T (cuatro lanzadores) se helitransporta a Teal Inlet, para proteger el nuevo puesto de mando de la Brigada de Infantería 3, que progresaba por el este de la Isla Soledad. La Brigada 5 tenía su eje de avance por el oeste de la isla.

– 3 de junio. San Carlos. Ocho lanzadores Rapier de la RAF están operativos y situados en San Carlos. Consiguen enganchar algún blanco, pero problemas electrónicos impiden los lanzamientos. Realizaran algún disparo durante la guerra, sin alcanzar objetivo alguno.  Al finalizar la contienda se trasladan al aeropuerto de Puerto Argentino para protegerlo hasta el 11 de septiembre.

– 6 de junio. Colinas Pleasent Peak, Fitzroy (02.00h.) Un helicóptero Gazelle del 656 Esc. del AAC (Army Air Corps) es destruido por un misil Sea Dart del HMS Cardiff. El helicóptero estaba transportando a dos ingenieros para resolver un problema en una estación de radio. Los cuatro tripulantes fallecieron: Sgto. 1º Griffin, Cabo 1º Cockton (pilotos), el Mayor Forge y el Sgto. 1º Baker, estos dos del Cuerpo de Señales. Parece ser que el Cardiff confundió el helicóptero con un posible avión argentino. A partir de este incidente toda la flota de helicópteros fue dotada de identificadores IFF, después de la guerra.

– 7 de junio. Cercanías Isla Borbón (09.10h.) Un reactor ejecutivo militar Learjet 35 del Grupo de Reconocimiento fotográfico 1, volando a unos 12.000 m. es destruido por un misil Sea Dart lanzado por el HMS Exeter. Los cinco tripulantes fallecen (Vicecomodoro De la Colina, Mayor Falconier, Capitán Lotufo, Suboficiales Luna y Marizza) y el avión se estrella en la Isla Borbón.  Los Learjet eran usados como guías de las formaciones de cazas, al disponer de mejores sistemas de navegación que ellos. También se usaron como aviones de reconocimiento fotográfico y radar. Durante los ataques actuaban como reemisores del radar de Malvinas, para informar a las formaciones argentinas de posibles blancos o amenazas. Los Learjet volaban a unos 40.000 pies para evadirse de la amenaza de los Sea Dart de alta cota. Ese día el reactor argentino se acercó demasiado a la flota británica.

– 8 de junio. Bluff Cove (17.35h.) Los Skyhawk argentinos atacan a los buques logísticos Sir Tristam y Sir Galahad, que transportan a la infantería de los Guardias Galeses. La zona de Fitzroy era el nuevo centro de mando y despliegue de la Brigada de Infantería 5. Los cuatro lanzadores Rapier de la Batería T (destacamento 32 A), desplegados en la zona, no respondieron al ataque, al no encontrarse sus sistemas electrónicos listos para la acción. Habían sido embarcados en los dos buques y fueron descargados antes de los ataques. El Sir Tristam fue alcanzado por dos bombas de 250 kg. lanzadas por  Skyhawk A-4B del Grupo 5 y fue gravemente dañado, sufriendo dos muertos. El Sir Galahad fue hundido  por la explosión de tres bombas de 250 kg. lanzadas por tres A-4B del Grupo 5 de la FAA, 48 personas murieron.

– 13 de junio. Este de la Isla Soledad (22.05 h.) Un bombardero Camberra B62, Grupo 2 (Capitán Pastrán eyectado y prisionero; Capitán Casado fallecido sin eyectarse) es derribado por un misil Sea Dart del HMS Cardiff. Los Camberra eran los únicos aviones argentinos que realizaban bombardeos nocturnos sobre las posiciones británicas en las islas. Esa noche dos Camberra debían bombardear Puerto Harriet (donde pensaban estaba un C.G. británico) con bombas de 454 kg. Los dos lanzaron su carga. Un posible disparo de los lanzadores Rapier de San Carlos (RAF) es informado por los británicos contra los escoltas de los Camberra (dos Mirage III), sin resultado positivo. La fragata Yarmouth dispara dos salvas de sus dos cañones de 113 mm. sin resultado contra los Mirage.

Después de la guerra, los británicos usaron parte del material capturado a los argentinos. Doce de los cañones Oerlikon 35/90 fueron integrados en el  Escuadrón Auxiliar 2729 a.a. de la RAF, destinado en la base de Waddington, junto con cuatro D.T. Skyguard,  a partir de 1985. Rompieron así su política de usar solamente misiles en la defensa a.a. El aeropuerto que defendían había sido la base de los bombarderos Vulcan que bombardearon las Malvinas. Hasta 1995 los Oerlikon protegían a los Boeing E 3 Sentry (AWACS) de la OTAN, destinados allí.

Parte del material aéreo también fue reutilizado, como un SA 330 Puma de la Prefectura Naval, transformado en un Puma estándar británico para la RAF. Un CH-47C Chinook capturado fue reconstruido y utilizado. Dos helicópteros Augusta A109A capturados fueron reutilizados por el Ejército británico, decorados como aparatos civiles y usados en misiones de apoyo al SAS. En la película “El cuarto protocolo” se pueden ver los dos aparatos junto con miembros del SAS que colaboraron en dicho film. El lanzador doble terrestre de los Exocet fue reparado y transformado después de su captura; fue llevado a Gibraltar como defensa antibuque en el estrecho.

-Conclusiones:

El Ejercito de Tierra británico confió su defensa antiaérea a los misiles Rapier, que dada su ineficacia obligó a las tropas a improvisar puestos a.a. con ametralladoras MAG de 7,62 mm., con una eficacia discutible, pero muy positiva psicológicamente. Los sistemas a.a. Rapier fueron situados protegiendo la cabeza de puente de San Carlos y emplazados en las colinas circundantes. Más adelante protegieron el avance de las dos brigadas de infantería británica. Los aviones argentinos atacaban a baja cota, ya que sus pilotos conocían el peligro de los misiles Sea Dart de alta cota, al poseer la Armada Argentina dos destructores equipados con ese sistema. Los Rapier se mostraron incapaces de enganchar a los cazas argentinos. Su guía óptica se mostró poco eficaz contra aviones a baja cota que no siguen patrones de vuelo estables. El radar de vigilancia de los Rapier y los sistemas IFF eran desconectados por los artilleros, ya que parece ser, interferían con los radares de los buques de la Royal Navy de las cercanías; por lo tanto la mejor arma del sistema Rapier fue desactivada. Este sistema de armas, una novedad en aquella época, contaba con una espoleta de impacto en el misil, confiando en la precisión impecable que, en teoría, el misil poseía. Los hechos demostraron que las espoletas de impacto son muy fiables contra blancos con una ruta fija (por ejemplo bombarderos soviéticos sobre las llanuras alemanas) pero no para cazas de ataque al suelo. En 1988 el fabricante, BAe, incorporó una espoleta de proximidad al misil, acabando con esa grave incidencia. La electrónica del sistema también dio muchos problemas y los lanzadores tardaban mucho tiempo en entrar en posición. Al acabar la guerra los británicos dieron unos porcentajes de derribos con los misiles Rapier de 14 aeronaves, más otros seis blancos probables. Algunos libros hablan de 11 misiles autodestruidos por sus operadores antes de alcanzar blancos propios, algo ciertamente preocupante. Con el tiempo se demostró que solamente consiguieron un derribo indudable y otro dudoso. Podría ser debido a que en aquellos años, BAe estaba vendiendo su nuevo producto al mundo y necesitaba una buena publicidad.

Los misiles portátiles Blowpipe consiguieron un derribo, pero adolecían de las mismas carencias ya remarcadas cuando los hemos mencionado en el bando argentino. Su sistema de guía óptico por joystick era inadecuado para batir reactores modernos. Es cierto que para helicópteros no era un arma inadecuada, aunque no consiguió ningún derribo de esa categoría en toda la guerra.

Los misiles Stinger americanos (en manos del SAS), una gran novedad mundial en aquel año, se comportaron excelentemente y Las Malvinas fueron su territorio de pruebas consiguiendo dos derribos de aeronaves de vuelo lento. Eran el futuro occidental de los misiles a.a. autónomos, siguiendo la estela del soviético SA 7, el precursor en este tipo de sistemas.

La Royal Navy desplegó los sistemas de los que disponía en sus buques de aquellos años. Misiles Sea Dart (alta cota), Sea Slug (alta cota), Sea Cat (cotas media-baja), Sea Wolf (cota media-baja) y cañones medios y ligeros de 40 y 20 mm., amén de las ubicuas ametralladoras MAG de 7,62mm. La doctrina operativa naval británica estaba enfocada a una guerra a.a. naval contra bombarderos soviéticos a gran altura sobre el Atlántico Norte. En Las Malvinas se encontraron con aguas someras, bahías, montañas cercanas a la costa etc. Un terreno para el que no disponían de las armas adecuadas.

Los misiles Sea Dart se comportaron adecuadamente, consiguiendo el mayor número de derribos con una buena ratio de eficacia. En algunos buques dieron fallos electrónicos por problemas de integración con sus radares (el HMS Invencible fue uno de los sufridores, con incidencias frecuentes). El principal fallo de los Sea Dart vino dado por sus problemas de empastamiento en los radares de tiro del sistema; el sistema tenía dificultad para enganchar blancos marcados contra el fondo de las colinas cercanas a la costa o con las olas; también sufría problemas cuando se enfrentaba a objetivos múltiples a baja cota. La altura mínima de enganche, no olvidemos que es un misil para cotas altas, era de 30 metros y los pilotos argentinos conocían este fallo del sistema (debido sobre todo al radar tipo 965 que llevaban los buques), por lo que procuraban volar por debajo de la cota de enganche. El éxito en los derribos por parte del destructor HMS Exeter fue debido a que instalaba un radar tipo 1022, más moderno y capaz que los de sus compañeros. En cotas altas, el Sea Dart, se comportó excelentemente, en cotas bajas consiguió muy pocos derribos, con bastantes desenganches.

El misil Sea Slug era un arma a.a. de alta cota de primera generación. Equipaba a dos destructores clase County (Antrim y Glamorgan). Fue diseñado como un posible misil a.a con cabeza nuclear contra formaciones de bombarderos soviéticos, aunque nunca se desarrolló totalmente. Fue retirado del servicio en 1991, pero sirvió en Malvinas sin ningún mérito. Fue disparado contra cazas Dagger a baja cota por el Antrim, el 21 de mayo (en San Carlos) y por el Glamorgan en cuatro  ocasiones, dos de ellas contra el radar argentino TPS 43. Los disparos debieron ser espectaculares, ya que el propulsor del misil era un grupo de cuatro reactores-cohete. Era un sistema anticuado, que realmente estaba diseñado para blancos a cota alta. El Sea Dart cubrió esa faceta en las islas y los dos destructores no tuvieron oportunidad de dispararlo.

El misil Sea Cat había sido diseñado para sustituir a las piezas a.a. Bofors de 40 mm. y poder ser instalado en cualquier clase de buque, al ser un sistema ligero. De nuevo nos encontramos con un misil desfasado contra los reactores modernos por su sistema de guiado óptico, en el que hay que mantener fijado el blanco y el misil con un visor. El motor subsónico del misil, con velocidad limitada, también fue causa de muchos fallos de enganche. Finalmente solamente consiguió un blanco confirmado con algunos más posibles compartidos. Un resultado muy pobre para una cantidad lanzada de unos 90 misiles.

Finalmente los Sea Wolf, que equipaban a tres buques, se mostraron muy efectivos contra la aviación a baja cota, tres derribos de seis misiles disparados. Se detectaron problemas con el radar en el enganche de blancos múltiples, pero fue el sistema más capaz que tuvieron los británicos en la guerra a.a. naval. Por desgracia para la Royal Navy, solamente tres unidades disponían de este sistema de armas y no podían estar en todos los lugares. El desempeño del Sea Wolf, una novedad en 1982, alertó a la OTAN de la necesidad de sistemas CIWS contra ataques de misiles rozaolas y aviación a baja cota, siendo una parte primordial en el diseño de los nuevos buques en las armadas occidentales.

Resumiendo, la artillería antiaérea británica se comportó adecuadamente, logrando una efectividad moderada con los medios, en teoría modernos, de los que disponía. Sus sistemas de armas estaban diseñados para una confrontación contra los soviéticos en las llanuras europeas (Rapier) o en el Flanco Norte de la OTAN (Sea Dart) contra bombarderos como los Bear y Bagder soviéticos.  El enfrentamiento contra una fuerza aérea como la argentina, con medios muy limitados, reactores antiguos (muchos de ellos sin radares) y sin contramedidas (ni electrónicas, ni chaff) no deja en buen lugar la planificación de los sistemas de armas británicos (y por añadidura de la OTAN) en la década de los 70/80. Las carencias técnicas de los sistemas británicos hubieran resultado saturadas si la aviación argentina hubiera dispuesto de chaff o góndolas ECM en sus aparatos. Mejor no imaginarnos que hubiera ocurrido en un enfrentamiento contra la aviación soviética (para lo que se habían diseñado todas estas armas), que sí disponía de esos medios. En 1982 la Marina británica estaba inmersa en un periodo de reestructuración hacia una fuerza antisubmarina y a.a. de superficie, abandonando el concepto de fuerzas de portaaviones (ese cometido correspondía a la US Navy, en el marco de la OTAN). Por todo ello se enfrentó a una guerra no planificada en el Atlántico Sur con medios que estaban terminando su vida operativa y sin que los buques sustitutos (con misiles Sea Wolf de baja cota) hubieran entrado en servicio. Los británicos hicieron lo que pudieron con los sistemas que tenían en servicio, sobreponiéndose a los fallos de electrónica e integración con los radares (Rapier, Sea Dart), los empastamientos con el mar y las colinas (Sea Dart), enganche de objetivos múltiples (Sea Dart y Sea Wolf), enganche simplemente (Sea Cat), interferencias entre sistemas (Rapier con los radares navales) y la adaptación a las valientes tácticas de ataque a baja cota de los reactores argentinos. La diferencia que marcó el resultado en la lucha a.a. entre la concepción británica y la argentina, fue, a mi modo de ver, el entrenamiento de las dotaciones y su experiencia, y no tanto los sistemas disponibles. Los artilleros a.a. británicos conocían sus medios y sus sistemas; estaban razonablemente bien entrenados, con maniobras, ejercicios periódicos y disparos en simulador o reales. Sus oponentes, los artilleros antiaéreos argentinos, adolecían de un entrenamiento tan completo y extenso como el de los artilleros británicos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Otros conflictos del siglo XX y principios del XXI, 8- Malvinas, 8-Malvinas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s