Los submarinos nucleares hundidos


Los submarinos con propulsión nuclear han pasado diversas vicisitudes a lo largo de sus corta, pero intensa historia. Actualmente hay ocho submarinos nucleares en el fondo de los océanos: dos de la US Navy y seis soviéticos.  De algunos se ha conseguido recuperar parte, pero mucho material nuclear quedó en las profundidades. Hay otros sumergibles hundidos o submarinos nucleares que sufrieron problemas o accidentes, pero aquí solamente veremos los que reposan en el fondo del mar:

–Thresher (SSN 593)

photo_2_1383861704

El submarino de propulsión nuclear de la US Navy  Thresher fue botado el 9 de julio de 1960. Tenía una eslora de 85 m., una manga de 9,8 m. y un desplazamiento de 3.420 Tm. Era propulsado por un reactor nuclear S5W y dos turbinas de vapor. su misión principal era la caza de otros submarinos, con una velocidad máxima de 33 nudos. Podía usar el sistema de misiles SUBROC, lanzado desde uno de los cuatro tubos lanzatorpedos de 530 mm. disponibles. El misil salía a la superficie y dejaba caer una cabeza nuclear de 5 Kilotones sobre el objetivo sumergido, a un alcance máximo de 55 km. Fue el primer submarino nuclear hundido en la Historia. El 9 de abril de 1963 zarpó para efectuar las pruebas finales, junto con el buque de rescate Skylark. Llevaba 129 personas a bordo (4 oficiales, 108 marineros y 17 civiles cuya misión era verificar sus prestaciones).

AR-303100355

El 10 de abril realizaba una inmersión de prueba a la profundidad máxima (400 m.). A las 09.17 se captó una transmisión confusa y el oficial encargado dijo haber oído la palabra “inmersión de prueba…”, luego el silbido del aire y el desgarro del metal. El hundimiento del Thresher fue confirmado por el batiscafo Trieste 11, que se sumergió en el lugar al cabo de cuatro meses y sacó algunas fotos de los restos. El informe de la comisión de investigación decía: “Se cree que una inundación accidental de la sala de máquinas fue la causa más probable del hundimiento del submarino nuclear Thresher, perdido el 10 de abril de 1963, 220 millas al este del Cabo Cod, con 129 hombres a bordo. La Marina considera muy verosímil que existiese un defecto en una conducción de agua de mar del Thresher, posiblemente en la sala de máquinas. La enorme presión que existe a aquellas profundidades (unos 40 kg/cm2) ocasionó una violenta entrada de agua y la consiguiente inundación, que puso fuera de servicio los circuitos eléctricos, provocando la pérdida de energía. El Thresher detuvo su marcha y empezó a hundirse. En pocos minutos llegó a su profundidad de colapso y se inundó, posándose sobre el fondo marino a unos 2.500 metros bajo la superficie”.  

Después del accidente la US Navy revisó el pecio en seis ocasiones (1963, 1965, 1977, 1983, 1986 y 1998) para detectar posibles fugas del reactor nuclear. En 1985 el famoso explorador submarino Robert Ballard (trabajando para la US Navy) examinó el submarino de nuevo con vistas a su recuperación, así como los restos del SSN Scorpion . Estas búsquedas fueron camufladas como la expedición para localizar al Titanic, lo que finalmente ocurrió casualmente.

USS_Thresher_(SSN-593)_rudder_sunk

La torre de mando del Tresher en las profundidades del océano.

–Scorpion (SSN 589)

FSM WB0413_01

El submarino nuclear Scorpion de la clase Skipjack perteneció a la Marina de Estados Unidos. Fue botado en 1959 y se declaró perdido el 22 de mayo de 1968 a las 18.44h.,tras su hundimiento. Tenía una eslora de 76,8 m., una manga de 9,7 m. y un desplazamiento de 3.600 Tm. Estaba armado con seis tubos lanzatorpedos de 530 mm. Podía usar los torpedos convencionales Mk. 37 /16, el Mk. 45 Astor (con cabeza nuclear de 11 kilotones, antisubmarino) y el Mk.48 filoguiado y diseñado específicamente para destruir submarinos nucleares soviéticos. Como sistema de propulsión tenía un reactor nuclear S5W con 2 turbinas Westinghouse y una hélice. Este tipo de reactor ha equipado a 98 submarinos americanos y al primero de los británicos. Su velocidad máxima era de 33 nudos, convirtiéndole en el sumergible occidental más rápido hasta 1974, cuando entraron en servicio los clase Los Ángeles. Su misión principal era actuar como submarino de ataque, contra otros sumergibles y contra la navegación en superficie. Fue la primera clase de submarinos que podía desarrollar todo el trayecto de sus misiones de patrulla sin emerger en absoluto y a mayor velocidad que los buques de superficie.

uss-scorpion-ssn589

En 1966 se introdujo en aguas del Mar Negro y consiguió filmar (a través del periscopio) el lanzamiento de misiles soviéticos. Fue descubierto y logró evadirse. A finales de 1967, el Scorpion partió de Norfolk (Virginia) para un despliegue en el Mediterráneo. Durante la travesía sufrió varias averías mecánicas en los sistemas de refrigeración y un incendio de origen eléctrico. Ya de vuelta al Atlántico, dos de los tripulantes dejaron el submarino en la base naval de Rota (uno por problemas familiares y otro por problemas médicos). El Scorpion informó que había localizado un submarino soviético y buques de guerra y que los seguiría; el submarino intentó comunicarse con Rota (estación principal europea en el Atlántico) por radio, aunque sólo pudo ponerse en contacto con Grecia. Seis días más tarde, desde Virginia se informó que el submarino no había regresado. Sobre las causas del hundimiento se barajan diversas hipótesis: un ataque o una colisión con un submarino soviético, una explosión interna de un torpedo Mk. 37 o una avería de algún sistema del submarino que lo hizo irse al fondo, donde fue aplastado por la presión. El sistema SOSUS (sistema de escucha por redes de hidrófonos en el Atlántico, destinado a detectar la presencia, por triangulación, de submarinos soviéticos) detectó 190 segundos de sonidos con la implosión del submarino a unos 600 m. de profundidad, sin ninguna explosión anterior. Una de las estaciones de seguimiento SOSUS estaba situada en Puerta Naos (Isla de la Palma/Canarias). Parece ser que el Scorpion fue sometido a una carena completa unos meses antes, que se realizó en un tiempo menor del habitual, a modo de experimento. Algunos expertos achacan a algún fallo de mantenimiento el accidente del submarino. La exploración llevada a cabo por Ballard en 1985 confirmó que el Scorpion no había sido alcanzado por ningún torpedo y que el reactor nuclear estaba aislado e intacto. A Ballard le restaban 12 días de misión, después de revisar al Tresher y al Scorpion, que aprovechó para buscar al Titanic, al que finalmente encontró.

USS_Scorpion_(SSN-589);U136658

El SSN 589 permanece a 740 km al suroeste de las Islas Azores, a 3.000 m. de profundidad en el Océano Atlántico. En su interior siguen dos cabezas nucleares W34 de los torpedos Mk.45 y el reactor. Los 99 tripulantes fallecieron (12 oficiales, 11 suboficiales y 76 marineros).

–K-27

DSC_0966

El submarino nuclear de la Armada Soviética K-27 pertenecía a la clase November (siendo la única unidad del subproyecto 645), primer tipo de sumergible soviético con propulsión nuclear. Entró en servicio en octubre de 1963. Tenía una eslora de 109,8m., una manga de 8,3 m. y un desplazamiento de 4.200 Tm. Estaba alimentado por dos reactores nucleares experimentales VT-1 refrigerados por metal liquido, que propulsaban dos turbinas y dos hélices. Podía alcanzar una velocidad de 30 nudos en inmersión. Estaba armado con 8 tubos lanzatorpedos de 533 mm a proa y dos de 406 mm a popa con un máximo de 20 torpedos tipo 53 o 65 de 533 mm. (de ellos seis con cabeza nuclear de 15 kilotones) y dos torpedos de 406 mm. La clase November sufría problemas de radiación en sus compartimentos y de entrenamiento con los sistemas de propulsión nuclear. el sistema de refrigeración por metal necesitaba una limpieza periódica, ya que la oxidación del liquido afectaba a las tuberías del reactor, lo que fue , seguramente, la causa del accidente. Su misión principal era actuar como submarino de ataque. A pesar del diseño optimizado del casco para reducir el ruido, las vibraciones de los reactores les hacían buques más ruidosos que sus contemporáneos americanos.

El 21 de abril de 1964 zarpó para una misión sumergido de 52 días en el Atlántico, siendo condecorado su capitán como Héroe de la Unión Soviética, el mayor honor de la URSS. En agosto de 1965 el K27 fue enviado al Mediterráneo, donde consiguió infiltrarse en unas maniobras navales americanas, llegando a poner a tiro al portaaviones USS Randolph, sin ser detectado.

k27sh

El K27 en el centro de la flota de la US Navy, en el Mediterráneo 

El 24 de mayo de 1968, mientras navegaba sumergido a máxima velocidad, el K27 tuvo una repentina pérdida de potencia en uno de los reactores. De pronto el nivel bajó del 83% al 7%, deteniéndose las maquinas.La tripulación no pudo restaurar el nivel de refrigeración adecuado y los gases radioactivos comenzaron a fugarse en la sala de maquinas del reactor. Se cerró el  el compartimento , pero los conjuntos de barras de combustible ya habían sufrido importantes daños. Nueve tripulantes perecieron por efecto de la radiación y el resto de los 113 marinos fueron afectados también. En 2013 solamente 56 tripulantes sobrevivían, con diversas enfermedades. El K-27 regresó a puerto usando el otro reactor, a la Bahía de Gremikha, en la Península de Kola, donde se intentó solucionar el problema nuclear consiguiendo poner en marcha el reactor y se planeó cortar la parte afectada de la nave y sustituir la sección completa con otro reactor. Finalmente se decidió, en contra de las normas internacionales de control atómico, hundir el submarino en la Bahía Stepov (Mar de Kara) a 33 m. de profundidad, sellando el compartimento de reactores, en espera que la tecnología permita desmontar este tipo de sistema refrigerado por metal liquido, ya que actualmente no existe solución.

k-27_dumping

El K27 en el momento de hundirse en el Mar de Kara

-Submarino K-8, Armada Soviética. Hundido el 12 de abril de 1970 a 264 millas del Cabo de Finisterre (La Coruña).

800px-November_class_SSN_627_project_svg

1

El k-8 antes de hundirse en el Atlántico, fotografiado por la US Navy.

El K-8 era un submarino nuclear de doble casco de la clase November, proyecto 627 A. Con una eslora de 107 m y un desplazamiento de 4.000 Tm,  fue construido en el astillero de Severodvinsk, entrando en servicio en 1960. Estaba armado con ocho tubos lanzatorpedos de 533 mm. y su tripulación era de 105 marinos. Estaba asignado a la Flotilla del Mar Blanco, en la bahía de Gremikha, a su vez perteneciente a la Flota del Norte, con base en Severomorsk, cerca de Murmansk, en la península de Kola. El 8 de abril se encontraba participando en las maniobras OKEAN-70, cerca del Cabo de Finisterre, unos cortocircuitos provocaron unas chispas, a causa de las cuáles se desarrollaron dos fuegos simultáneos en el sistema de aire acondicionado de los compartimentos tercero (central) y séptimo, mientras se encontraba en inmersión a una profundidad de 120 m. Los dos reactores nucleares de agua a presión de 70 Mw. cada uno, fueron apagados. El submarino pudo emerger, pero la tripulación fue incapaz de extinguir los fuegos. Mientras el submarino era remolcado hacia su base en medio de fuertes vientos y grandes olas el agua empezó a entrar. Se sopló aire a los tanques de lastre principales en un intento de mantener a flote el navío. El 10 de abril los depósitos de aire comprimido estaban vacíos y el agua comenzó a inundar los compartimentos siete y ocho. Al atardecer del día diez los supervivientes de la tripulación fueron evacuados al buque búlgaro “Avior”. A las 06:20 de la mañana (hora de Moscú) del 12 de abril el submarino se hundió a consecuencia de la pérdida de estabilidad longitudinal, por inundación de los compartimentos de popa del casco de presión. Como resultado del accidente murieron 52 personas, incluido el capitán del navío, Vsevolod Borisovich Bessonov. Sobrevivieron 73 marinos. La actuación de los miembros de la tripulación, muchos de los cuáles pagaron con su vida, evitó una explosión nuclear térmica a  pocos kilómetros de la costa española, ya que consiguieron restablecer la protección de las barras de control de los reactores nucleares. Los detalles de este accidente permanecieron secretos hasta el año 1994. El K-8 ya había sufrido otro accidente con fuga de radiación en 1960, en el Mar de Barents. Los restos del submarino K-8, incluyendo sus dos reactores nucleares y cuatro torpedos con cabeza atómica además de otros 16 torpedos con cabeza convencional, hasta completar su dotación de 20, permanecen sobre el fondo marino a 4.680 m de profundidad, 490 Km. al noroeste de las costas de Galicia.

–K-219

ussr-project-667a-navaga-yankee-class-ssbn-submarine

Submarino soviético de propulsión nuclear tipo Yankee I (proyecto 667). Fue el primer tipo de sumergible soviético capaz de lanzar sus misiles nucleares sumergido, siendo el equivalente a los 41 buques con sistemas Polaris americanos, introducidos entre 1960/67. La URSS introdujo en 1961 los clase Hotel (el famoso K19 era uno de ellos) pero solamente llevaban tres misiles balísticos que debían dispararse en superficie.  Los Yankee, sus sucesores, fueron la espina dorsal de la flota de SSBN de la URSS durante toda la Guerra Fría. En 1968 apareció la clase Yankee, apodada así por su parecido con los SSBN americanos clase George Washington. El parecido era superficial y obedecía a la adopción de una disposición idéntica de silos (16 en posición vertical tras la vela, de 10,1 x 1,7 m.) e hidroplanos en la torre. Sin embargo los soviéticos eran superiores en tonelaje, protección (doble casco), fiabilidad (dos ejes y dos reactores), velocidad en inmersión (28,3 nudos en pruebas) y cota operativa (320 metros), pudiendo lanzar sus misiles desde más profundidad (hasta 50 metros) y navegando más rápido (unos 4 nudos) aunque a pesar de todo seguían siendo muy ruidosos. Además, como la industria soviética no había podido conseguir un combustible sólido decente, los misiles R-27 de los Yankee eran de propulsión hipergólica (mezcla de dos líquidos, en un proceso delicado) con 2.500 kilómetros de alcance, frente a los 4.600 de los Polaris A3. Fue comisionado el 31 de diciembre de 1971, con una eslora de 129,8 m., una manga de 11,7 m. y un desplazamiento de 9.300 Tm. Estaba propulsado por dos reactores nucleares de 89,2 Mw cada uno. Su tripulación era de 120 hombres y estaba armado con 16 misiles balísticos intercontinentales (ICBM) R27 U (SS-N-6 con una cabeza nuclear única de 1 megatón o tres de 200 Kt. con una precisión de 1.500 m. con unos 2.400 km. de alcance), 4 tubos lanzatorpedos de 533 mm.(pudiendo equipar dos con cabezas nucleares de 6 Kt.) y dos de 406 mm. Su velocidad máxima sumergido era de 27 nudos. Su misión era actuar como plataforma de lanzamiento de misiles nucleares sobre objetivos de máxima prioridad y sistema de primera respuesta de la URSS. Esta clase de buques son denominados SSBN. En la época de la Guerra Fría la US Navy mantenía continuamente 21 SSBN desplegados en el mar, mientras que los soviéticos preferían mantener entre 7 y 14, con algunos más en alerta en las bases navales. Habitualmente tres Yankees estaban estacionados en el Atlántico, para atacar la mitad este de los EEUU. Los SSBN realizaban patrullas sumergidos a distancia de tiro de sus objetivos, como parte de la triada nuclear de disuasión (silos terrestres de misiles ICBM, bombarderos con misiles nucleares y submarinos SSBN). Los submarinos de lanzamiento solían ser escoltados por sumergibles SSN, de propulsión nuclear con la misión de cazasubmarinos, destrucción de los SSBN enemigos y antisuperficie. A bordo de los Yankee viajaban un oficial politico y un agente del KGB, que debían autorizar el lanzamiento de misiles con una tarjeta perforada, aparte de recibir un código de lanzamiento vía radio.

K-219_map

En septiembre de 1986, en pleno despliegue acelerado de más SSBN de los habituales, el K 219 salió de patrulla con una tripulación de 32 oficiales, 38 suboficiales y 49 marineros. Todos ellos pertenecían a la dotación del K241 y ademas el 38% estaban comisionados desde otros buques, por lo que su conocimiento de las particularidades del K219 se sumaba a la baja calidad general de las tripulaciones soviéticas de la época. No hay que olvidar que la URSS era un país de población poco tecnológica y sus marineros provenían de la conscripción. El 3 de octubre de 1986, a las 21:14h. durante su patrulla de rutina en las Bermudas, a 85 m. de profundidad, el silo número seis, con filtraciones de agua desde que zarparon, comenzó a inundarse. A las 21:38 h. el agua se mezclo con combustible del misil y se produjo una explosión que hizo saltar la tapa exterior del silo (a 46 m. de profundidad), perdiéndose la cabeza/cabezas nucleares del misil. La nube venenosa de combustible oxidante inundó algunos compartimentos del submarino, llegando a las salas de los reactores y fugas de agua anegaron tres compartimentos principales. Se ordenó emerger y buques mercantes soviéticos se acercaron para rescatar a la tripulación. La US Navy detectó la explosión a través del sistema SOSUS y descubrió cuan cerca estaban las áreas de patrulla de los SSBN soviéticos del territorio continental de los EEUU. Al día siguinete se intentaron apagar los reactores, pero uno de ellos debía hacerse manualmente. Tras intentarlo dos marinos, sin éxito, en medio de gases toxicos y 55º C de calor, un solitario marinero, Sergei Preminin regresó al reactor a terminar el trabajo. Consiguió bajar las barras de control y parar el reactor, pero mientras estaba en ello se ordenó ventilar a la atmósfera de los compartimentos VIII, IX y X permaneciendo el VII (donde estaba Preminin) contaminado con gas y presurizado. Cuando quiso regresar al VIII, la sobrepresión le impidió a él y a sus compañeros del otro lado abrir la escotilla. Recibió instrucciones de abrir una válvula de ventilación, pero agotado como estaba no pudo hacerlo y murió junto al intercomunicador, supuestamente por estrés térmico.

K219-DN-SC-87-00808
Imagen del K 219 donde se aprecia el silo número seis soltando gases tóxicos

El capitán Britanov logro sacar a superficie la nave, y recibió órdenes de la Flota de ser remolcado hasta su base de Gadzhiyevo a unos 7,000 kilómetros de distancia. El submarino comenzó a despedir humos tóxicos por lo cual el capitán ordenó a su tripulación abandonar la nave y dirigirse al remolcador. Cinco oficiales permanecieron en el buque. El día 6, a las 03:03h. solamente el capitán se encontraba en la vela, cuando el submarino se hundió, saltando Britanov a una balsa. El K219 reposa a 1090 km. de las Bermudas y a unos 5.600 m. de profundidad, con 4 tripulantes en el interior, dos reactores nucleares y 15 misiles SSN 6 con entre 15 y 45 cabezas atómicas.  Es la mayor cantidad de plutonio sumergida del mundo. Seis tripulantes fallecieron en el accidente.

K-219_11-Foto_9

— K-278 (SSN Komsomolets)

photo_1_1401784618

El K-278 fue botado en 1983. Era un submarino de ataque SSN de la clase Mike, proyecto 685. Era un caso único hasta entonces, al tener el casco interior de titanio. Alcanzó el récord de inmersión mundial de 1.020 metros. Su  misión principal era el lanzamiento de torpedos y misiles de crucero convencionales o nucleares contra otros submarinos u objetivos terrestres cercanos. Su armamento estaba compuesto por seis tubos lanzatorpedos de 533 mm. (para torpedos tipo 53/65, algunos con cabeza nuclear) y misiles antisubmarino SS-N-15 Starfish/Vyuga (similares al concepto SUBROC americano, con 45 km. de alcance) lanzables desde los tubos de 533 mm. y con posibilidad de llevar una cabeza nuclear de 200 Kt. Tenía una eslora de 117,5 m., una manga 10,7 m., un desplazamiento máximo de 8.000 Tm.y estaba alimentado por un reactor nuclear de 190 Mw, a una sola hélice, que le daban una velocidad máxima de 30 nudos en inmersión. Era un buque automatizado, por lo que su tripulación era menor de la habitual en la Armada Soviética: 33 oficiales, 21 suboficiales y 15 marineros.

15 SOVIET K-278 Komsomolets

El 7 de Abril de 1989, a las 11.00h., mientras realizaba su primera patrulla, el submarino K-278, se incendió y se hundió en el Mar de Barents, al norte de Noruega. Mientras estaba sumergido a 335m., al sureste de la Isla Bear (Noruega), sufrió un incendio la sala de maquinas de popa del buque, el fuego se propagó por los cables eléctricos y muchos de los sistemas de seguridad fallaron. Once minutos después de iniciado el fuego pudo salir a flote y mantenerse en la superficie durante 5 horas aproximadamente, antes de hundirse. Los incendios eléctricos hicieron detenerse al reactor y dejaron sin potencia al buque. A las 16.47h., cuando el submarino se hundió cinco oficiales estaban a bordo, entre ellos el capitán. Escaparon en la capsula eyectable de socorro, pero ésta estaba llena de gases tóxicos y solamente uno de ellos llegó con vida a la superficie. De los 42 miembros de la tripulación que fallecieron, 4 lo hicieron por el incendio y el resto por hipotermia y ahogamiento en las aguas en las que esperaban el rescate.

csm_685_02_edbca9d55d

El submarino se encuentra en la actualidad hundido a 1.600 m. de profundidad a 250 km. de la Isla Bear. En su interior sigue estando el reactor nuclear y dos torpedos armados con cabezas nucleares, ademas de otros ocho convencionales.

–K-141 Kursk

OscarII,large

El Kursk, fue botado en 1994 y puesto en servicio en 1995. Pertenecía  a la clase Oscar II, con doble casco, de los que trece fueron fabricados. Su misión principal, como el mayor SSN del mundo era cazar a los grupos de batalla de portaaviones de la OTAN en en el Atlántico y en el Ártico. Su casco estaba especialmente diseñado para combatir y navegar entre los hielos polares y permanecer más de 150 días de patrulla sumergida.  Tenía un desplazamiento: 14.700 toneladas en superficie y 18.000 toneladas en inmersión. Eslora de 155 m., manga de 18,2 m., un puntal de 9,2 metros y una velocidad máxima en inmersión de 32 nudos. La profundidad máxima alcanzable era de 500 m. Propulsión: 2 reactores nucleares, 2 turbinas y 2 hélices de 7 palas. Armamento: 6 tubos lanzatorpedos (2 de 533 mm y 4 de 650 mm. para torpedos T40 o misiles antisubmarinos SS-N-15/16), 24 lanzadores verticales de misiles SS-N-19 Granit con cabezas convencionales o nucleares de 500 kt. Estos grandes misiles tienen un alcance de 500 km. y son antibuque, destinados a atacar a los grupos de portaaviones de la OTAN. Su casco tenía  10 compartimientos estancos: I-Torpedos, II-Comando y Control, III Tableros eléctricos, IV-Alojamientos, V y V bis-Estaciones varias, VI-Reactores, VII y VIII Turbinas y IX-Motores eléctricos. Como equipos de rescate contaba con: una cámara de escape de emersión independiente para toda la tripulación (instalada en la vela), trajes especiales presurizados para escape individual desde 100 m. de profundidad, boya de emergencia y señales y escotillas de escape de emergencia en los compartimientos I y IX.

20090106031931-30165-v

El Kursk con tres compuertas (cada una pertenece a dos lanzadores de misiles SS-N-19) abiertas. Se pueden ver las cabezas de los seis misiles, en sus tubos inclinados 45º.

El 10 de agosto del 2000 el K-141 Kursk zarpaba de la Base Naval de Vidiayevo, en
la península de Kola, para unirse a los ejercicios de verano de la Flota del Norte en el
Mar de Barents. Estaba dotado de una tripulación de 118 hombres. A las 8:51 del día
12, el comandante del submarino pidió autorización, para realizar un ejercicio de
lanzamiento de torpedos, aquél iba a ser su último mensaje y poco después daría inicio
a lo que sería la operación de salvamento de submarinos más larga y peor gestionada
de la historia.

A las 11:30 de ese mismo día, el Sistema de Detección Sísmica Noruego (NORSAR),
registró dos explosiones: la primera a las 11:29 con una magnitud de 1,5 en la escala Richter (equivalente a 100 kg. de explosivos) y la segunda a las 11:31h. con una magnitud de 3,5 (equivalente a 2 toneladas de TNT). También las habían registrado los submarinos USS Memphis, Toledo y el HMS “Splendid”, y los buques de inteligencia USS Loyal y el noruego Marjata, todos de patrulla en la zona como observadores de los ejercicios rusos. A las 23:30h. se declaro que el Kursk se hallaba en una situación de emergencia y de inmediato se iniciaron las operaciones de búsqueda. Por entonces ya había llegado a la zona el buque de rescate Mikhail Rudnitskiy transportando dos vehículos de rescate submarino Priz. Al producirse el accidente en esas fechas, había luz prácticamente las 24 horas del día.El 13 de agosto el sonar del Pyotr Velikiy detectó una anomalía en el fondo a 60 millas al norte de la península de Kola y a 120 de la Base Naval de Severomorsk.  El Kursk yacía en el fondo del mar, a una profundidad de 108 metros. Había recorrido 400 metros entre las dos explosiones. Ya entrada la mañana, dos aviones de reconocimiento rusos IL-38 pudieron avistar en el área una mancha de combustible y restos de basura (lanzada por los tripulantes para señalar su posición).
Los primeros intentos del rescate empiezan a las 10 de la mañana del día 14. A las 18:00 y 18:30h., el buque de rescate Altay realiza, sin éxito, los primeros intentos
por llegar al Kursk con una campana de salvamento la cual posee capacidad de
evacuar a 15 personas. A las 19:30h., un vehículo de rescate submarino Priz encuentra al “Kursk” en el fondo pero, debido a la fuerte corriente, embiste el casco y debe volver a la superficie. La escora observada era de 20/25° a babor y no de 60° como se había supuesto en un principio. Media hora después realiza un segundo intento, pero falla en encontrar al Kursk. A lo largo de todo el día, repetidos golpes en código Morse desde el interior del casco fueron registrados en los sonares, (el día 18 fueron decodificados y decían “SOS Agua”), se había creído que eran ruidos de algún mecanismo o provenientes de un submarino extranjero y por eso no se les tuvo en cuenta. Entre tanto, se desconocían las condiciones existentes dentro del submarino. De acuerdo con las autoridades rusas, ambos reactores se habían parado automáticamente por un procedimiento de emergencia, por lo cual no podían volver a ponerse en funcionamiento. Esto dejaba al buque sin energía para calefacción, iluminación y purificación de aire. Tampoco se pudieron conectar al submarino mangueras para renovar el aire de sus compartimientos, contaminados por CO2, y controlar la inundación. Por primera vez pudieron tomarse imágenes del “Kursk”, con una cámara de TV arriada desde un buque de salvamento. Mostraban enormes daños en la proa y la amura de babor. La vela, la cámara de escape insertada en ella y los periscopios izados, estaban dañados también. Alrededor del buque había restos de piezas internas y faltaba la tapa de un par de tubos de misiles. Los intentos rusos por acoplar sus vehículos de rescate continuaron el día 16: dos”Priz” realizaron, cuatro intentos obstaculizados por la corriente y la poca visibilidad.  Fuertes vientos y olas dehasta 4 metros obligaban a interrumpir por horas las operaciones. Ese día cesaron los golpes de socorro desde el interior del casco. El día 16, fracasan varios intentos de acoplamiento a la escotilla de escape, tanto del”Bester” como de una campana de salvamento. Finalmente después de 4 días los rusos aceptaron la ayuda ofrecida desde el extranjero.
A las pocas horas, Gran Bretaña, en una acción coordinada con Noruega, envió desde
Escocia hasta Trondheim, Noruega, un avión “Antonov” con su vehículo de rescate LR-5, el ROV Scorpio 45 y tres aviones C-130 con equipos adicionales. Los noruegos
desplazaron de inmediato allí un equipo de buzos de gran profundidad que se
encontraba trabajando en Haltenbanken, (con entrenamiento militar, aunque no eran
parte de la Armada noruega sino de la empresa Stolt Comex Seaway). El día 17, dos
buques noruegos zarparon del puerto de Trondheim para dirigirse a la zona del
siniestro: uno, el “Normand Pioneer” llevando ingenieros, médicos, un helicóptero, el
ROV y el LR-5 con su equipo soporte de 21 personas y otro, el “Seaway Eagle”, con el
equipo de buzos noruegos. Previamente en Kirkeness, Noruega, se habían recibido las
instrucciones para construir un dispositivo adaptador del asiento del LR-5 a la escotilla del Kursk. El vehículo británico podía adosarse al casco aun estando éste con una pronunciada escora. La necesidad de contar con información detallada y confiable del siniestro y de las condiciones en el lugar, era imprescindible para los buzos y el equipo del LR-5, pero los rusos la no daban ninguna información.
El día 18, los vehículos de rescate rusos pudieron acoplarse 15 veces a la escotilla, pero
fracasaron en expulsar el agua de la exclusa y abrir la escotilla del submarino. Esto hizo pensar que podía deberse a una deformación en la escotilla como resultado de la
explosión o que alguien había tratado infructuosamente de escapar por ella dejándola
trabada.

hqdefault
A las 13:15h., tres buzos noruegos fueron bajados en una campana (a la que quedaban ligados por cables y mangueras) y como resultado de su inspección estimaron que todo el casco estaba inundado, y que sólo podría haber supervivientes en los compartimientos VII y VIII. Dos buzos noruegos, con sendos intérpretes, fueron trasladados de inmediato en helicóptero a otro submarino Oscar para estudiar de urgencia los mecanismos de la tapa escotilla y de la capsula de escape.Durante la tarde y la noche, los buzos noruegos, divididos en 4 grupos de 3 cada uno, dirigieron todos sus esfuerzos a abrir la escotilla externa del noveno compartimiento. A las 7:45 del día 21, después de superar algunas dificultades técnicas, pudieron hacerlo sólo para encontrar que el compartimento de escape se hallaba inundado y sin tripulante alguno en su interior. A la 13:00, cuando abrieron la escotilla interna, el aire remanente contaminado venteó hacia afuera. Introdujeron entonces una cámara de TV submarina con la que pudieron confirmar que el compartimiento se encontraba completamente inundado. La cámara mostró también el cuerpo de un tripulante atascado en el interior que los buzos intentaron extraer con un robot, pero sin éxito. Ya no había personal con vida, lo cual hacía innecesario el empleo del LR-5.Tras superar las fricciones de los primeros días, los coordinadores a cargo de la operación llegaron a la conclusión de que toda la tripulación había perecido y que eso daba fin a la participación del grupo extranjero en el rescate. Esa misma tarde, el Gobierno ruso anunció oficialmente la pérdida de los 118 integrantes de la tripulación y volvió a insistir con la teoría de que el “Kursk” había tenido una colisión con un submarino británico, aunque de ello no tenía ninguna evidencia. La causa más probable fue la explosión del combustible de uno de los  torpedos que iban a bordo. La compuerta estanca que separaba la sala de torpedos del resto del submarino, se había dejado abierta antes del disparo. Aparentemente, esta era una práctica común por el exceso de aire comprimido que era expulsado a la sala de torpedos cuando se disparaba un arma. La puerta abierta permitió a la onda expansiva propagarse a través de los dos primeros de los nueve compartimentos en el enorme submarino, probablemente matando a 7 hombres en el primer compartimento y al menos hiriendo o desorientando a los 36 hombres del segundo compartimento. Tras la primera explosión, la onda expansiva se propagó a más compartimentos, incluyendo el puesto de mando, llenándolos de humo y llamas.

Después de la explosión, se cree que el capitán intentó ordenar un soplado de emergencia, el cual hace que el submarino ascienda rápidamente a la superficie, pero el humo le venció. La boya de emergencia, diseñada para soltarse del submarino automáticamente cuando se detectan situaciones de emergencia, como un cambio brusco de la presión o fuego, y que debía ayudar a los rescatadores a encontrar el submarino siniestrado, no se desplegó. Había resultado que en el verano anterior, en una misión en el Mediterráneo, los temores de que la boya se desplegara revelando por tanto la posición del submarino a la flota estadounidense, llevaron a desactivarla.

Minutos después tuvo lugar una explosión muchísimo mayor debida a que elKursk había colisionado con el fondo marino donde se produjo la explosión de más torpedos.  La explosión dejó abiertos el tercer y cuarto compartimentos pero se salvó el del reactor nuclear, que quedó desactivado con el descenso de las barras y protegido por una pared de 13 cm. de hormigón.

147966

El Kursk después de ser reflotado. La proa no está presente, apreciándose todas las compuertas lanzadoras de misiles Granit abiertas, el doble casco de la nave y el casco despedazado justamente delante de la torre de mando.

En el año 2000 buzos noruegos y rusos bajaron en una campana y rescataron algunos cadáveres de los marinos rusos. Allí descubrieron una nota, en el cuerpo del Teniente Kolesnikov, que decía que la mayoría habían muerto por la explosión del día 12 y los 23 supervivientes se había refugiado en el compartimento  IX. El submarino fue reflotado por un equipo holandés de la empresa Mammoet y Smit International en 2001 bajo el temor de que explotara durante el reflote, debido a los explosivos que aún se encontraban dentro.

K-159 

350_K3_November_02

En la imagen un modelo de un submarino gemelo al K159

E l K 159 era un submarino perteneciente a la clase “Kit” (ballena, en ruso), según la denominación soviética, o “November” en la clasificación de la OTAN,  era un buque gemelo al K8, comentado anteriormente. Había entrado en servicio el 9 de
octubre de 1963. El 2 de marzo de 1965 sufrió una fuga radioactiva en la sala de turbinas. El 30 de mayo de 1989 se le declaró fuera de servicio, después de una ultima misión operativa donde sufrió numerosos problemas de flotabilidad y entrada de agua en el casco. Fue depositado, junto a otros 16 submarinos nucleares, en Gremika, en espera de ser desactivados sus reactores nucleares. Dado el pésimo mantenimiento y la crisis rusa de la época, permaneció 14 años sin ninguna clase de atención.

k-1591

El 28 de agosto de 2003 comenzó a remolcarse hacia el astillero de Polyarny, donde sería desmantelado. 10 marinos rusos (6 oficiales y 4 suboficiales) tripulaban la nave, que iba reforzada con pontones flotantes. El día 30 de agosto, a las 01.20h., a a cinco kilómetros al noroeste de la Isla Kildin, en el Mar de Barents, una tormenta soltó alguno de los pontones. A las 03.00h. el submarino se hundió hasta los 200 m. de profundidad. Siete de los tripulantes quedaron atrapados dentro, dos cuerpos se recuperaron flotando y un oficial fue rescatado con vida de las frías aguas.

3047775191_337b8b1ae0_b

Imagen del K 159 en el fondo del mar, tomada por un sonar de gran resolución de la compañía británica Adus, contratada por el gobierno ruso para revisar el pecio marino.

El K 159 permanece hundido a 238m. con sus dos reactores nucleares con carga atómica en su interior. El armamento ya había sido desmantelado.

 

Fuentes: Archivos personales, Maquinas de Guerra, Histamar, US Navy, navsource, wikipedia, Hector Galisteo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 7. Estudios histórico-culturales, 7. Otros conflictos del siglo XX y principios del XXI, Ejército soviético Guerra Fría, sucesos/incidentes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s